lunes, 29 noviembre 2021 4:28

Los Presupuestos del rescate, a Europa se le enciende la luz y empleo débil en EEUU

Habemus acuerdo de Presupuestos para 2022, al menos los dos socios de gobierno han logrado ponerse de acuerdo para aprobar el proyecto de cuentas públicas que ahora inicia su trámite parlamentario. Podemos ha cambiado el «cheque bebé» por una intervención del mercado inmobiliario y una paga a los adolescentes que cumplan 18 años con la excusa de fomentar el gasto cultural. Todo ello aderezado con una subida del sueldo para funcionarios y pensionistas.

La vieja receta del panem et circenses que siempre provoca el mismo resultado: más déficit público, huida de inversores y dependencia de la red asistencial del Banco Central Europeo (BCE).

Y es precisamente en el organismo que dirige Christine Lagarde donde se está en estos momentos analizando cómo será el nuevo programa de compra de activos para evitar la suspensión de pagos de Italia y de España, países que sin el maná monetario no serían capaces de financiar su deuda pública (y corporativa) a tipos de interés asumibles por sus maltrechas arcas estatales. Ése es el verdadero rescate y no el de los fondos del famoso Next Generation EU mediante el cual los estados Miembro recibirán una lluvia de millones en forma de préstamos y transferencias.

Que no les engañen los cantos de sirena monclovitas: los esperados 140.000 millones de euros sólo servirían para cubrir poco más de un año de déficit público. Lo importante es la acción del BCE en el mercado secundario de deuda, donde el año pasado adquirió bonos españoles por parte de 120.000 millones, el equivalente a las emisiones netas realizadas por el Tesoro. Es gracias a esta barra libre monetaria que se mantiene la ficción de la recuperación y que se siguen manteniendo los servicios públicos, aunque en el foco se ponga el Next Generation EU.

ACUERDO SECRETO ENTRE ESPAÑA Y EUROPA

No obstante, si se realizan reformas estructurales en España será precisamente a cambio de conseguir los ansiados fondos del plan de recuperación. De momento ya hemos conocido que el Gobierno firmará un contrato secreto con las autoridades europeas que establezca las condiciones pata la entrega del dinero.

El documento que se va a suscribir se ha bautizado como Operational Arrangement y en él se concretarán los requisitos para que los fondos comunitarios permitan a María Jesús Montero maquillar sus cifras de ingresos. No en vano los nuevos Presupuestos incluyen 27.633 millones de euros en forma de transferencias que sólo llegarán si el Gobierno cumple sus promesas, entre las cuales destacan la reforma laboral y la de las pensiones. No descarten que la falta de acuerdo entre PSOE y Podemos adelante las elecciones, aunque la intención de Pedro Sánchez es agotar la legislatura.

Y todo esto sucede mientras en Europa las aguas bajan revueltas, con el choque frontal entre la Comisión Europa y Polonia, después de que el Tribunal Constitucional del país del Este haya plantado cara los burócratas europeos estableciendo que ninguna directiva comunitaria está por encima del ordenamiento jurídico nacional. Esto ha provocado la paralización de envío de dinero a Varsovia (iban a llegar 36.000 millones del fondo de recuperación) y se avecinan multas millonarias para el Ejecutivo de Mateusz Morawiecki.

Alemania y Francia han pedido a Polonia que entre en razón, pero lo cierto es que fue un tribunal alemán el que hace unos años cuestionó la legitimidad de otra autoridad europea (en aquel caso la del BCE) para forzar a un país a ir contra sus propias leyes para obedecer mandatos europeos. Un debate con muchas aristas, aunque para eurodiputados como Luis Garicano la razón la lleve siempre la CE, que al fin y al cabo es quien le paga el sueldo todos los meses.

RIBERA MIRA A BRUSELAS PARA REBAJAR LA LUZ

Y para completar la agenda europea, esta semana se decidirá el futuro de la tarifa eléctrica una vez que la Comisión Europea publique su primera comunicación con medidas globales para reducir el impacto de la subida de los precios internacionales en las facturas de los hogares y empresas. El problema será debatido en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE que se celebrará los próximos 21 y 22 de octubre.

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, espera que las autoridades comunitarias arreglen un problema que puede alejar las aspiraciones electorales del Gobierno que representa. Ahora mismo es la preocupación número uno en el Palacio de La Moncloa. No en vano ayer, se registró el mayor precio de la electricidad en domingo de toda la historia: 175 euros por megavatio hora (Mwh).

Mientras tanto, en los mercados financieros se digiere el dato de empleo de Estados Unidos, publicado el pasado viernes y que muestra que en en septiembre se crearon 194.000 nuevos puestos de trabajo en el país, una cifra que supone el menor avance en lo que va de año y que es muy inferior a los registros de agosto (366.000 nóminas no agrícolas) y de lo que esperaban los analistas, que confiaban en que la cifra fuera de medio millón. A pesar de ello la tasa de paro sigue bajando y se sitúa en el 4,8% de la población activa, lo que supone pleno empleo técnico.

Muchos inversores creen que si el mercado laboral de EEUU se mantiene en estas cifras la Reserva Federal podría aplazar la retirada de estímulos, aunque la inflación sigue siendo la gran espada de Damocles que sobrevuela la cabeza de Jerome Powell. El miércoles conoceremos el dato de IPC de septiembre y las actas de la última reunión de la FED.

ACUERDO PARCIAL EN EEUU PARA EL TECHO DE DEUDA

Aunque la mejor noticia en EEUU es, sin duda, el acuerdo parcial en el Senado para ampliar el techo de deuda hasta el próximo 3 de diciembre, lo que evitará que el Gobierno federal incumpla sus obligaciones de pago a corto plazo. La legislación, aprobada con 50 votos a favor y 48 en contra, incluye un incremento de la financiación de 480.000 millones de dólares y requerirá ahora la votación de la Cámara de Representantes, que se producirá el próximo martes.

Si los chicos de Bernie Sanders (que últimamente entorpecen los acuerdos de Biden con los republicanos) no ponen obstáculos el aplazamiento verá la luz, mientras siguen las negociaciones para aprobar los planes de gasto de la Casa Blanca.

Y si miramos a Asia comprobamos como el gobierno chino continua en su ofensiva regulatoria con la que pretende pinchar las burbujas sin que se ponga en riesgo la estabilidad financiera del país. Si en las pasadas semanas el foco ha estado puesto en el sector inmobiliario ahora es el turno del tecnológico, la punta de lanza con la que el PCCh quiere adelantar por la derecha a su competidor norteamericano. El presidente del banco central del país, Yi Gang, ha anunciado que se limitarán las posiciones de monopolio de las plataformas de Internet poniendo especial atención en el ámbito de las fintech.

EL FMI PRESENTA SUS PREVISIONES DE OTOÑO

Y para terminar nuestro repaso por la actualidad económica internacional debemos mencionar que el próximo martes el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicará su tradicional informe de otoño en el que incluirá las últimas previsiones de crecimiento de los distintos países.

Ya les adelanto que el organismo que preside Kristalina Georgieva va a revisar a la baja sus anteriores estimaciones y la excusa que pondrá será que no se está vacunando a la población a la velocidad prometida, que la inflación es más elevada de lo previsto y que la deuda escala a un ritmo mayor al anticipado en sus anteriores informes.

Todas ellas excusas para ocultar que esta recuperación tiene más de propaganda que de realidad. Y si no que nos lo digan a los españoles, que con la revisión que hizo el INE del PIB del segundo trimestre hemos visto como hemos pasado de un crecimiento vigoroso a una estanflación preocupante. Veremos la cifra que da el FMI para cierre de año y para el 2022, año clave para determinar el futuro de la economía ibérica.


- Publicidad -