miércoles, 20 octubre 2021 2:47

IG Markets, el bróker que más pérdidas genera a sus clientes entre los grandes

IG Markets mantiene una extraña relación con los clientes minoristas. Así, la firma perteneciente al conglomerado IG Group, y antes denominada Investors Gold Index, no solo es de los tres grandes (eToro, Plus 500 e IG Markets) el bróker que más pérdidas genera entre sus clientes, sino que es el que menos ha reducido esa cifra en los últimos meses, entre las plataformas de inversión más reconocidas. Una posición que sin embargo le ha venido muy bien a la firma británica para compensar el alarmante derrumbe de su negocio.

Para entender el juego que ejecuta la compañía hay que ir por partes. La primera, y más importante, es conocer como este tipo de plataformas de inversión ganan dinero: la primera, más tradicional y conocida, son las comisiones que cobra por sus servicios a los inversores. Así, cada operación que ejecuta cada cliente normalmente le sigue el pago de un pequeño porcentaje, aunque constante al ejecutarse un gran número de movimientos de trading. La segunda es que se genera beneficio con las operaciones de los usuarios.

Se trata de un juego de probabilidades. IG Markets y otras tantas plataformas conocen que un porcentaje muy alto (más de un 70%) de sus clientes perderán dinero con sus operaciones bursátiles. La idea es que las inversiones de los usuarios nunca salen a mercado y simplemente es una apuesta contra la propia compañía. Como las firmas saben que van a ganar en su mayoría, simplemente cubren esas posiciones con derivados financieros y dejan que los pequeños inversores drenen sus recursos hasta sus cuentas.

EL COMPLEJO (Y ARRIESGADO) MUNDO DE LOS CFD

Todo ese complejo entramado se articula a través de los denominados contratos por diferencias, o más conocidos como CFD. De una manera algo más técnica, se definen como acuerdos donde se intercambia la diferencia de valor de cierto activo entre el momento de la apertura y el cierre del contrato. La propia IG Markets desvela en su web que este tipo de instrumentos financieros es «una forma de operar en mercados financieros que no requiere la compraventa de ningún activo subyacente», esto es que no se compran acciones directamente.

Pero la maquinaria de las plataformas de inversión no termina ahí. El siguiente paso es que se combinan con apalancamiento, esto es que el usuario pone una parte del precio del valor comprado y el proveedor, en este caso IG, le presta el resto. Una de las virtudes de este tipo de operaciones es que un inversor puede conseguir multiplicar su rentabilidad si gana. El problema es que cuando la operación entra en pérdidas el usuario ve como el quebranto en su cuenta también se multiplica.  

Parece justo, y lo es, salvo por un detalle: las plataformas asumen que sus clientes van a perder mucho más dinero del que van a ganar. Y otro adicional: esas pérdidas multiplicadas son ganancias ilimitadas para ellas, que van directas a sus beneficios. Tanto es así que los reguladores europeos obligaron hace tiempo a las plataformas a advertir sobre los riesgos de estas operativas y el porcentaje de clientes que pierden dinero.

IG MARKETS EL QUE MÁS HACE PERDER A SUS CLIENTES

De hecho, en el encabezado del propio IG Markets se puede leer: «Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento (…) Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero (…) Puede sufrir pérdidas rápidamente». Asimismo, señala que «el 73% de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero en la comercialización con CFD con este proveedor».

Se trata de una cifra muy elevada que está por encima de otras grandes plataformas con un elevado volumen de usuarios. Así, ese 73% es ligeramente mayor que el 72% de Plus 500, la firma que patrocina al Atlético de Madrid, o ampliamente por encima del 67% que registra eToro. Por su parte, está igualada con XTB, aunque su evolución ha sido desigual. Así, la empresa de trading polaca ha logrado recortar ese porcentaje el doble de lo que lo ha hecho IG. En concreto, ha pasado del 77% al 73%, mientras que la británica apenas lo ha hecho del 75% al 73%.

Obviamente, toda esta situación se ha traducido en unos mayores cobros para la compañía, sin que esto implique que esa sea la voluntad de la compañía, que sus clientes pierdan dinero. En concreto, la firma indica en sus cuentas anuales, presentadas en agosto, que la filial europea del grupo, IG Europe, es “uno de los miembros que brindan acceso minorista y donde el Grupo obtiene más ingresos de las tarifas comerciales de los clientes minoristas”. Toda una declaración. Esa evolución favorable en territorio europeo ha servido de contrapeso frente a la caída en el negocio que ha sufrido en los últimos meses.

TURBO24, EL INVENTO PARA ARRASTRAR A LOS MINORISTAS ESPAÑOLES

En concreto, el grupo indicó que la cantidad de clientes que se unieron a su plataforma entre junio y agosto se redujo hasta en 37%, respecto al mismo periodo del año anterior. Aunque, eso sí, los ingresos solo se redujeron en un 4%, en parte, por la sangría ejecutada a los minoristas europeos y, por extensión, españoles. Un objetivo para el que la compañía ha perfeccionado algunos instrumentos que han conseguido incrementar las pérdidas, en porcentaje y cuantía, de muchos de sus clientes.

Una de esas es el llamado Turbo24, cuya publicidad aparece en cualquier lugar. Se trata, según explica la propia IG de «un derivado titulizado cotizado en un mercado financiero u otro sistema (…) En cada operación eliges un nivel de knockout (precio de ejercicio) y tu posición se cerrará de forma instantánea si se alcanza dicho precio».

La clave de su utilización está en dos puntos: por un lado, que te deja elegir («disfruta de un mayor control», dice la plataforma) el apalancamiento, lo que muchas veces se convierte en uno más alto. Por otro lado, se vende sin comisiones, lo que atrae a más inversores, pero en realidad el precio que se paga incluye «el spread del creador de mercado y una tarifa para garantizar el nivel de knockout«. En otras palabras, la comisión va implícita en el precio. El instrumento de inversión prácticamente solo se comercializa en Europa y ha sido el soporte principal para la firma en la compañía. Para desgracia, eso sí, de muchos inversores.


- Publicidad -