lunes, 6 diciembre 2021 1:21

La propuesta low-cost de Unicaja complica la negociación del ERE

Según han explicado fuentes conocedoras de las negociaciones del ajuste en Unicaja, durante el periodo informal no se ha tocado de modo relevante el tema de la armonización de las condiciones laborales de la plantilla. Este asunto se tocara, a priori, en el periodo formal. La distancia entre las partes es enorme en el marco de la negociación sobre el ERE y las condiciones laborales de los trabajadores.

UN MES PARA NEGOCIAR

Unicaja ha anunciado que da por concluida la negociación en el periodo informal dispuesto en la disposición V del Convenio Colectivo e inicia el periodo formal del ERE, movilidad y modificación de las condiciones laborales. «A partir de que se convoque la próxima reunión, partes tienen un mes para negociar».

El banco plantea de primeras 1.513 salidas y uno de los puntos principales de fricción es que no incluye al colectivo de entre 50 y 56 años (casi el 35% de la plantilla) en el proceso para apuntarse a salidas voluntarias mientras que, en cambio, si pretende que esté afectado por el proceso de movilidad.

LA ENTIDAD PLANTEA 1.513 SALIDAS DE TRABAJADORES EN EL ERE

INFORME TÉCNICO

Los sindicatos se oponen a esta exclusión porque «en caso de ofertarse unas condiciones aceptables, en este colectivo puede haber un número de personas interesadas y que podrían acogerse absorbiendo así buena parte del excedente que dice Unicaja que existe».

A este respecto, lo normal es que en la primera reunión del periodo formal, el banco facilite a los sindicatos el informe técnico en que esgrimirá las razones, que, según la entidad, justifican el ajuste.

Antes de conocer el mismo, las centrales consideran que un ERE en el que salga mucha plantilla menor de 50 años es una estrategia empresarial «verdaderamente suicida» porque aboca a Unicaja a un envejecimiento generacional que choca con la tendencia a la digitalización actual. La central CC OO considera que esta apuesta no tiene sentido porque hay suficientes personas en edad de prejubilación «para evitar esta masacre generacional». UGT se une a esta postura y apuesta por ampliar el proceso para que se puede cumplir el ajuste con salidaa voluntarias.

ENTIDADES DE ORIGEN

En lo relativo a la armonización de condiciones laborales, CC OO insiste en la necesidad de conocer el coste real de la misma al modelo Unicaja y ha vuelto a solicitar que se les facilite el número de personas integradas en cada colectivo en función de sus entidades de origen y el coste de las condiciones que tiene cada uno.

El choque fundamental viene por la voluntariedad, el número de salidas y las condiciones económicas. Como es normal dentro de este tipo de procesos, las partes llegan muy distanciadas al periodo formal.

LAS PARTES LLEGAN MUY DISTANCIADAS A LA MESA FORMAL DE NEGOCIACIÓN

EMPLEADOS DE 50 AÑOS

El primer problema es que si no puede entrar los que tienen entre 50 y 56 años, puede que no cubran las salidas que quieren y tengan que recurrir a despidos forzosos. El otro punto es que ofrecen unas indemnizaciones mucho menores que las que han permitido acuerdos en Caixababnk, Santander o BBVA. Así, los empleados mayores de 63 años tienen en su mesa una propuesta para recibir una indemnización de veinte días por año trabajado con un tope de doce mensualidades. En el caso de los menores de 50 años, sería de 26 días y hasta 18 mensualidades.

CONDICIONES ECONÓMICAS

En cuanto a las prejubilaciones, de las que están excluidos los empleados de entre 50 y 56 años que no podrán adherirse al proceso, el banco ofrece el 52% del salario para los que tengan actualmente entre 59 y 63 años (pagadero hasta los 63 años) y del 50% para los de 57 y 58 años (hasta los 62 años).

En este punto, UGT, CIC y CSIF proponen salidas voluntarias compensadas para mayores y menores de 53 años, excedencias voluntarias remuneradas, teletrabajo con aceptación voluntaria, «la liquidación de las deudas que Liberbank tiene con sus trabajadores» y la extensión de estas condiciones como mínimas a las empresas participadas que puedan verse afectadas por procesos similares. Además, reclaman dos pagas extras para toda la plantilla

Los sindicatos esperan que impere el modelo Unicaja y no el modelo Liberbank, siendo este último un modelo que incluso llevó a la entidad, en su día encabezada por Manuel Menéndez, a ser denunciada por los sindicatos, con los que se vio en los tribunales. La batalla de los sindicatos de Liberbank (desde la época de Cajastur) con el actual CEO de Unicaja ha sido casi permanente.

MANUEL MENÉNDEZ Y LOS SINDICATOS DE LIBERBANK BATALLAN DESDE HACE AÑOS

MODELO LIBERBANK

Por ahora, las propuestas se acercan más al modelo Liberbank. En este sentido, a las centrales les molesta que el banco quiera armonizar las condiciones de la plantilla sin gastar un euro. Una cuadratura del círculo bastante complicada.

Buena parte de las complicaciones derivan de que Liberbank nunca armonizó las condiciones de sus empleados y ello provoca que haya disparidad de horarios, por ejemplo. Unicaja sí que hizo los deberes y armonizó las condiciones cuando se produjo la fusión con EspañaDuero.


- Publicidad -