jueves, 21 octubre 2021 12:34

Avatel elige la vía local para entrar en la pelea con los grandes operadores

Avatel, operador especializado en el segmento regional y rural, quiere dar su salto nacional -precisamente- desde esta posición. Ante un atasco considerable en las grandes ciudades y zonas urbanas, donde siempre hay tres o cuatro operadores compitiendo, y con redes duplicadas en muchos sitios, parece bastante razonable esta estrategia. Aunque el plan de futuro vendrá marcado por los movimientos corporativos y los ‘remedies’ que surjan.

De hecho, Avatel quiere hacer flocecer el lema de que son «el quinto operador por número de líneas fijas». Una terminología que hace años le dio resultado a MásMóvil, aunque los tiempos han cambiado, e incluso hay tapón para estar en esas posiciones de privilegio tras las grandes compañías que, lo bueno para sus perseguidores, es que se quedarán reducidas cuando se aplique la próxima ola de consolidaciones.

En este escenario, Avatel prevé llegar a final de 2021 a 600 millones de euros de inversión en dos años para consolidar el sector de los operadores locales y afianzarse en el medio rural. En una presentación pública, el operador ha manifestado que espera facturar 275 millones de euros proforma a final de año y apunta a cerrar con un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 123,4 millones de euros.

Entre las estrategias que tienen planteadas la compañía, uno de los principales objetivos consiste en sumar 110 adquisiciones de operaciones locales entre 2020 y 2021, después de los 40 que adquirió en 2019. En estos momentos, el operador cuenta con 400.000 clientes fijos y 72.000 clientes de su recién lanzado servicio móvil, que, según datos proporcionados por la compañía, crece al ritmo de 30.000 portabilidades por mes, lo que lo situaría como líder del mercado.

EL CAMINO DE AVATEL

La empresa surgió en 2011 en la Costa del Sol como una compañía especializada en conectar segundas residencias. En 2017, adquirió su primer operador, Sintonías San Pedro, y empezó a implementar este modelo de compra, que adquirió intensidad en 2019 cuando se plantearon cerrar 40 adquisiciones.

A diferencia de lo que esperaban, la pandemia favoreció sus intenciones, según ha explicado en una rueda de prensa el consejero delegado de la firma, Víctor Rodríguez. Los operadores integrados mantienen su marca propia e incluso el equipo de gestión, ya que los directivos reseñan que la cercanía es una de las apuestas del grupo.

FUTURO DE LA COMPAÑÍA

Por lo que respecta al futuro, la compañía tiene identificados 400 operadores locales que son interesantes por sus métricas, por lo que el consejero delegado, Ignacio Aguirre, vaticina que continuarán implementando su estrategia, centrada en localidades con entre 5.000 y 30.000 unidades inmobiliarias. Los directivos han detallado el esquema financiero del operador, que cuenta con un crédito sindicado de 180 millones de euros formado por un ‘pool’ de bancos liderado por Banco Santander.

Aunque una cuestión es el plan estratégico, y otra la realidad. Sobre el papel, la estrategia de Avatel es realista; pero hay un factor fundamental que tiene que ver con el proceso de consolidación que afectará a Vodafone-Orange/MásMóvil en alguna de sus variantes. Y, lo más importante, la operación será aprobada con la apliación de ‘remedies’; es decir, unas condiciones de que pondrán en el mercado activos para dar ‘luz verde’. Así, la compañía que se haga con esas redes podrá ampliar su perímetro de forma inmediata.

Hasta ese momento Avatel continúa desplegando fibra óptica y se encuentra testando otros modelos de negocio como la energía. Asimismo, el operador se ha presentado al plan UNICO de extensión de la banda ancha en varias provincias.


- Publicidad -