miércoles, 1 diciembre 2021 11:13

Cómo mejorar la calidad del sueño: expertos de ColchonClub nos dan las claves

Según la Sociedad Española de Neurología (SEN) más de 4 millones de adultos españoles sufren insomnio crónico. La sociedad advierte que las cifras se elevan cuando se trata del insomnio transitorio. Los expertos de ColchonClub explican cómo mejorar la calidad del sueño sin hacer uso de benzodiacepinas.

Los últimos datos de insomnio en la población española son preocupantes, tal como puede deducirse del estudio publicado por la Sociedad Española de Neurología (SEN). Al menos, un 25 – 30 % de la población adulta padece problemas de insomnio transitorio y un 10 – 15% lo sufre de manera crónica; este último porcentaje equivale a unos 4 millones de españoles adultos. Los expertos advierten, así mismo, que el problema puede tratarse en un 70% de los casos con terapia conductual/cognitiva y advierten que el uso de benzodiacepinas como tratamiento para el insomnio no debe superar en ningún caso la duración de 12 semanas, puesto que puede aumentar el riesgo de padecer Alzheimer. Según los expertos del descanso, la comodidad y la calidad del sueño ColchonClub lo primero que hay que hacer es detectar cuál es la causa del insomnio. “Pueden existir diferentes motivos por los cuales una persona puede estar padeciendo insomnio. En la mayoría de los casos suele ser por el estrés, pero hay otros motivos que también influyen de igual manera y pasan totalmente desapercibidos”, comentan.

Para los expertos en el descanso, la relajación de una persona y la calidad del sueño tiene mucho que ver con la utilización de un colchón adecuado. “Hay veces que la persona puede estar padeciendo de insomnio sin saber que la culpa de ello es su colchón”, indican. La mejor forma de comprobar si el colchón está para cambiar, dicen, es durmiendo en otro y fijándose en si se descansa mejor en él. Explican que el motivo de ello puede deberse a que el colchón de la persona que padece insomnio puede no ser de calidad o, quizá, no se ajusta a sus necesidades. “Al elegir un colchón uno debe fijarse en la firmeza del producto y en los materiales con los que ha sido fabricado el colchón. Esto influirá en cómo nuestro cuerpo se adapta a él y también en si nos da calor o nos resulta frío, por ejemplo”, matizan. Los colchones pueden ser de muchos tipos, agregan, pero los más destacados son los de espumación con o sin viscoelástica, los de muelles y los de látex. “Cada uno de ellos ofrece unas prestaciones distintas y son más o menos recomendados en función de la complexión de la persona, de la edad, de la temperatura corporal y de la posición en la que duermen”, especifican.

Ahora bien, desde ColchonClub.es indican que uno de los principales problemas de no descansar y dormir bien en la cama tiene que ver con el desgaste del colchón. “Se debe tener en cuenta que estos productos tienen una vida útil de 10 años, aproximadamente, por lo que cuando pasa este periodo es posible que el colchón no ofrezca las mismas condiciones que antaño”, expresan. Desde el portal especializado en descanso agregan que un colchón antiguo suele estar desgastado y deforme. Esto a la larga repercute en la calidad del sueño, pero también puede ocasionar serios problemas en la espalda más allá del dolor muscular, como las desviaciones en la columna, advierten.

Consejos para mejorar la calidad del sueño, lo que debemos hacer antes de dormir

Los expertos especializados en el descanso ColchonClub son conscientes de que muchas veces los problemas de insomnio son ocasionados por los hábitos de las personas y que estos repercuten inconscientemente en la calidad del sueño. “Hay muchos factores que afectan a la calidad del sueño. A veces, cambiar uno o más hábitos puede resultar de gran ayuda para poner solución al problema”, expresan. Los profesionales hablan de la alimentación y bebidas que se consumen antes de acostarse y durante todo el día. Explican que las bebidas con cafeína, como es el café o los refrescos —e incluso los diferentes tipos de té—, deben consumirse al menos con una antelación de 4 a 6 horas antes de acostarse. Así mismo, recomiendan no beber alcohol por la noche ya que este puede influir en que la persona se despierte más veces durante la madrugada con la necesidad de ir al baño.

En cuanto a los hábitos saludables se refiere, los expertos recomiendan acostarse en un horario regular todas las noches, pero también despertarse a la misma hora todos los días, incluidos los fines de semana. Otra de las cosas que recomiendan desde Colchon Club es evitar los pensamientos ansiosos por la noche. “Se debe reservar tiempo durante el día para poder buscar soluciones a los problemas que nos angustian. Así mismo, puede utilizarse una libreta en la cama para anotar los pensamientos y las preocupaciones que provocan el insomnio, esto resulta de gran ayuda para liberar tensión”, resaltan. Los últimos estudios revelan, por otro lado, que el uso de los smartphones antes de dormir activa el cerebro, dificultando la relajación y la conciliación del sueño, así que su uso debe estar limitado antes de acostarse.

Consejos a tener en cuenta cuando estamos en la cama

Por último, los expertos en descanso dan una serie de conejos a tener en cuenta en el momento de acostarse, una vez que ya se está en la cama. Recomiendan utilizar la cama únicamente para dormir, pero no para ver la televisión o para leer. “Un poco de ligera lectura puede ayudar a dormir, pero si lo que se busca es acabarse el libro, entonces lo más recomendado es leer en otra habitación. La cama te permite desconectar y relajarte, y debe usarse con dicho fin”, indican. Independientemente de las prestaciones y las características de cada tipo de colchón, desde el portal recomiendan que este sea lo suficientemente grande para poder estirarse con comodidad, aunque se duerma con la pareja. Desde Colchon Club recomiendan, por otro lado, la utilización de tapones o, incluso, dormir en otra habitación si los ronquidos del compañero o compañera impiden dormir a la persona con insomnio.

Por último, aconsejan limitar el ruido del hogar durante la noche o disimularlo con un sonido bajo constante, como el de una radio sintonizada o el de un ventilador a baja velocidad. Indican, así mismo, que el dormitorio debe permanecer fresco y oscuro para dormir mejor.


- Publicidad -