lunes, 6 diciembre 2021 12:42

Piqué dobla el precio de las entradas para ver a España en la Copa Davis

La Copa Davis regresa tras un año de ausencia por culpa del covid-19. Un tiempo donde Gerard Piqué, impulsor de esta ‘nueva’ competición, ha tenido tiempo para reflexionar y realizar varios cambios respecto al experimento fallido de su primera edición. El formato se mantiene, aunque con otras dos sedes lejos de Madrid (Turín e Innsbruck) y con precios más elevados con los que el futbolista busca rentabilizar esa inversión de casi 2.500 millones de euros a 25 años a la que se comprometió.

Parecía una apuesta segura, pero más allá de las cifras económicas la primera edición fue un fracaso. Todas las eliminatorias se disputaron en una misma sede, en la Caja Mágica. Mientras la pista Manolo Santana estaba repleta para los partidos de España (con muchas entradas regaladas en distintas promociones), los otros países competían sin público en las gradas de la Arantxa Sánchez Vicario y la Pista 3. Lo contrario a ese fanatismo que suponía esta competición en el mundo del tenis, y que propició los malos comentarios de muchos tenistas de renombre.

Piqué se topó con otra mala planificación: los horarios. “Es cierto que tenemos que resolver diferentes problemas. El más importante es el relacionado con el ‘timing’ de la jornada y las horas”, señaló hace casi dos años en su balance. La solución ha sido la de apostar por Turín e Innsbruck como sedes secundarias, a la par que ha trasladado la actividad de la Caja Mágica al Madrid Arena, que cuenta con una capacidad similar (12.000 espectadores). Pero no es lo único que Piqué ha cambiado.

PIQUÉ DOBLA EL PRECIO DE LAS ENTRADAS PARA VER A ESPAÑA

Con los fallos de formato aparentemente ‘subsanados’, ahora lo que Piqué busca es meterse más dinero en el bolsillo. Aunque el tenis en España parece haber tocado techo (el número de licencias ha caído en los últimos años), este tipo de eventos suele arrastrar siempre al suficiente público, buena muestra de ello es el Mutua Madrid Open. Por ello, el presidente de Kosmos no ha tenido reparo en doblar el precio de las entradas para ver a España.

La entrada más barata para ver a España es de 40 euros

Sí, la subida no es anecdótica. Hace dos años por tan solo 20 euros podías disfrutar de una de las eliminatorias de España. Ahora, la entrada más barata para ver a Roberto Bautista y compañía asciende a 40 euros. Una cifra por la que se podrán ver tres partidos (dos individuales y un dobles) frente a Rusia o Ecuador. Es, por ejemplo, similar a lo que se paga por unos octavos de final del Mutua Madrid Open, donde puedes disfrutar de cuatro partidos en la Manolo Santana, con acceso gratuito a pistas exteriores desde las 11 de la mañana a las 19:00 horas aproximadamente.

Hasta las entradas para ver al Grupo B, en el que están encuadrados Canadá, Suecia o Kazajistán, son más caras (25 euros) que las de España el pasado año. Tras un año sin competición porque el propio Piqué no quiso celebrar la Copa Davis sin público (y con un evidente menor retorno de beneficios), este año resultará clave. El futbolista confía en que haya los suficientes aficionados para vivir la experiencia y, sobre todo, en que el público ‘vip’ ocupe sus butacas.

ENTRADAS DE HASTA 500 EUROS

Los precios se elevan en función de la ronda y el asiento. Ver a España en una butaca ‘premium’ en la fase de grupos sale a 350 euros. La cifra asciende a un total de 500 euros en la final, que se celebrará el 5 de diciembre a las 16:00 horas.

Piqué, al menos, si ha tenido el gesto de promover algunas ofertas. Un bono para ver las dos eliminatorias está a un precio de 60 euros (30 por cruce, una rebaja de diez euros). Además, los niños podrán acceder al recinto por un coste ínfimo de diez euros en la fase de grupos, si tienen entre seis y ocho años. El problema para Piqué es que el gran baluarte de esta competición, su amigo Nadal, no estará presente.

NADAL, EL GRAN AUSENTE

Para los aficionados menos fanáticos el tenis en España se reduce solo a Rafa Nadal. Sin embargo, Sergi Bruguera no podrá contar con el manacorense. El español anunció a finales de verano que las molestias en el pie le obligaban a decir adiós a la temporada. Por fortuna para Piqué y su Copa Davis, muchas entradas se habían vendido con anterioridad.

La campaña más exhaustiva para promocionar los tickets arrancó con fuerza hace algunos días, con las marquesinas de Madrid inundadas de publicidad. A ello hay que sumarle la promoción con descuentos que algunas webs especializadas como Puntodebreak han lanzado esta semana. Piqué se juega su futuro y el de la Copa Davis, tras un estreno ‘fallido’ y un año en blanco. Y con la prisa por acelerar los beneficios que deja entrever esa importante subida en el coste de las entradas.


- Publicidad -