domingo, 24 octubre 2021 7:48

La jornada de cuatro días de Desigual presenta dudas en el resto del sector

Parece que la idea utópica de tener una jornada laboral de cuatro días poco a poco va haciendo mella en la cabeza de las empresas. La primera de las grandes que ha planteado a sus trabajadores la posibilidad de acogerse a esta iniciativa ha sido Desigual. Sin embargo, son muchas voces las que desaconsejan su práctica.

Hace unas semanas, Desigual hacía pública la consulta a sus trabajadores sobre si querían que la compañía textil implantase una jornada laboral de cuatro días con tres de descanso. Sobre plano parece una gran oportunidad, sin embargo, hay que tener en cuenta la letra pequeña. En el caso de aceptar, esta medida de momento solo afectaría a 502 empleados de los 2.700.

Entre las bases que ha puesto la empresa de moda a esta iniciativa se encuentra el teletrabajo. Desigual deja que sus empleados trabajen desde casa uno de los tres días de la semana. Sin embargo, lo que notarían estos trabajadores serían el sueldo. Verían una reducción mensual de entre un 4 y un 5,8%.

Para que esta nueva jornada laboral salga adelante se necesita que, al menos, el 66% de la plantilla vote a su favor. Esta votación se realizará el próximo 7 de octubre. Hasta ese momento, Desigual ha dejado a su plantilla probar este sistema para saber si les encaja sin que repercuta en su sueldo.

Los costes laborales de esta jornada para las empresas subirían un 42%

Desigual ha abierto una puerta que no sabemos si tomarán el resto de empresas de moda. Sin embargo, son muchas las voces autorizadas que afirman que este tipo de práctica no tiene cabida en España. En el hipotético caso que en el futuro cercano todas las compañías textiles se acogieran a él y afectase a todos los extractos de la compañía, habría que ver cómo afectaría a los consumidores.

LOS ANALISTAS RECHAZAN ESTA JORNADA

Las empresas que ya aplican estas medidas aseguran que sus empleados son mucho más productivos y sus beneficios aumentan. Sin embargo, desde las empresas rechazan esta iniciativa. Así lo recoge un estudio de Adecco, que explica que muchos de los establecimientos no podrían acogerse a jornadas de 32 horas semanales. Esto les haría tener que replantearse toda la jornada y no aseguran que eso sea viable.

En este campo entran sectores como los hoteleros y las empresas textiles. Que los empleados de este tipo de empresas de moda reduzcan su jornada laboral implica un problema, sobre todo los dependientes que están más sujetos al tiempo libre del resto de la población, que dedica su ocio a la compra.

Además, los analistas no aúpan esta iniciativa. Las características estructurales de España hacen que sea el lugar menos apropiado para aplicarlo debido al gran número de pymes. Uno de sus principales problemas son los costes laborales que se incrementarían hasta un 42%. Muchas empresas, sobre todo las del sector servicios, no podrían soportar este incremento de costes debido a la imposibilidad de cubrir ciertos espacios temporales.

Hasta el momento todo está en el aire y las empresas más grandes del país no se han manifestado públicamente sobre esta jornada a excepción de Telefónica. Por el momento, parece que será la Comunidad Valenciana la primera en arrancar con esta iniciativa. El proyecto, que comenzará en 2022, activará una web donde las empresas interesadas se podrán inscribir. El Govern destinará 10 millones de euros a este plan.

Quizás, dependiendo del resultado que se obtenga de la prueba valenciana y, si finalmente los trabajadores de Desigual votan a favor de este cambio, la jornada laboral de cuatro horas puede hacerse una realidad en España. Hasta el momento, parece no tener demasiados adeptos y presenta serias dudas a muchos sectores.


- Publicidad -