sábado, 28 mayo 2022 19:32

El adiós de la Copa Davis de Piqué dejará a Madrid sin 50 M€

Gerard Piqué, ausente en el último compromiso del Barcelona por lesión, viajó el pasado miércoles a la capital con motivo de un acto promocional para presentar el acuerdo entre Kosmos y Ecovidrio, que convertirá a la Copa Davis en el evento deportivo más sostenible del mundo. El futbolista, que deshizo en halagos a la Comunidad de Madrid y reconoció sentir “envidia” respecto a la situación en Cataluña, ha dejado entrever que 2021 será el último año en el que este torneo se celebre en España.

«El acuerdo con Madrid era para dos años. Nos gustaría quedarnos más, pero hay que entender que la Copa Davis es el Mundial de tenis y que debe ir a otras ciudades y países», comentó Piqué. Unas palabras claras que deslizan que la capital española ni siquiera albergará las primeras fases del evento, papel que este año han asumido Turín e Innsbruck. El adiós, más allá de algo simbólico, esconde un fuerte revés para la economía de Madrid.

LO QUE PIERDE MADRID CON LA MARCHA DE LA COPA DAVIS

Cuando Piqué anunció su nueva Copa Davis se supo que nada volvería a ser como antes. Ciudades más pequeñas se quedarían sin tenis y ese fanatismo local se perdería. A cambio, un evento más atractivo con una capacidad de generar mucho más dinero. Por eso, el sí del futbolista a Madrid redujo el número de detractores en España. Kosmos se comprometió con el Ayuntamiento a crear en torno a 600 puestos de trabajo en 2019, cifra que no variará demasiado este año.

Ese empleo temporal quedará para el olvido en 2022 con la marcha de la Copa Davis. Aunque quizás el dato más preocupante para Madrid sea decir adiós al retorno económico (directo e indirecto) de 50 millones de euros. Una cifra de lo más rentable para Comunidad y Ayuntamiento, cuya inversión anual es de algo menos de diez millones de euros. Eso, sin tener en cuenta el escaparate cultural que supone acercar a más de 100.000 visitantes y al impacto televisivo de una competición con una audiencia estimada de diez millones de espectadores de 176 países diferentes.

«La primera vez siempre es difícil»

Todas estas cifras, referentes a 2019, podrían verse incrementadas este año, donde Piqué ha tenido más tiempo para preparar todo, tras la experiencia algo fallida del primer año. “La primera vez siempre es difícil. Hubo problemas con los horarios que vamos a solucionar con las otras sedes”, comentó el presidente de Kosmos. El 2020 fue un año en blanco, tras renunciar a organizar una Copa Davis con escasa rentabilidad por la ausencia obligada de público debido al Covid-19. Ahora, en 2021, los tiempos y la organización han mejorado. Eso, aunado al mayor coste de las entradas (el doble que hace dos años), le generará un mayor beneficio. Una lástima para Madrid que el futbolista no tenga intención alguna de mantener la sede.

MEDIDAS SOSTENIBLES Y 15.000 ENTRADAS GRATIS

Además de Piqué, estuvieron presentes en el acto Paloma Martín, consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura de la Comunidad de Madrid; José Antonio Martínez Páramo, coordinador general del área de gobierno de medio ambiente del Ayuntamiento de Madrid; Borja Martiarena, director de Marketing de Ecovidrio; y Joseba Larrañaga, comentarista de Movistar. Entre las medidas sostenibles anunciadas, las más llamativas son el uso de cordajes para elaborar ropa, el uso de autobuses eléctricos de la EMT para acercar a los espectadores al Madrid Arena y el regalo de hasta 15.000 entradas.

De esta forma Piqué aumenta su promoción, a la que se puede acceder de una forma sencilla. Ecovidrio colocará contenedores en diferentes puntos de Madrid (Madrid capital, Majadahonda, Pozuelo, Las Rozas, Torrejón de Ardoz, Alcalá de Henares…) durante varios días. Por el reciclaje de tres botellas (aproximadamente un kilo), dos entradas gratis. Otra forma de motivar y alentar a los aficionados a apoyar a una España que lo va a tener más complicado sin la presencia de Rafael Nadal.

PIQUÉ CONFÍA EN LA RESPUESTA DEL PÚBLICO

Piqué ha comentado que lleva un tiempo sin hablar con su amigo, pero que su ausencia se debe únicamente a su lesión: “Me gustaría que hubiera podido estar, siempre ha estado muy involucrado”. Sin embargo, el futbolista cree que Alcaraz ha generado “mucha ilusión” a sus 18 años y que, sumado al potencial de otros países, son motivo más que suficientes para ver una Copa Davis de muchísimo nivel e interesante para cualquier aficionado.

Desde luego, quizás sea la última oportunidad en al menos una década, de ver a España en la Copa Davis sin tener que desplazarse al extranjero. Una realidad que era obvia con el nuevo formato, pero que no se va a empezar a palpar hasta que el próximo año sea otra la sede designada como anfitriona del evento. Madrid, de momento, solo puede decir adiós a un torneo que económicamente le ha sido muy rentable.


- Publicidad -