domingo, 24 octubre 2021 3:35

Ferrovial confía en que la 407 reparta dividendo a final de año

La joya de la corona de la cartera de Ferrovial. Así se puede denominar a la autopista que la compañía tiene en Toronto (Canadá) y que tiene una longitud de 108 kilómetros. Fue la primera autopista con sistema de peaje electrónico de libre acceso. Este sistema, que era el que aportaba una parte de los dividendos de Ferrovial, quedó limitado debido a la pandemia. En el segundo trimestre de este año suspendió el dividendo, con lo que se acumulaban cuatro consecutivos sin reparto.

Pero ya se veía una recuperación del tráfico en el principal activo. Ahora, con el inicio del nuevo curso tanto escolar como laboral y la relajación en las restricciones de movilidad se ve con otros ojos su recuperación. Según apunta un informe de JPMorgan el activo debería volver a pagar un dividendo a finales de año.

La compañía espera una actualización del dividendo de la 407 ETR antes de fin de año. Este activo, que se construyó para aliviar al anillo de circunvalación 401, el más congestionado de Norteamérica, solo ha entregado un dividendo a la compañía desde marzo de 2020. En general, el informe de JPMorgan ve una recuperación del tráfico en Toronto, impulsada por el levantamiento de las restricciones.

Ahora mismo, todo son comentarios positivos en la recuperación del tráfico de la 407 ETR, impulsada por el levantamiento de las restricciones. Otro de los puntos clave es la vuelta al colegio. Sobre todo, el tráfico se ha restituido en la hora punta de la mañana tras la reapertura de los colegios en este septiembre. Pero en cuanto a la vuelta al trabajo, todavía no se espera que las empresas hagan que sus trabajadores regresen a la oficina.

A su vez, Ferrovial prevé que otras autopistas de EE.UU., como la I-66 y la NTE 35W C, están bien posicionadas para el crecimiento y el aumento de las tarifas en estas vías. Está previsto que ambas vías abran a finales de 2022 y en 2023 respectivamente, y la compañía es optimista en cuanto al potencial de crecimiento de la I-66. En este país, el tráfico ya se estaba normalizando durante el primer semestre de 2021, y sus tarifas están aumentando más de lo que habían previsto, según se desprende de esta conferencia de JPMorgan.

Otras dos autopistas, la I-66 y la NTE 35W C, están bien posicionadas para su crecimiento

NUEVAS INVERSIONES DE FERROVIAL

Igualmente, se han aclarado los criterios de inversión en las autopistas de peaje, destacando que ahora mismo existe un nivel de bajo riesgo debido a la mayor visibilidad y a las tendencias de crecimiento estructural. Una de estas tendencias es la implantación del comercio electrónico en la región, lo que implicará una mayor recuperación del tráfico rodado.

Actualmente, Ferrovial está buscando autopistas gestionadas en lugares en los que ya está establecida. Igualmente, mencionó que está interesada en autopistas de peaje en otras zonas geográficas, así como en activos aeroportuarios, en línea con la estrategia Horizonte 24. De hecho, la 407 ETR y el aeropuerto de Heathrow ofrecen las mejores perspectivas de recuperación para la compañía.  

Igualmente, desde la compañía confían en renovar las inversiones a tenor de la fuerte posición de tesorería, tras los últimos 18 meses de postura conservadora relacionada con la Covid. Además, buscarán en estas un posible aumento de los dividendos, un tema sobre el que pretenden proporcionar más información antes de fin de año, según JPMorgan.

Otro punto a favor que tiene la compañía ahora mismo es la relajación de las restricciones a los viajes en EE.UU., ya que supondrá un impulso para el tráfico de Heathrow. Tras una temporada de verano más débil de lo previsto, la noticia de la reapertura fue alentadora hacia la consecución de las previsiones para este presente ejercicio.

INFLACIÓN

Por otro lado, las presiones inflacionistas no son una preocupación para Ferrovial en su conjunto, según JPMorgan. Igualmente, se espera que la escasez de la cadena de suministro tenga impacto a finales de 2022. En cuanto a la construcción, la presión inflacionista en el aumento de los precios de las materias primas no está teniendo un impacto significativo en la rentabilidad, y la compañía está cubierta mediante los contratos fijos.


- Publicidad -