lunes, 6 diciembre 2021 2:36

BBVA Research rebaja al 5,2% su previsión de crecimiento para España

BBVA Research ha revisado a la baja las previsiones de crecimiento del PIB español para 2021, desde el 6,5% hasta el 5,2%, y para 2022, desde el 7% hasta el 5,5%, tras el último ajuste del Instituto Nacional de Estadística (INE).

De acuerdo con el informe sobre de ‘Situación de España’ publicado este martes, este deterioro en las perspectivas implica todavía una recuperación robusta, pero refleja también diversos factores negativos, sobre todo por el lado de la oferta, como cuellos de botella, disrupciones en las cadenas de producción y el aumento del precio de la energía, así como por el retraso en la ejecución de los fondos relacionados con el programa ‘Next Generation EU’.

Las previsiones ahora actualizadas por BBVA Research distan del cuadro macroeconómico elaborado por el Gobierno y que acompaña a los Presupuestos Generales del Estado para 2022, en el que sitúa el crecimiento para la economía española en el 6,5% en 2021 y en el 7% en 2022.

En cualquier caso, BBVA Research estima que España recuperará el nivel de PIB precrisis en el segundo semestre de 2022, ya que será un año que irá «de menos a más» y prevé que esta mejora se observará antes en el empleo que en la producción.

Para mantener el paso de la recuperación, los economistas del servicio de estudios de BBVA creen que será clave la resolución de algunas incertidumbres que sobrevuelan la economía mundial y, particularmente, la europea.

«El impacto de la pandemia en el flujo de bienes a nivel mundial ha incrementado la probabilidad de no poder acceder a insumos de manera ágil y oportuna», aseguran, principalmente en el sector de las manufacturas.

Al mismo tiempo, los precios industriales aumentan de manera importante, lo que, de prolongarse, podría tener consecuencias negativas en la rentabilidad de la industria y en la inversión.

RETRASO FONDOS

En rueda de prensa para presentar el informe, el director de BBVA Research y economista jefe de Grupo BBVA, Jorge Sicilia, ha incidido en la «inesperada» caída de la productividad laboral en el segundo trimestre del año, según las cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), así como en el retraso en la ejecución de los fondos relacionados con el programa Next Generation EU (NGEU).

Asimismo, la contribución del sector exterior al crecimiento fue más negativa de lo esperado. Según los economistas del servicio de estudios de BBVA, «esto no se debió al comportamiento de las exportaciones, que cerraron en positivo, tanto las de bienes como las de servicios, sino a un incremento de las importaciones sorprendentemente elevado».

En todo caso, desde BBVA apuntan a que la fortaleza que muestra el gasto de los hogares asegura que la recuperación continúa a corto plazo.

Así, estima que la reversión de algunos datos atípicos del segundo trimestre de 2021, como la caída de la productividad por hora trabajada, la menor inversión o el incremento de las importaciones, ayudaría a que el crecimiento en el tercer trimestre del año fuera notable y se aproximara al 4% trimestral.

Además, los datos de afiliación a la Seguridad Social, de trabajadores en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), de autónomos con prestación y el mismo gasto con tarjeta de crédito apuntan a que el PIB habría vuelto a mostrar un avance intenso. En cuanto al turismo y, en general, los servicios, BBVA Research considera que habrían mostrado una recuperación significativa en el mismo periodo.

Sobre el turismo, y respecto a la reciente erupción del volcán en La Palma, BBVA Research considera que este suceso supone un riesgo para la percepción de seguridad que ofrece España más que por la relevancia de la isla en el sector turístico.

«Por el momento, no se observa impacto negativo en el gasto con tarjeta en Canarias por parte de extranjeros como consecuencia de estos factores», se asegura en el informe.

De cara a 2022, BBVA Research cree que será clave que las incertidumbres que ahora sobrevuelan al comportamiento de la actividad se vayan resolviendo favorablemente cuanto antes.

IMPACTO ESTIMADO

BBVA Research estima el impacto del incremento del precio de la electricidad en 1,4 puntos sobre el PIB en 2021 y del 0,8 puntos en 2022. Esto significa que, en ausencia de los repuntes observados hasta la fecha, el PIB podría crecer 1,4 puntos porcentuales más en 2021 y 0,8 puntos más en 2022.

Y es que, según apuntan, el incremento en los costes de emisión de CO2, junto con el aumento en el precio del gas, han tenido un impacto significativo en el precio de la electricidad y han alertado de que, a pesar de que las medidas implementadas por el Gobierno han logrado contener parte del aumento de la factura para hogares y empresas, la incertidumbre se mantiene.

INGRESOS OPTIMISTAS

En cuanto al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022, BBVA Research considera que las cuentas continúan con la política fiscal expansiva iniciada con los presupuestos anteriores y mantiene un techo de gasto en máximos históricos, lo que es razonable, al utilizar el espacio que permite la suspensión de las reglas fiscales en Europa y la situación cíclica de la economía.

No obstante, han apuntado a que las proyecciones de ingresos son optimistas utilizando los supuestos económicos de BBVA Research, si bien han reconocido que, en todo caso, la recaudación ha venido sorprendiendo positivamente desde el inicio de la crisis.

Sobre los incrementos impositivos o en las bases máximas de cotización a la Seguridad Social, la entidad ha criticado que no generan certidumbre en un entorno donde todavía no se recupera el nivel de actividad prepandemia y añaden un coste adicional a las empresas.

De su lado, cree que la indexación de las pensiones con el IPC y la derogación del factor de sostenibilidad, sin que se haya aprobado un mecanismo de equidad intergeneracional, suponen un riesgo para la sostenibilidad del sistema, y tampoco ve positiva la reducción de los incentivos a ahorrar a través de planes de pensiones.

Según los expertos, las previsiones de déficit y deuda públicas del Gobierno son algo más pesimistas en 2021 y más optimistas en 2022 que las de BBVA Research. Así, consideran que con un escenario macroeconómico optimista, alcanzar el déficit esperado por el Gobierno en 2022 requeriría un esfuerzo de contención del gasto que no se observa en el proyecto de PGE 2022.


- Publicidad -