domingo, 28 noviembre 2021 15:39

Nicolás Barilari (Finaer): «El número de pisos en construcción no llega al 10% de lo necesario»

Una de las principales brechas que existen ahora mismo entre inquilinos y propietarios es la poca confianza entre dos partes que están destinadas a entenderse. Si bien los contratos pueden resolver eventualidades, nunca está de más contar con una garantía de que tanto arrendador como arrendatario cumplirán su parte. Es así como nace Finaer, que busca que el inquilino tenga la seguridad de poder pagar y que el propietario la tenga en cuanto al cobro. «Funcionamos de la siguiente manera: hacemos un análisis del inquilino y se emite la garantía. Cuando hay un evento inesperado de pago, nosotros le pagamos al propietario ese mes y luego le preguntamos al inquilino qué es lo que ha pasado», explica Nicolás Barilari, CEO de Finaer.

La compañía nació hace 12 años en Argentina, en medio de un contexto difícil para la vivienda. En un primer momento, «costó bastante que se empezara a usar, pero se generalizó su uso tanto que todos los arrendamientos en Argentina se hacen ya con garantías», apunta el directivo. Ahora, tras desembarcar en España el pasado mes de febrero, pretenden hacer lo mismo. Pero ya saben que puede haber dificultades. Barilari afirma que «el desafío final es cultural. No es introducir un producto, sino introducir una idea que cambia el funcionamiento del mercado. Es difícil porque el mercado es tradicionalista, no es muy procambios. Pero haremos lo necesario».

«Buscamos intentar facilitar el acceso al alquiler al inquilino. Si una persona quiere alquilar un piso, pero, por ejemplo, un mes no puedes pagar el alquiler, nosotros lo facilitamos por ti, damos el servicio del mes», apunta el directivo. Este certificado de buen inquilino que emite Finaer le permite al inquilino tener una garantía de impago aprobada por un importe de un año. Pero, ¿cómo se emite este certificado? «El inquilino tiene que mostrar cierta solvencia en sus avalistas. Trabajamos con perfiles de estudiantes, extranjeros e incluso personas con poca antigüedad en España. Entendemos que el riesgo no pasa tanto por analizar una nómina, sino por analizar las circunstancias personales y patrimoniales de la persona», asegura el CEO.

GARANTÍA PARA AMBAS PARTES

Para Barilari, todas las partes ganan. Tanto el propietario, que ve como todos los meses tiene su renta garantizada, como el inquilino, que se asegura de poder pagar su alquiler. «Es una garantía que es un win win para ambas partes. De hecho, está pensada para que las dos partes estén contentas», añade.

El certificado de buen inquilino está pensado para que ambas partes ganen

Igualmente, este sistema no discriminaría, ya que según el directivo las decisiones que se toman para emitir el certificado de buen inquilino son objetivas. Es más, asegura que «técnicamente sería algo al revés, no se discriminaría. Un inquilino que viene de un país exterior, o un estudiante, si está discriminado, pero con el certificado puede alquilar. La puntuación que damos es la que dice quién tiene menos nivel de riesgo, pero siempre basado en niveles objetivos, no subjetivos».

MERCADO DEL ALQUILER

Barilari es claro en cuanto al mercado de la vivienda en alquiler en España. Aunque «la cantidad de pisos en construcción para entregarse en los próximos años no llega al 10% de lo que hace falta en España», al mercado le espera un buen futuro, ya que todavía tiene mucho por crecer. «Somos optimistas respecto al mercado del alquiler, ya que tiene que crecer muchísimo» Y este crecimiento redundará en beneficios para Finaer, con más clientes y más inquilinos que quieren acceder a las nuevas viviendas que se están construyendo.

Además, para el directivo el mercado del alquiler es «anticíclico«, ya que a pesar de las diferentes crisis financieras que ha habido «el porcentaje de operaciones de alquiler es siempre lineal y creciente, porque la gente sigue alquilando. Hemos aprendido que es un mercado donde hay que mirar los índices de morosidad o de impago, pero ante diferentes crisis el alquiler es un pago seguro».Igualmente, el CEO apunta que es un mercado que se regula por sí mismo. «Es un mercado en el que hay reglas y circunstancias particulares, donde no se pueden aplicar otras reglas, tiene sus propias reglas. Por eso somos tan defensores de la no regulación, solo el mercado se regula», resume.

Además, ahora mismo es un mercado en ebullición, con un futuro cada vez más positivo, ya que la demanda de alquiler es creciente. Pero el único punto negativo ahora mismo es la oferta, que es bastante escasa. Barilari destaca que «donde no podemos colaborar es en resolver el problema de la oferta, podemos ayudar a los inquilinos a encontrar alquiler fácil, pero la solución viene por ampliar la oferta, los tenedores tienen que poner más pisos en alquiler. La administración tiene que sacar las manos».


- Publicidad -