domingo, 5 diciembre 2021 20:35

CaixaBank realiza piruetas para completar las 515 salidas que faltan del ERE

El ajuste en CaixaBank está haciendo que la entidad tenga que hilar muy fino para cuadrar las bajas y lograr que encajen las cifras del ERE. La primera fase se cerró sin completar las 6.452 salidas previstas y la entidad «aplicará palancas que favorezcan la adecuada distribución de la plantilla tras el proceso de aplicación de las medidas, fomenten la voluntariedad y permiten maximizar la aceptación de solicitudes de adhesión». Le faltan 515 salidas por conseguir.

COMISIÓN DE SEGUIMIENTO

En la segunda reunión de la comisión de seguimiento del ERE, el banco comunicó a los sindicatos que había aceptado 6.058 adhesiones. También les concretó que 1.123 personas dejarán el banco el próximo 1 de noviembre.

Hay más cifras: las salidas con recolocación directa serán 121. Todo ello hace que las salidas efectivas sobre el cómputo total de 6.452 personas asciendan a 5.937. De este modo, las extinciones pendientes se sitúan en 515. El banco utilizará varias vías para completar el ERE. Con dos de las medidas de las planteadas se quedaría muy cerca: a falta de 136 salidas.

EXCEDENTES Y PENDIENTES

Teniendo en cuanta la red de oficinas, las direcciones territoriales y los «servicios centrales distribuidos», hay 20 provincias que no han resuelto aún un excedente de 404 posiciones. Mientras, 32 provincias tienen exceso de solicitudes de adhesión, resultando en 2.070 peticiones que no pueden materializarse en salidas.

Asimismo, hay «ocho áreas que siguen con «un excedente por resolver de 111 posiciones y hay 7 áreas que tienen exceso de solicitudes de adhesión, resultando en 55 peticiones que no pueden materializarse en salidas», dijeron Comisiones Obreras (CC. OO.), el sindicato de empleados (SECB) y UGT en un comunicado conjunto.

A día de hoy, el banco ha comunicado a los sindicatos que 28 personas han solicitado anulación de su adhesión, 11 adhesiones se han dado de baja (bajas voluntarias, invalidez y defunciones), el número de solicitudes denegada, mientras que ha denegado cuatro  solicitudes y un total de cinco adhesiones que, en principio, no  se habían admitido se han aceptado al comprobar errores en proceso de adhesión.

Este es el contexto en el que el banco pone en marcha la segunda fase del ERE. La voluntariedad sigue siendo el pivote del proceso.  

HAY 2.070 SOLICITUDES QUE NO PUEDEN MATERIALIZARSE EN SALIDAS DE EMPLEADOS

SEIS PUNTOS

Son seis las opciones que conforman el conjunto de medidas planteadas para la segunda fase del ERE.

El primer punto es el «inicio del estudio de todas las solicitudes de traslado formuladas por la plantilla adscrita de provincias que se mantengan como excedentarias a provincias con exceso de peticiones de adhesión».

Dentro de la lista, en segundo lugar, CaixaBank tiene previsto que en octubre haya «ofertas de vacantes de empresas filiales (según sus necesidades)», pero «solo aceptarán las solicitudes de la red, servicios centrales distribuidos y direcciones territoriales de provincias o en áreas de servicios centrales que todavía tengan excedentes una vez se han aceptado las peticiones de adhesión.

CENTROS INTOUCH

La tercera pata es la oferta de plazas para centros InTouch en las provincias donde no alcanzan el número de peticiones de adhesión y en un centro de soporte de banca digital que abrirán en Almería. Según las centrales sindicales, para «reducir los excedentes pendientes, se ha previsto la deslocalización de empleados de estos centros en 10 provincias incluyendo tres nuevos centros (León, Córdoba y Huelva de InTouch) y un centro de soporte de banca digital en Almería)». Esto que podrían permitir aceptar 284 extinciones en provincias con exceso de adhesiones, apuntan.

«El número es provisional y dependerá de los traslados y resto de palancas», avisaron las centrales. «Sumando los puntos tres (120 extinciones, 73 en provincias) y cuatro (284 nuevas extinciones en provincias), quedará por resolver un excedente de 136 posiciones.

SITUACIONES DE EXCEDENCIA

Un punto contemplado en cuarto lugar es liberar 55 plazas procedentes de «personas adheridas en situación de excedencia especial de grupo». Estas personas contaban como salidas en las provincias en las que prestaban sus servicios, pero se les va a considerar como parte de los servicios centrales debido a que prestaban sus servicios  en empresas filiales consideradas parte de dichos servicios centrales. Esto libera 55 plazas nuevas: 22 de empleados adicionales de excedencia especial de grupo y 33 de provincias, señalan. Se trata de 22 plazas en Barcelona, siete en Madrid, dos en Valencia, una posición en Málaga y una plaza en Sevilla.

Almería albergará un centro de soporte de banca digital de Caixabank

PETICIONES EXTRA

Entre las iniciativas hay una quinta opción que puede permitir la aceptación de 25 peticiones extra. Y es que«inicialmente, el número de excedentes estimado en servicios centrales se había reducido en el número estimado de personas que podían cubrir vacantes de recolocación indirecta». «Para reducir el excedente total pendiente de aquellas áreas en las que hay exceso de solicitudes de extinción de contrato, se procederá a su aceptación hasta cubrir el número de excedente total considerado por la organización», remarcaron desde el lado de los sindicatos.

La sexta vía tiene que ver con el dimensionamiento del departamento de Riesgos en los servicios centrales. El banco estima que se puede absorber el 100% de su excedente, pero asumiendo el trabajo de «40 personas de servicios centrales distribuidos», apunta el sindicato de empleados de CaixaBank. De este modo, generarán nuevas salidas en Madrid (16) Barcelona (13), Baleares (6) y Santa Cruz de Tenerife (5).


- Publicidad -