lunes, 6 diciembre 2021 13:32

Vodafone se adelanta a Telefónica y será principal proveedor de la Agencia EFE

Uno de los contratos públicos más golosos en el sector de los medios tiene como protagonista a la Agencia EFE y sus servicios de comunicaciones. En 2021 tocaba renovar para los próximos tres años (más uno adicional), y Vodafone España ha sido el principal ganador en detrimento de Telefónica, que hasta ahora se encargaba de dichos servicios.

Uno de los objetivos propuestos por la agencia pública de noticias era diversificar los servicios de telecomunicaciones para adaptarse mejor al nuevo contexto digital. Para ello entendían que partir el contrato en diverso lotes les dotaría de dicha mejora. Finalmente ha provocado que un total de cuatro empresas, Vodafone, Telefónica, Orange y Overon, se hayan repartido los servicios, según ha podido conocer MERCA2, que estaban licitados por un valor cercano a los 12 M€ contando con la renovación del año adicional.

El resultado final ha dejado a la compañía dirigida por Colman Deegan como el principal beneficiado. El operador rojo se encargará de las comunicaciones en delegaciones, por 1,2 millones de euros; los servicios de telefonía en movilidad, por 1,1 M€; y parte de las conexiones a internet en la sede de la agencia por 114.000€.

El otro gran lote, que ha sido adjudicado por 1,8 M€, se lo ha llevado Overon. Se trata del servicio de streaming. Para la realización de este contrato se utilizará una plataforma de transporte y distribución de estas señales entre la sede en Madrid de la Agencia EFE y los diferentes clientes de TV y Radio. El transporte de la señal entre la sede central de la Agencia EFE, ubicada en la Avenida de Burgos, 8 en Madrid y esta plataforma de distribución será llevado a cabo por Overon. El transporte entre la plataforma de distribución y los diferentes clientes del servicio se realizará a través de internet.

La Agencia EFE quería diversificar su proveedor de telecos

Entre los demás lotes, Telefónica se ha hecho con el servicio de balanceadores, que permiten gestionar todo el tráfico de internet hacia los diferentes servicios y aplicaciones de la agencia distribuyendo la carga entre los diferentes elementos de su arquitectura de servicio. En este caso concreto se evoluciona a máquinas con un mayor rendimiento, y múltiples funcionalidades adicionales, entre las que cabe destacar la protección de las aplicaciones y servicios web contra ataques a nivel de aplicación o de denegación de servicio. Su precio supera los 370.000 euros. Además, la compañía dirigida en España por Emilio Gayo también se encargará de ofrecer los servicios de fibra (FTTH) siempre simétrica y superior a 600 Mb/s.

En cuanto a Orange, la compañía de origen francés se ha quedado con un lote de internet en las sedes por 131.000€; y también un servicio menor de FTTO, que es la conectividad de fibra dentro de la propia oficina.

LA ALEGRÍA DE VODAFONE

En estos momentos Vodafone no vive sus mejores momentos tras el nuevo anuncio de un ajuste dentro de su plantilla. Pero esta victoria ante su principal competencia en servicios básicos de telecomunicaciones puede suponer un espaldarazo para la el operado rojo.

Entre esos servicios serán esenciales las comunicaciones en delegaciones. Actualmente, la Agencia EFE dispone de una red de datos corporativa MPLS proporcionada por un único operador. Dicha red está compuesta por accesos diversificados en todas las sedes nacionales, así como en algunas sedes internacionales (en este último caso solo formará parte de la nueva solución una única sede internacional), y utilizando diferentes tecnologías de acceso en función del tipo de sede. Las sedes nacionales tienen conectividad LAN con la sede central con un direccionamiento privado, y el acceso a internet en ellas se ofrece mediante una solución centralizada por parte del operador.

Otra de las tareas esenciales de Vodafone será la movilidad. En este caso se trata de establecer las condiciones técnicas para la prestación de servicios de telefonía corporativa y no corporativa de la Agencia EFE, comprendiendo los servicios de voz, datos en movilidad y la migración del servicio actual de telefonía IP fija corporativa a un servicio con una solución convergente con la telefonía móvil, una solución tecnológica que permita el teletrabajo y la movilidad, permitiendo que, aunque el empleado no esté en la oficina, pueda responder desde su móvil las llamadas que reciba en su teléfono fijo.


- Publicidad -