lunes, 6 diciembre 2021 4:36

Las hipotecas al 0% aseguran el éxito del ERE de Banco Sabadell

El texto definitivo del pacto entre Banco Sabadell y los sindicatos sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) se firmará este martes, salvo sorpresa, según han informado fuentes presentes en la mesa de negociación. El banco ha aceptado una condición que no suele ser habitual: quienes dejen la entidad mantendrán las condiciones para préstamos que tienen los empleados, según el preacuerdo que tienen la entidad y los sindicatos.

CERRAR EL PROCESO

Para hoy martes está prevista una reunión presencial en la que las partes realizarán sus últimas aportaciones de cara a cerrar el texto definitivo. «Salvo que pase algo raro, hoy se firmará el acuerdo definitivo», explicaron fuentes de Comisiones Obreras en la entidad.

De esta manera, los sindicatos y el banco rubricarán lo que se anunció tras preacuerdo: un ERe con salidas voluntarias para un máximo de 1.605 empleados (cerca del 10% de la plantilla). Si alcanza 1.380 bajas por esta vía, el banco dará por cerrado el proceso con esa disminución de plantilla. De modo, el banco ha pasado de prever un ERE para 1.936 trabajadores a reducir un 28% el alcance de las salidas.

Fuentes sindicales se mostraron convencidas de que el banco conseguirá sin problema que se apunten 1.380 personas porque las condiciones son buenas. Destaca una de las condiciones del pacto que considera fundamental para las adhesiones al ERE: «Se mantienen las condiciones de empleado en aquellas hipotecas en vigor en todos los colectivos».

La oferta va a resultar atractiva a los trabajadores de la entidad

LAS CONDICIONES

El acuerdo entre el banco y los sindicatos permite a los empleados disfrutar de hipotecas mucho más baratas que las del mercado y el preacuerdo concede un privilegio poco habitual a quienes dejen la entidad: mantener las condiciones financieras de la hipoteca. Es un privilegio porque lo habitual es que al mes de abandonar la entidad de turno, se pase a tener las condiciones de los clientes «normales», lo cual supone un encarecimiento considerable de la hipoteca. De hecho, el preacuerdo mantiene, para todos los colectivos, as condiciones financieras vigentes salvo «préstamos de Convenio al 0%».

Según el acuerdo de modificación de préstamos inmobiliarios y cláusula suelo de 10 de junio de 2015, el préstamo para «adquisición y/o construcción, y/o reforma integral de residencia habitual y/o parking en el lugar de residencia habitual» se establece en euribor -0,5 puntos, siendo el mínimo el 0%». Mientras, «en los préstamos que superen los 510.000 euros, se aplicará el tipo euribor más 0,5 al importe que exceda de esa cantidad. Se permite una carencia de hasta dos años, incluidos en el plazo solicitado». «Se financia hasta 100% del precio de venta o tasación, el más bajo», se señala en el documento.

El euribor está en -0,482 Y al restarle medio punto, el resultado es que la hipoteca sale «gratis», es decir, no se pagan intereses.

En el caso de un préstamo para segunda residencia, el coste es algo menos barato: euribor oficial más 0,5 puntos, según el acuerdo de 2015.

LA GUINDA DEL PASTEL

El hecho de que se mantengan estas condiciones va a hacer que todos los que puedan se apunten al ERE y que este se complete, al menos, con la cifra prevista por el banco: 1.380 empleados.

Las hipotecas baratas son la guinda de un pastel que tiene su parte más jugosa en las indemnizaciones. Los empleados que tengan entre 55 y 57 años podrá recibir como máximo 300.000 euros, mientras que el colectivo de 58 a 62 años cobrará como mucho 280.000 euros.

SI HAY DESPIDOS FORZOSOS LA IMAGEN DEL BANCO Y LOS SINDICATOS QUEDARÁ TOCADA

OFICINAS AFECTADAS

El ajuste afectará en su mayoría a la red de oficinas y «servicing». Así está previsto que abandonen la entidad 950 administrativos y 400 gestores, en total 1.350 empleados entre ambos. También dejarán el banco 35 empleados de las direcciones territoriales y 220 de los servicios corporativos, según publica la sección sindical. «Serán 950 empleados en funciones administrativas de red, 400 en funciones comerciales y 255 personas de los centros corporativos», explica el banco sobre a qué puestos afectará el ERE.

Es improbable que Sabadell no consiga 1.380 adhesiones voluntarias, pero si fuera así, puede realizar despidos forzosos hasta completar esa cifra. Si hay despidos forzosos, la imagen de la entidad se verá perjudicada, pero también los sindicatos que rubricaron el acuerdo por haber aceptado ese punto.

MADRID Y BARCELONA

Barcelona, Murcia, Madrid Valencia y Asturias son las comunidades autónomas donde el plan de Banco Sabadell tenía previsto cerrar más oficinas: entre 21 y 50. En total, el banco prevé cerrar este año 320 oficinas. Además, reconvertirá otras 176 en cajas avanzadas, es decir, en oficinas con cajeros que abrirán solo algunos días para operativa básica.

La entidad contaba a finales de 2020 con 1.614 sucursales en España. Si se cumplen las estimaciones, la entidad cerrará 2021 con un recorte cercano al 20% de sus oficinas en el país.

LA PREVISIÓN DEL BANCO ES EJECUTAR EL ERE DURANTE EL PRIMER TRIMESTRE DE 2022

COSTE DEL PROCESO

La previsión del banco es que la ejecución del ajuste termine en el primer trimestre del año que viene. Banco Sabadell estima que el coste del proceso será de 269 millones de euros antes de impuestos. Tanto la provisión por los costes de reestructuración como las plusvalías se han registrado en el tercer trimestre de 2021.

El acuerdo permitirá un ahorro anual de, al menos, 100 millones de euros antes de impuestos, en línea con lo anunciado en el plan estratégico. Una de las metas del plan es superar el 6% de rentabilidad en 2023.


- Publicidad -