domingo, 28 noviembre 2021 13:56

Abertis, Sacyr y ACS, obligadas a pagar en medio de la crisis de los peajes

Revés judicial para las compañías españolas Abertis, Sacyr y ACS. El Juzgado de Primera Instancia número 26 de Madrid ha emitido el veredicto donde obliga a pagar a estas empresas 450 millones de euros a Haitong Bank. La razón es el supuesto incumplimiento de la cláusula 4 del Contrato de Apoyo de la financiación de las radiales 3 y 5 de Madrid, cuya concesionaria era Accesos de Madrid. Estas son las autopistas de peaje que conectan la capital con las autovías de Valencia y Extremadura.

Todo comenzó cuando dichas radiales quebraron tras la crisis financiera, por lo que el Gobierno las tuvo que rescatar. Estas tuvieron que ir a concurso en 2012 ante la incapacidad de extender el crédito de 666 millones que respaldó su construcción. Además, a parte de esta cifra, la concesionaria adeudaba otros 400 millones por expropiaciones. Algunos de los financiadores fueron los grandes bancos, como Santander, BBVA o La Caixa, que fueron vendiendo sus participaciones ante el litigio.

Ahora, la sentencia tras abrirse el caso en 2019 reclama a Abertis 175 millones de euros, a Sacyr 141 millones y a ACS otros 133 millones de euros, por sus participaciones del 31,22%, del 25,16% y del 23,62%, respectivamente, en la sociedad concesionaria Alazor Inversiones. Esto llega en un momento clave para las compañías, sobre todo para Abertis, que acaba de perder las concesiones de la segunda concesión española que más beneficios le aportaba, la AP-7. De hecho, Sacyr y ACS son las dos compañías españolas que más concesiones tienen, bien por ellas mismas o a través de sus filiales.

Por otro lado, el momento en el que se ha dictado la sentencia coincide con un debate en el seno de la sociedad y de la administración sobre el fin o no de los peajes. A esto se suma la posibilidad que ha planteado el Gobierno de implantar impuestos por uso de las carreteras. La liberalización de las autopistas acarrearía a las concesionarias un duro golpe como el que se ha visto en las cuentas de Abertis.

La liberalización de las autopistas acarrearía a las concesionarias un duro golpe

RESPUESTA DE LAS EMPRESAS

Pero las empresas ya han dado respuesta, y ha sido la misma en los tres casos: apelación de la sentencia que las obliga a pagar por las radiales. Escalonadamente, tanto Abertis como ACS y Sacyr han anunciado que apelarán y recurrirán la sentencia, ya que consideran que hay «bases sólidas» para que se revoque la sentencia. En el caso de Abertis, ahora participada al 50% menos una acción por ACS, asegura en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que existen «sólidos fundamentos para sostener que esa sentencia pueda ser revocada en segunda instancia».

Y el presidente de Sacyr, Manuel Manrique, ha apuntado que la empresa apelará. «Este caso viene de 2013 y ya hubo dos sentencias favorables a los accionistas a pesar de que en primera instancia se dio la razón a los fondos oportunistas que compraron la deuda», ha explicado Manrique en la presentación de resultados de Sacyr al cierre del tercer trimestre. La firma de infraestructuras no tiene intención, de momento, de dotar provisiones por este caso: «Tenemos provisiones genéricas y no esperamos una repercusión significativa», ha apuntado el primer ejecutivo de Sacyr.

Además de la posibilidad de recurrir, falta por resolverse la cuestión de la Responsabilidad Patrimonial de la Administración (RPA), que Manuel Manrique ha calificado de «principal». En el supuesto de que la Administración pagara la RPA por la reversión anticipada de estos activos ante el desplome del tráfico durante la crisis financiera, y la consiguiente incapacidad de atender el pago a proveedores y financiadores, esos importes servirían para atender la deuda de la concesionaria ante los fondos.


- Publicidad -