lunes, 6 diciembre 2021 13:36

Las renovables temen una desbandada de inversores por las acciones del Gobierno

En una semana de trascendencia para el sector ‘verde’ por la nueva subasta de potencia renovable, el ‘VIII Foro Solar’ organizado por la patronal fotovoltaica Unef ha estado marcado por un relativo pesimismo a consecuencia de las medidas tomadas por el Gobierno en los últimos días con el objetivo de rebajar los costes mayoristas de la electricidad. Las palabras más repetidas entre los asistentes, los que han subido al escenario -y los que escuchaban desde abajo,- tienen que ver con la inseguridad jurídica que se ha generado en el entramado energético español tras la aplicación del RDL del pasado mes de septiembre, del cual se esperan más cambios.

Durante las diversas ponencias de este martes, una de las afirmaciones más tajantes ha correspondido al CEO de Grenergy, David Ruiz de Andrés, al asegurar que es un problema que con la cantidad de años que ha costado que los mercados confíen de nuevo en el sector renovable, en unos pocos meses se haya venido casi todo abajo. Incluso, ha confesado que -como empresa cotizada- han llegado a recibir llamadas de bancos de inversión para preguntar sobre el tema y trasladar su preocupación.

En esa misma línea, el CCO de Vector Renewables, Carlos Moro, ha afirmado que los inversores terminarán optando por los países donde haya una mayor seguridad jurídica. Y en este punto, el CEO de Iberdrola Renovales Energía, Julio Castro, ha barrido para casa al recordar la reciente inversión de la energética en Reino Unido. De este modo ha recordado que, efectivamente, la inversión termina yendo a los lugares con marcos legislativos estables.

Lo peor de todo, se lamentaba el director general de Generación de Endesa, Rafael González, es que se venía de una situación donde la seguridad jurídica estaba garantizada. Sin embargo, ahora, se ha creado un clima de incertidumbre bastante importante, y eso a la larga termina impactado sobre las empresas.

UN MODELO DE FUTURO

Una de las cuestiones que más se ha escuchado en los corrillos del ‘VIII Foro Solar’ organizado por Unef, y que también ha tenido su eco en el escenario, tiene que ver con la venta de energía. En concreto sobre los contratos a largo plazo (PPA), y cómo se debería trabajar en estos modelos. Sobre todo en un país tan cortoplacista como España, donde esta figura de acuerdos eléctricos estaba infrautilizada. Algo que ha salido ahora a flote, puesto que muchas empresas tenían su energía contratada con modelos parecidos a los residenciales.

Ha sido el representante de Iberdrola, Julio Castro, el que ha abogado con su debido interés en que se fomenten estos contratos bilaterales entre productores y empresas contratantes para, al menos, garantizar una estabilidad en los precios al margen de las medidas que introduzca el Gobierno en el real decreto que está cocinando.

Sobre los precios de la energía, el director general de Grupo Gransolar, Iván Higueras, ha manifestado que «la volatilidad de los precios del combustible es una oportunidad para el sector solar español. Contar con una mayor capacidad instalada de fotovoltaica, ayudará al sistema a ser más resiliente a dicha volatilidad y a reducir los incrementos del precio de la electricidad derivados del alza de los combustibles fósiles en nuestro sistema tarifario».


- Publicidad -