sábado, 25 junio 2022 20:48

Swappie, nacida de una estafa, abre en España y pone a prueba a Apple

Swappie ha aterrizado España. El líder europeo de ventas de iPhone reacondicionados revienta precios y amenaza a la estadounidense en el mercado de segunda mano. La compañía finlandesa cuenta con más de 800.000 clientes y una reciente financiación de casi 40 millones de euros para continuar con su expansión internacional tras irrumpir en 15 países europeos.

Del total de la financiación, Swappie ha cosechado 34 millones de una serie B en la que han participado entidades como TESI, Lifeline Ventures, Reaktor Ventures o Inventure. Y es que, en 2020, Swappie experimentaba su mayor crecimiento hasta la fecha con unas ventas de 97 millones de euros, frente a los 31 millones del año anterior.

El crecimiento de la compañía en 2017 fue del 1.400%, mientras que continuó en esa línea en 2018. En 2019, el crecimiento fue casi de cuatro veces más. Según los datos consultados por MERCA2, Swappie obtuvo una primera financiación en 2016 de 900.000 euros, cantidad que quintuplicó un año más tarde, hasta los 4,5 millones, y que casi ha multiplicado por diez en plena pandemia.

El cliente obtiene una garantía de 24 meses que cubre más de lo que incluso Apple cubre en sus teléfonos nuevos

Swappie vende la mayoría de los iPhone reacondicionados, productos oficiales y certificados de Apple a los que se les da una segunda oportunidad. La compañía nació de un fraude en 2016. El fundador y director general, Sami Marttinen, fue víctima de una estafa en la compra de un iPhone a través de Internet. Su idea se centró en vender los productos de Apple de una forma segura y cómoda para evitar las compras a desconocidos y estafadores.

SWAPPIE DUPLICA EL PLAZO DE LA GARANTÍA DE APPLE

Al inicio, tan sólo había dos trabajadores en Swappie. En cinco años, la fuerza laboral alcanza los 900 empleados con 50 nacionalidades diferentes. La firma se dedica a distribuir teléfonos de segunda mano con el objetivo de eliminar las trabas y dudas que surgen a la hora de pagar por uno de estos productos.

Swappie da confianza a la hora de proporcionar seguridad y calidad, con una garantía de dos años en todos los productos, el doble que la tienda oficial de Apple en España y a unos precios sin competencia. Por ejemplo, un iPhone 8 tiene un coste de 169 euros frente a los 439 que ofrece Apple en su tienda online de segunda mano. Las diferencias entre ambas compañías también son visibles en los modelos de gama alta. El iPhone X se vende en Swappie por 449 euros frente a los 729 en la tienda de Apple. Este producto nuevo cuesta más de 1.100 euros, dependiendo del modelo de 64 o 256 GB.

Los productos están reacondicionados con los máximos estándares de calidad y empleando la última tecnología disponible. La inspección de calidad de estos productos se diferencia de los nuevos y la mayoría de los iPhone que dispone se debe a que el fabricante original no se comprometía a arreglarlos. Según Swappie, “los dispositivos reacondicionados son más robustos que los originales“. Además, “el cliente obtiene una garantía de 24 meses que cubre más de lo que incluso Apple cubre en sus teléfonos nuevos”, ha destacado. El objetivo de negocio es tratar de ganar cuota de mercado en España, incluso a costa del fabricante original.

TELÉFONOS CON MÍNIMOS ARAÑAZOS A PRECIOS IMBATIBLES

Los productos arreglados y puestos a la venta pueden tener “pequeños rasguños o abolladuras poco visibles“. Apple, por su parte, se compromete a cambiar las carcasas y la batería en cada uno de sus productos reacondicionados, aunque su garantía es de tan sólo 12 meses, según se describe en su propia web.

Asimismo, la reparación del terminal en Swappie llegan a la placa base, lugar vetado en numerosas tiendas debido a las dificultades y costes que conlleva. De esta forma, les “permite reparar muchos móviles con los que otras empresas -incluido el fabricante- no se comprometerían”, han destacado desde la firma finlandesa. Todos los teléfonos que se ponen a la venta muestran sus defectos, por pequeños que sean, para que el consumidor tenga la información de primera mano y no haya problemas de comunicación ni malentendidos después.

El control de calidad de Swappie es exhaustivo. Se incluye una prueba técnica de 52 pasos antes de ponerse a la venta”, han explicado desde la compañía. “Si detectamos un error durante la fase de prueba, hacemos todas las reparaciones necesarias en nuestra fábrica especializada”, han afirmado Marttinen.

SWAPPIE, UNA PIEZA MÁS EN LA ECONOMÍA CIRCULAR

Swappie se encarga de comprar los dispositivos para que sus técnicos los arreglen conforme a altos estándares de calidad y empleando la última tecnología. Para captar los iPhones usados, la empresa afincada en Finlandia ha habilitado un espacio de ventas dentro de su propia web, evitando comprar en plataformas de segunda mano y evitando posibles estafas.

El motivo de abrir en España se debe a la creciente preocupación de la población española por el medioambiente. “Cada día están más concienciados con las prácticas que favorecen la economía circular“, ha destacado el CEO. La compra de estos dispositivos reacondicionados genera una mayor sostenibilidad y se respeta el medioambiente.

Recientemente, Francia ha exigido a los fabricantes destinar un porcentaje de sus productos a reacondicionamiento, una medida que ha calado negativamente en Apple, al ser una imposición. Además, supone un ahorro. Además, la empresa indica que para producir un smartphone nuevo se utiliza la misma energía que un teléfono móvil durante 10 años.

EL IMPACTO MEDIOAMBIENTAL DEL IPHONE REACONDICIONADO

Según la empresa, casi el 90% del impacto medioambiental de un smartphone se produce durante el proceso de fabricación. Por contra, tan solo supone el 1% de los teléfonos reacondicionados si se recicla adecuadamente.

El mercado de los smartphones en Europa asciende a 100.000 millones de euros, y los teléfonos usados o reacondicionados superan los 10.000 millones. El auge de estos productos comenzó a finales del pasado año, aunque Swappie llevaba cinco en el mercado. Tan sólo se vende el 25% de los teléfonos de segunda mano, “este mercado tiene previsiblemente un enorme potencial de crecimiento“, han destacado desde la compañía.

“Esperamos que la demanda de teléfonos reacondicionados de alta calidad aumente significativamente”, ha apuntado. Para ello, es “vital” generar la confianza en los consumidores para ampliar mercado. En este sentido, compara estas operaciones con el mercado de segunda mano de coches.


- Publicidad -