domingo, 24 octubre 2021 7:29

4 tipos de alojamiento web y sus características detalladas

Al crear o mantener un sitio web, hay un servicio que no se puede dejar de lado: el alojamiento web. Para elegir el correcto, es importante conocer a fondo cuáles son sus variantes. En este artículo, vamos a detallar los tipos de alojamientos y sus características más importantes.

¿A qué llamamos alojamiento web y por qué es tan importante?

El alojamiento web, también conocido como hosting, es un servicio que sirve para almacenar el sitio web y todos los datos que él trae. Funciona a través de servidores, físicos o virtuales. Para que lo entiendas mejor, imagina que es una computadora con gran potencia.

El hosting es muy importante dado que, a través de este servicio, los usuarios pueden acceder a la web a través de internet. Si, por un error en la elección del plan, el hosting falla, nadie podrá ingresar al sitio.

4 tipos de alojamientos web detallados

Dado la importancia del hosting, es fundamental que conozcas los diferentes tipos para ver cuál es el más adecuado para tu web. A continuación, vamos a detallar los 4 tipos más populares con sus características.

#1 Cloud Hosting

Como mencionamos, el servicio de alojamiento web actúa a través de servidores. Del tipo de servidor depende el tipo de hosting. En el caso del cloud hosting, el sitio web no se aloja en un sólo servidor, sino que son múltiples máquinas conectadas mediante la red que se encuentra en la nube.

Desde que comenzó el concepto de computación en la nube, los planes de cloud hosting se volvieron muy populares para las grandes empresas debido a sus características:

  • Es fácil de escalar: en caso de necesitar más recursos, no se deben hacer grandes cambios técnicos.
  • Sólo se paga lo que se utiliza. A diferencia del resto de los tipos de alojamiento web, en el cloud hosting se pagan los recursos que se utilizaron a lo largo del periodo.
  • Su disponibilidad llega al 100%, dado que si un servidor falla, existen otros cientos conectados a la misma red.
  • En cuanto a seguridad, todos los datos están protegidos en internet. No se corren riesgos de perder todo.
  • Su costo de implementación es alto pero, a largo plazo, se reduce inversión en servicio de alojamiento teniendo un servicio óptimo.

#2 Hosting Dedicado

En el alojamiento web dedicado, tal como dice su nombre, el servidor es exclusivo para un sólo propietario. Esto quiere decir que todos los recursos de la máquina van a ser manipulados por un único dueño.

Este tipo de servicio es elegido por empresas que tienen una gran cantidad de tráfico o que poseen múltiples sitios web o proyectos.

  • Se encuentra alojado en un datacenter (que es un espacio especial para servidores dedicados) para su mayor seguridad.
  • El 100% de los recursos del servidor están destinados a un único propietario, por lo que no se ve afectado por el tráfico externo de otros sitios web.
  • Por lo general, el servicio de soporte suele ser mucho más efectivo que en el resto de los alojamientos.
  • Al ser exclusivo, tiene una mayor seguridad y privacidad.

#3 Hosting Compartido

En el hosting compartido, el servidor es utilizado por más de un usuario por lo que los recursos se dividen entre varios. Lo negativo de esto es que, si se produce un aumento de tráfico en el resto de los sitios web alojados en el servidor, puede que tu sitio no responda.

Este tipo de alojamiento web es utilizado por personas que recién entran al mundo de la creación de páginas y no cuentan con grandes presupuestos de inversión. Es muy útil para empezar.

  • Es muy fácil de manejar, dado que la administración general está en manos del proveedor.
  • Su costo es accesible. Existen una gran cantidad de planes a disposición de los usuarios.
  • Los recursos se comparten entre varios sitios web.
  • No tiene muchas posibilidades de personalización, dado que la mayoría de las opciones de configuración las maneja el proveedor.

#4 VPS

Podríamos decir que el hosting VPS es una mezcla de los tres anteriores. Se trata de un servidor físico único que es dividido, a través de un proceso digital, en varios servidores privados y virtuales. De esto deriva su nombre, Virtual Private Server (Servidor Virtual Privado).

El hosting VPS tiene la mejor relación precio/calidad. Su costo es accesible y se obtienen características muy similares a las del hosting dedicado.

  • Tiene autonomía de recursos. Al estar dividido virtualmente, los recursos no se comparten con el resto de los usuarios del servidor físico.
  • Es más seguro y tiene mayor customización de privacidad.
  • El precio es mucho más bajo que el de un servidor dedicado.
  • Sigue siendo una parte de los recursos del servidor, por lo que no es recomendado para grandes proyectos con mucho tráfico web.

Cada tipo de hosting tiene sus características positivas y negativas. Lo importante es encontrar, dentro de lo que se puede pagar, una opción adecuada que permita que el sitio web no falle para poder empezar a planificar una estrategia comercial. ¿Estás listo para seleccionar el tipo de alojamiento web ideal?


- Publicidad -