lunes, 18 octubre 2021 21:50

Cristiano Ronaldo vs. Leo Messi: duelo en la suite

En el tramo final de sus carreras deportivas, Ronaldo y Messi llevan años preparando lo que será su futuro tras colgar las botas. Bien aconsejados por sus equipos de asesores, los dos deportistas más reconocidos del mundo llevan unos años invirtiendo en el sector hotelero Premium con la compra de varios hoteles tanto en España como en el extranjero.

Cristiano Ronaldo y Leo Messi llevan tres lustros siendo los mejores futbolistas del mundo. Su rivalidad solo sería comparable a la de Nadal-Federer-Djokovic en el tenis, por la ‘tiranía’ con la que han acumulado triunfos, reconocimientos individuales y ganancias económicas.

Nunca antes dos futbolistas de esta talla habían coincidido en el tiempo teniendo una incidencia tan marcada en sus respectivos equipos. Pero el tiempo no pasa en balde, y ambos, que superan ya ampliamente la treintena, saben que cada vez tienen más cerca la retirada, por lo que desde hace años llevan invirtiendo parte de sus estratosféricas ganancias en su futuro.

Y, paradojas de la vida, la rivalidad deportiva en las canchas de juego se ha trasladado al sector hotelero, donde las dos megaestrellas volvieron a coincidir al decidir poner sus miras en el negocio alojativo hace unos años.

La marca CR7 y la marca Messi venden mucho. Muchísimo. Y ambos lo saben. Los contratos de publicidad les hacen ganar más dinero del que obtienen por jugar al fútbol. Con cientos de millones de seguidores repartidos por todo el mundo, ¿a cuantos de ellos no les gustaría pasar una noche en un hotel propiedad de Ronaldo o de Messi?

Saben que son un reclamo y que un hotel ligado a su nombre tiene un valor de marca sobre la competencia y pretenden explotar ese negocio al máximo, en el presente y, sobre todo, en el futuro.

CR7, ALIADO DE PESTANA

A los 31 años, Cristiano Ronaldo con su archifamosa marca CR7 fue el primero de los dos en poner el ojo en el sector turístico. La megaestrella del fútbol es un icono del lujo y el buen gusto, y sabe explotar como nadie esa imagen para generar millonarios beneficios.

El ex del Real Madrid decidió aliarse en 2016 con la cadena hotelera portuguesa Pestana Group y abrió su primer hotel en su ciudad natal. Se trata del Pestana CR7 Funchal, un hotel de 4 estrellas ubicado en la isla de Madeira, en el mismo centro de la ciudad de Funchal, a solo 300 metros del puerto deportivo, concretamente en la Plaza Cristiano Ronaldo.

Su segunda inversión en el sector también fue en el país luso, donde abrió el Pestana CR7 Lisboa. Este Lifestyle Hotel de la capital portuguesa está ubicado en la exclusiva e histórica zona de la Baixa Pombalina, a menos de un minuto a pie de la popular Praça do Comércio (Plaza del Comercio), las principales rutas de tranvía, la zona de compras del Chiado y la vida nocturna de Cais do Sodré. Se trata de un edificio histórico totalmente renovado.

Ronaldo decidió que su tercer hotel estuviera en Madrid, donde ha conseguido sus mayores éxitos deportivos, por eso, tras el parón por la pandemia, este verano abría sus puertas el Pestana CR7 Gran Vía Madrid, un 4 estrellas donde poder vivir una experiencia diferente con el deporte. Un espacio lifestyle que piensa en el viajero urbanita, el que quiere disfrutar de la ciudady de su parte más vibrante y cosmopolita, pero el que también quiere encontrar un punto de desconexión y relax sin salir del hotel.

El cuarto establecimiento está situado ni más ni menos que en Nueva York. El Pestana CR7 Times Square es un hotel cosmopolita que goza de una ubicación privilegiada en el centro de Manhattan. Fiel a un estilo sofisticado, palpitante y siempre conectado con el estilo de vida deportivo, el hotel es el punto de partida ideal para quien no quiera perderse la intensa vida de la ciudad.

La marca Pestana CR7 integra una inversión participada al 50% por el futbolista y el grupo hotelero, que se encarga de la gestión de los establecimientos. La pandemia ha retrasado la expansión prevista por Cristiano Ronaldo y Dionisio Pestana, que tenían previsto abrir otros hoteles en París, Marraketch y Manchester, pero que han tenido que posponer unos meses sus proyectos hasta que se reactive del todo el sector.

MESSI Y SU CADENA MIM HOTELS

Hace cuatro años, Leo Messi creó la sociedad Explotaciones Rosotel, cuyo objeto social es el hospedaje hotelero: la explotación de negocios relacionados con el sector de la hostelería, en particular la gestión de bares y restaurantes y la adquisición, venta y tenencia de hoteles y apartamentos.

El ahora jugador del PSG entró en el sector hotelero un año después que su ‘archirival’, en junio de 2017 con la compra de un 4 estrellas en la localidad catalana de Sitges, justo detrás del paseo Marítimo. El MiM Sitges es un alojamiento de cuatro estrellas superior y está situado en segunda línea de mar pero con vistas de impacto. Está gestionado, como el resto de los hoteles adquiridos por el ex del FC Barcelona, por Majestic Hotel Group.

Un año después el astro argentino decidió comprar el antiguo Hotel Es Vivé de Ibiza, por el parece que había mostrado interés CR7, a quien le gusta pasar alguna semana de vacaciones en la isla balear. La rivalidad se ha trasladado de la cancha al mundo de los negocios.

El MiM Hotel Es Vivé Ibiza es un alojamiento Boutique & Spa, solo para adultos, ubicado al lado de la conocida playa d’en Bossa, una de las más visitadas de Ibiza. De estilo art decó, tiene cuatro estrellas y fue reformado hace siete años, cuenta con 52 habitaciones, un precioso spa y numerosos servicios VIP.

Ibiza es el lugar preferido por Messi y su familia para veranear junto a amigos como Cesc Fábregas o Luis Suárez. Cada verano se les puede ver en la playa con sus respectivas familias disfrutando del sol y de la diversión habitual de la isla Pitiusa.

En 2019 el capitán de la selección Argentina se hizo con el SeaSun Fona Mallorca. Una inversión muy bien recibida en la isla, sobre todo por el sector hotelero. Con el MiM Mallorca, se pretendía dar un impulso a Cala Millor, pero la pandemia cambió el panorama, que poco a poco parece que va volviendo a la normalidad.

MiM Mallorca, está situado en la localidad pesquera de S’Illot, cerca de Manacor, en el noreste de la isla. En un establecimiento de 4 estrellas, también destinado solo para el público mayor de edad, y posee una terraza con unas maravillosas vistas en primera línea de playa.

Parecía que MiM (Majestic i Messi) solo buscaba hoteles de turismo de sol y playa, pero la cuarta adquisición de ‘La pulga’ cambió radicalmente la estrategia ya que fue en la Vall d’Aran, junto a la estación de esquí de Baqueira Beret. Un enclave turístico más que conocido, habitual de la jet set apasionada del deporte de la nieve.

El Hotel MiM Baqueira es un exclusivo establecimiento localizado en el Valle de Arán y concebido para disfrutar tanto de las actividades de montaña como de nieve, como de la cultura, arquitectura y gastronomía local del valle. Dispone de una zona de spa que comprende un circuito de hidroterapia con una piscina climatizada, jacuzzi al aire libre y una cuidada selección de tratamientos.

El quinto hotel, que ya ha comprado Messi, aunque está pendiente de una remodelación, está en Andorra y es el antiguo Hotel Casa Canut, situado en una de las avenidas más populares del principado. Hasta hace unos meses era propiedad de la familia Canut, que lo administró desde su fundación hace 50 años y cuenta con 31 habitaciones de lujo, pero la crisis de la pandemia les ha hecho ponerlo a la venta y Messi ha aprovechado la situación para hacerse con este cinco estrellas de lujo.


- Publicidad -