domingo, 16 enero 2022 12:10

Una exorbitante inflación que el Gobierno niega y pagamos todos

En septiembre, la inflación alcanzaba el 4%, el dato más alto en 13 años y ya a finales de agosto, se preveía que el alza de precios se traduciría en un incremento del gasto en pensiones de 4.900 millones de euros más el próximo año. Pero, a principios de septiembre a la Vicepresidenta Primera del Gobierno y Ministra de Asuntos Económicos de Sánchez, Nadia Calviño, “la inflación no le preocupaba porque no era exorbitante”. Y como al gobierno no le preocupaba los precios siguieron subiendo y la semana pasada la inflación alcanzaba el 5,5%, el dato más alto en 30 años.

Puedo admitir que hay ciertos componentes de la inflación que escapan al control del gobierno, pero hay determinados aspectos en los que podía haber actuado para contener este elevado aumento de los precios y no hizo nada.

Uno de los factores que llevan meses presionando al alza los precios, es la explosiva subida de la factura eléctrica y ya sabemos qué ha hecho este gobierno para frenarla… prácticamente nada. Primero se pasó medio año mirando hacia otro lado y en junio implantó un nuevo sistema de tarifas que ya advirtió sólo serviría para hacer pedagogía, es decir, para tratar de cambiar nuestra manera de vivir según entienden los socialistas y comunistas que nos gobiernan que debemos hacerlo.

También en junio puso en marcha una temporal e insuficiente bajada de impuestos a la electricidad y en septiembre, nos sorprendió con un plan de choque para bajar la factura de la luz un 22% hasta final de año y que, los españoles pagásemos este año por la luz lo mismo que en 2018. ¿Resultado? Cada semana seguimos batiendo algún récord histórico en relación con el precio de la luz.

Además, este gobierno no ha sabido mantener abierto el mayor gaseoducto que proporciona gas a nuestro país. Un hecho que aumentará los costes de esta materia prima pues tendrá que ser traída desde Argelia en forma de gas licuado a bordo de buques metaneros cuyos fletes han subido a los 117.000 euros/día frente a los 34.000 euros/día en los que se situaban hace unos años.

Antes estos datos, ¿pensarán Sánchez y su Ministra de Asuntos Económicos que el precio del gas no va a subir? No puedo creerme que una licenciada en economía que ha sido subdirectora de Análisis Macroeconómico y Previsión del Ministerio de Economía no pueda entender el funcionamiento del sistema económico…. pero hay que seguir mintiendo a los españoles para evitar que se den cuenta del desastre, económico y social, al que nos conduce este gobierno.

Por eso, la Ministra de los Asuntos Económicos de Sánchez, que no la ministra de economía de España, no ve exorbitante la inflación, aseguró que el impactó del coronavirus sería poco significativo y nos prometió un crecimiento del 6,5% este año y el 7% en 2022 cuando sabía que los datos del INE no permitían hacer estas previsiones como nos han demostrado los datos de crecimiento del tercer trimestre conocidos la semana pasada.

Además, el consumo de las familias retrocede un 0,5%, una muestra clara de que los españoles no se fían del gobierno y saben, digan lo que digan Sánchez y Calviño, que la inflación es un impuesto más que se suma a los 4.000 millones de euros que ya tienen que pagar de más por el “hachazo fiscal” que Sánchez ha perpetrado contra la clase media española para pagar el apoyo de sus socios, y que nuestra recuperación tiene los pies de barro debido a la ineficacia y desidia de este gobierno.

(*) Antonio González Terol, vicesecretario general del PP


- Publicidad -