miércoles, 1 diciembre 2021 5:20

La demanda de electricidad subió un 2,8% en septiembre, pero cae respecto a 2020

El 35,8% de la generación mensual fue de origen renovable y el 60% se produjo a partir de tecnologías que no emiten CO2 equivalente. La demanda eléctrica nacional alcanzó en septiembre los 21.073 gigavatios/hora (GWh), un 2,8% superior a la registrada en septiembre de 2020. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la cifra es un 2,9% mayor respecto a septiembre del año anterior, según los datos de Red Eléctrica.

Comparada con septiembre de 2019, un mes previo a la pandemia, y corregidos los efectos de la laboralidad y las temperaturas, la demanda de energía eléctrica nacional desciende un 2,2%.

En los primeros nueve meses de 2021, la demanda se estima en 192.587 GWh, un 3,4% más que en el mismo periodo de 2020. Una vez corregida la influencia del calendario y las temperaturas, la demanda es un 3,5% superior.

En septiembre, la generación procedente de fuentes de energía renovable representó el 35,8% del mix. Durante el pasado mes, la producción de energía verde fue de 7.415 GWh, un 8,6% menos que en el mismo periodo de 2020.

Con la información disponible a día de hoy, la generación de origen eólico alcanzó en septiembre los 3.182 GWh, un 21,5% menos que en el mismo mes de 2020, debido a las condiciones meteorológicas.

Así, este septiembre la eólica ha representado el 15,4% de la producción total, siendo la tercera tecnología que más aportó al mix, solo superada por el ciclo combinado de gas (24%) y por la nuclear, que produjo el 23,7%.

Además, la solar fotovoltaica generó 1.909 GWh, un 30,9% más que en septiembre de 2020, y supuso el 9,2% de toda la estructura de generación.

EL 60% NO EMITE CO2

Así, en el mes de septiembre, el 60% de la producción eléctrica procedió de tecnologías que no emiten CO2 equivalente (gases de efecto invernadero).

En el sistema eléctrico peninsular, la demanda de septiembre se estima en 19.752 GWh, un 1,9% superior a la registrada en septiembre de 2020. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la demanda es un 2,1% superior a la del mismo mes del año anterior.

Comparada con un periodo previo a la pandemia (septiembre de 2019) y corregidos los efectos de la laboralidad y las temperaturas, la demanda de energía eléctrica peninsular desciende un 2,1%.

De enero a septiembre de 2021, la demanda de energía eléctrica en la Península se estima en 182.129 GWh, un 3,4% superior que en el mismo periodo de 2020. En este caso, una vez corregida la influencia del calendario y las temperaturas, la demanda es un 3,5% superior.

Durante el mes de septiembre y según datos estimados a día de hoy, el 37,4% de la generación peninsular fue de origen renovable y el 63,1% procedió de tecnologías que no emiten CO2 equivalente.

Por su parte, la eólica registró 3.069 GWh, un 22,5% menos que la producción de septiembre del año pasado, y la solar fotovoltaica 1.869 GWh, un 31% más que el mismo mes de 2020.

La demanda de energía eléctrica aumentó un 34,8% en Baleares y un 8% en Canarias en septiembre. En las Islas Baleares, la demanda de energía eléctrica en el noveno mes del año se estima en 543.815 MWh, un 34,8% superior a la registrada en septiembre de 2020. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la demanda aumenta un 31,9% respecto a la de septiembre de 2020.

Comparada con un periodo previo a la pandemia (septiembre de 2019) y corregidos los efectos de la laboralidad y las temperaturas, la demanda de energía eléctrica balear desciende un 6,2%. En los primeros nueve meses de 2021, la demanda bruta balear se estima en 4.237.931 MWh, un 12,3 % más que en el mismo periodo de 2020.

El ciclo combinado, con un 73,7% de la energía producida en Baleares, fue la primera fuente de generación eléctrica del archipiélago en septiembre, seguida de la de motores diésel (10%).

En septiembre, la energía renovable y que no emite CO2 equivalente generada en la Comunidad balear representa un 5,9% del total.

Además, durante este mes, la energía eléctrica procedente del enlace submarino entre la Península y Mallorca cubrió el 6,9% de la demanda eléctrica balear.

Por su parte, en el archipiélago canario la demanda de electricidad se estima en 739.472 MWh, un 8% superior a la registrada en septiembre de 2020. Si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, la cifra se incrementa un 8,5%.

Comparándola con un periodo previo a la pandemia, el mes de septiembre de 2019, y corregidos los efectos de la laboralidad y las temperaturas, la demanda de energía eléctrica canaria desciende un 2,1%.

De enero a septiembre de 2021, la demanda canaria, en términos brutos, fue 5.914.064 MWh, un 0,7% menos que en el mismo periodo de 2020.

En Canarias, el ciclo combinado, con el 39,4% del total, fue la primera fuente de generación eléctrica de septiembre, mientras que las renovables y tecnologías libres de emisiones alcanzaron el 18,4% de la producción.


- Publicidad -