miércoles, 20 octubre 2021 5:21

Oppo busca terminar 2021 como tercer fabricante de móviles en España

OPPO llegó a España en 2018 y desde entonces no ha parado de crecer. De contar con apenas una veintena de trabajadores en sus oficinas de Madrid a pasar a ser más de 120 personas, duplicando su equipo en este último año y colándose en el ‘Top 5’ de vendedores de ‘smartphones’ en el país. El objetivo a corto plazo lo tienen claro: «Acabar el año siendo el tercer fabricante en España con un 15 por ciento de cuota de mercado».

Así lo detalla Álvaro Galán, director de Producto y Estrategia de OPPO para España y Portugal, en una entrevista, en la que también ha destacado las buenas cifras a nivel de negocio que la compañía está registrando en este mercado, alcanzando «crecimientos de más del 100 por ciento respecto al año pasado» y con una cuota de mercado que ya les sitúa a finales de verano cerca del objetivo marcado.

Con ese ‘Top 3’ en mente, Galán reflexiona sobre la importancia de asentarse en la gama media y gama media-baja para después ir ganando terreno poco a poco en el segmento ‘premium’. «El 75 por ciento de la venta en España está por debajo de los 400 euros», detalla el directivo de OPPO, que es consciente de que «el volumen se encuentra en la gama de entrada», pero aspira a crecer en rangos de precio más altos.

CRECER EN EL SEGMENTO DE MÁS DE 400 EUROS

Y esto último OPPO también lo está consiguiendo. Según el informe de Counterpoint sobre venta de móviles de más de 400 euros en España en el segundo trimestre de 2021, OPPO sigue su escalada hasta lograr un 5 por ciento de cuota, muy cerca de Xiaomi (6%) y de Huawei, que se sitúa también con un 6 por ciento tras una caída de once puntos. Por encima de ellos, Apple y Samsung dominan este segmento, aunque la cuota de los coreanos cae del 22 al 17 por ciento en el último año.

«A diferencia de otras compañías chinas, nosotros llegamos a España de la mano de los operadores y con un catálogo de productos más ‘premium’. Una aproximación al mercado diferente, que nos ayuda a desmarcarnos de esa imagen de marca que solo busca ajustar el precio», añade Galán, que explica que el objetivo de OPPO es aportar valor a todos los segmentos y «mantener esa imagen y esa naturaleza vinculada a un producto de calidad».

Dentro de esta estrategia, la compañía quiere que el terminal Oppo Find X3 Lite sea «el referente en el mercado español cuando alguien piense en un teléfono de gama media-alta», sin pasar esa barrera de los 400 euros. «Esta es la base que nos permite asentarnos en volumen y dar el salto a futuro hacia gamas más ‘premium'», añade Galán.

UNA APUESTA DECIDIDA POR LOS DISPOSITIVOS FLEXIBLES Y ENROLLABLES

Otra tendencia en el mercado de los ‘smartphones’ la protagonizan los dispositivos con pantallas flexibles y enrollables. «OPPO como fabricante va a apostar por formatos nuevos. No solo quiere enseñar un prototipo para presumir de tecnología», explica el director de Producto y Estrategia de la empresa en España. Precisamente el Oppo X 2021 (que aún es un prototipo) busca convertirse en el primer móvil enrollable del mundo y podría dar pie a una nueva familia de productos.

«Todavía no sabemos cuándo estará disponible comercialmente, pero sí nos han trasladado que podría llegar a crearse una familia de este tipo de dispositivos dentro del portfolio de productos de la marca», ha agregado Galán. «Hay que adaptarse a las tendencias de consumo y necesidades relacionadas con la movilidad, ya que eso es algo que nos reclama la sociedad. El sector respondió primero aumentando la pantalla y ahora, como no puedo hacer crecer más el panel, tengo que cambiar el factor forma», apostilla.

La compañía también está dando pasos para ampliar su ecosistema de productos. «Somos jóvenes. Llevamos solo tres años de operación en España. Primero hemos establecido la operación de ‘smartphones’ y desde finales del año pasado hemos empezado a introducir nuevos productos a este ecosistema, con categorías de relojes, pulseras y auriculares true wireless», detalla Galán. En China la empresa cuenta con muchos otros productos, como televisores o tabletas, que el equipo local confía en ver pronto en el mercado español.

RETOS Y OPORTUNIDADES TRAS LA PANDEMIA

Este 2021 el mercado de los ‘smartphones’ parece empezar a recuperarse de la caída registrada en plena pandemia, aunque «aún no llega a niveles de 2019». Una de los principales cambios es que el canal online ha aumentado su importancia y OPPO ve aquí una oportunidad para seguir creciendo. «La venta online ha subido del 25 al 32 por ciento tras la pandemia y eso es interesante en un país como España, en el que la venta siempre ha sido predominantemente offline», analiza el experto de OPPO.

Este fabricante siempre ha apostado por la inversión en los espacios físicos. Una presencia en grandes superficies que se ha mantenido en este periodo tan complicado y que ha ayudado a reforzar la relación con sus ‘partners’. A esta estrategia por cuidar y aumentar los espacios de marca se suma ahora el esfuerzo por promocionar el propio canal de ‘eCommerce’ de la compañía. Con estas dos patas bien asentadas, OPPO confía en seguir creciendo en España.

«Estamos en un sector en el que todo cambia muy rápido. No puedes dejar de trabajar el día a día por mucho que creas que estás estabilizado en lo alto del mercado. En el momento en el que te despistas te quedas fuera y ya hemos visto ejemplos», advierte Galán, aludiendo al reciente anuncio de OPPO de una inversión de 6.000 millones de euros para afianzar su presencia en Europa.


- Publicidad -