domingo, 24 octubre 2021 7:16

Es posible limpiar el filtro antipartículas de un coche diésel

Las diferentes normas anticontaminación que afectan a los coches diésel han ayudado mucho al cuidado del medio ambiente, reduciendo las emisiones en las ciudades y mejorando la calidad del aire, a la vez que se han convertido en un problema para el bolsillo de los conductores.

Los dueños de vehículos diésel con muchos km ya se habrán tenido que enfrentar a la decisión sobre si es mejor limpiar el filtro de partículas o cambiarlo, una elección que puede ahorrar más de 1000 €.

¿Qué es el filtro antipartículas?

Desde 2009, cuando salió la norma EURO 5, todos los automóviles que funcionan con gasoil deben de llevar una barrera que impida que muchas de las partículas que se generan cuando se quema este combustible lleguen al exterior.

Estas barreras o filtros son muy efectivas, pero el problema es que como todas las piezas que lleva un coche tiene fecha de caducidad.

Es verdad que los propios vehículos hacen una regeneración de este filtro cada cierto número de km, pero las realizan a temperaturas altísimas y eso hace que el interior de este tamiz se vaya estropeando hasta que se tapona por completo.

Una vez que se tapa, los gases del vehículo no salen bien y comienzan los problemas de pérdida de potencia e incluso los avisos en el cuadro para que acudamos a un taller y que nos revisen el motor.

¿Cuánto vale cambiar esta pieza?

El problema viene aquí y es que no es un recambio económico. De hecho, el mínimo que nos van a cobrar en un taller es de unos 800 € para hacer la sustitución, pudiendo llegar a facturas de varios miles de euros en algunos modelos.

De ahí que en casi todos los talleres nos ofrezcan una alternativa, que consiste en desmontar este tamiz para meterlo en una máquina como las que podemos ver en la web de Ultratecno, una empresa que ha desarrollado máquinas de ultrasonidos especializadas en la limpieza de piezas de todo tipo de vehículos.

La diferencia entre poner un filtro nuevo o limpiarlo es más que notable, pues la limpieza puede costar alrededor de 300 € con mano de obra incluida.

No en todos los coches se es posible hacer esta limpieza

En las máquinas de ultrasonido, y con un líquido especial, se pueden limpiar filtros y cualquier pieza de los motores una vez desmontadas, como paso final antes de montarla de nuevo.

Eso sí, no en todos los coches diésel se puede usar esta máquina, pues muchos llevan lo que se conoce como Adblue, un líquido compuesto por urea y que hay que ir rellenando cada cierto número de km.

Los filtros de estos vehículos quedan inservibles con el paso del tiempo, pues la urea cubre el interior del filtro con una capa tan dura que no se puede limpiar, de manera que no queda otro remedio que poner uno nuevo.

Limpiar con máquinas de ultrasonido es la solución más económica con los filtros antipartículas que se han obstruido con el paso de los km. Estas máquinas, siempre que no lleven Adblue, salen para poder ser usadas durante muchos miles de km más, por un precio asequible a todos los bolsillos.


- Publicidad -