jueves, 21 octubre 2021 11:16

Los puertos españoles, a la conquista de las mercancías de Europa

«España es el primer país europeo en el transporte de contenedores». Francisco Toledo, presidente de Puertos del Estado, es claro con el papel que juegan los puertos españoles dentro de la economía europea. Con las cuentas cerradas al mes de julio, el importe neto de la cifra de negocios del sistema portuario ascendió a 586,5 millones de euros, un 7,9% respecto a los datos de 2020, y el resultado del ejercicio, después de impuestos, se situó en 112,5 millones de euros, duplicando los resultados del año anterior.

El presidente de Puertos del Estado ha afirmado que «estos buenos resultados han sido propiciados por el incremento de los tráficos portuarios que han crecido un 6,1% en los primeros ocho meses del año, superándose los 359 millones de toneladas». Respecto al presupuesto de Puertos del Estado, Francisco Toledo ha comunicado que el proyecto de presupuestos de 2022 contempla unos ingresos de 32,8 millones de euros, un 4,5% superiores a lo presupuestado para 2021, y unas inversiones de 8,75 millones de euros, un 9,4% superiores a las de este año.

Pero para ser los primeros no basta con quererlo. Los puertos del estado acometerán una inversión en el periodo 2021-2025 de cerca de 4.556 millones de euros. Francisco Toledo ha señalado que «estas inversiones, unidas a una cifra similar que ha comprometido la iniciativa privada, situarán a los puertos españoles en condiciones óptimas para afrontar los retos a los que nos enfrentaremos en los próximos años, en los que las propuestas para lograr una movilidad sostenible e interconectada exigirán que actuemos teniendo en cuenta las demandas de la sociedad».

Y, de la misma forma, las inversiones también vienen de parte de la iniciativa privada. Para el presidente de los puertos, estos son un ejemplo de colaboración público privada. De hecho, la cifra pactada por parte de esta iniciativa privada es más o menos la misma que la cifrada en la parte pública. «Por la parte privada tenemos 4.200 millones de inversión, vía concesional. Hay un equilibrio de inversión privada y pública», apuntaba Toledo en el último encuentro del sector de las infraestructuras organizado por Deloitte.

Las inversiones acometidas van para afianzar y optimizar los recursos que tienen

Además, estas inversiones irán destinadas en dirección contraria a lo que iban destinadas hasta ahora. Si bien antes se intentaba ganar terreno al mar para tener un puerto más grande, ahora la mirada está puesta en tierra. «Vamos a hacer un cambio respecto de las inversiones que se han hecho últimamente, que iban encaminadas en ganar terreno al mar, y ahora lo que hay que hacer es optimizar lo que tenemos. Tenemos una potencia instalada suficiente y tenemos que invertir en ella», destacó Toledo en este encuentro.

AUTOVÍA FERROVIARIA

Dentro de estas inversiones, un eje fundamental son las conexiones ferroviarias. En mente de puertos del estado están las diferentes autovías ferroviarias que se están proyectando por todo el país. Una de ellas es la que conectará Valencia y Madrid, y que ya está operativa a la espera de que se terminen de hacer las conexiones en el puerto de Valencia.

«Una de las partes de la inversión se va a dedicar a las conexiones ferroviarias. De la mano de Adif tenemos previsto 966 millones para los próximos años. Los puertos son los grandes generadores de carga ferroviaria, el 80% de las importaciones se hacen por los puertos y más del 60% de las exportaciones salen por los puertos», confirma el presidente.

Pero uno de los proyectos más ambiciosos que tienen entre manos es la línea ferroviaria que conectaría el puerto de Algeciras con Zaragoza. En principio ya está firmado el convenio con Adif para las actuaciones en la línea Algeciras-Bobadilla. Esté previsto que esta línea capte el tráfico de camiones entre el Puerto algecireño y el de Tánger Med, que se prevé que aumente cada año hasta los 600.000 vehículos en 2030, y convertirse en el comienzo de un cambio de modelo del transporte.

El proyecto nació en 2017 cuando se firmó un convenio entre Aragón y Andalucía que propiciaba una estrategia conjunta para reclamar al Gobierno central las inversiones necesarias. Estas permitirían desarrollar y poner en marcha el ferroutage, que es como se denomina este corredor ferroviario central que transcurre desde Algeciras hasta Antequera, de allí a Madrid, Zaragoza y Tarragona. Ahora, cuatro años después, esta importante infraestructura, señalada como una auténtica revolución en el transporte de mercancías español parece más cerca de materializarse. De hecho, Adif ya está haciendo actuaciones para revisar los gálibos de la línea.

«Tenemos puertos competitivos, rentables y sostenibles. Los puertos españoles se autofinancian, no recibimos dineros de los presupuestos generales ni de las comunidades. Esto quiere decir que tienen que crear beneficios no solo para hacer frente a sus gastos de explotación sino también a las inversiones, que son muy cuantiosas», resumía Francisco Toledo en este encuentro con Deloitte.


- Publicidad -