domingo, 24 octubre 2021 6:45

ACS consolida Australia como su segundo mercado a través de Cimic

La vida de Cimic, filial de ACS en Australia y una de las mayores empresas de ingeniería de dicho país, ha estado ligada a los cambios históricos que ha tenido el sector de la construcción allí. Por ello, se encuentra muy expuesta a las tendencias de esta actividad, así como a su volumen de trabajo y el precio de sus acciones. Pero, sin embargo, se encuentra ahora mismo en un buen momento, dado que la tendencia a largo plazo de Australia hacia una mayor actividad de construcción podría convertirse en la próxima fuente de crecimiento de Cimic.

Los resultados en la primera mitad del año fueron consistentes, ya que a la vez que consolidaba sus proyectos se recuperaba del ejercicio de 2020. En estos seis meses la compañía obtuvo unos 10.400 millones de dólares en nuevos trabajos. Precisamente este fue el semestre con el segundo nivel más alto de nuevos trabajos desde 2015. Entre las principales adjudicaciones en estos meses de 2021 estuvieron la North East Link (4.000 millones de dólares), la M6 Motorway Stage 1 (1.950 millones de dólares) y la NSW Regional Rail Network O&M (1.500 millones de dólares).

Esto ha repercutido en la constructora española ACS. La cartera de la compañía, a junio de 2021, se situaba en los 63.993 millones de euros, de los que el 30%, exactamente 18.597 millones, correspondía a Australia y a Cimic. Aunque las ventas de ACS se redujeron en este primer semestre de 2021, quedándose en los 13.330 millones, un 19% provenían del país oceánico.

Y no se queda aquí. El reciente contrato gubernamental para mejorar la autopista Warringah de Sydney en una empresa conjunta con Downer hace prever que gane más proyectos gubernamentales, según un informe de Bloomberg. El contrato podría añadir 800 millones de dólares a los ingresos en cinco años. A este contrato se le suma también el conseguido en consorcio con Acciona para el desarrollo de las obras en la línea ferroviaria que conectará Melbourne y Brisbane.

Cimic ha conseguido en Australia 18.597 millones de euros para la cartera de ACS

NEGOCIO MINERO DE CIMIC

Otro de los puntos fuertes que tiene Cimic en Australia es la minería. Recientemente, la desinversión del 50% de Thiess, su negocio de construcción minera de gran potencial, ha supuesto un revés para el crecimiento de los ingresos en 2021, según Bloomberg. Sin embargo, la industria minera australiana podría impulsar la próxima fase de crecimiento de los beneficios de Cimic.

Igualmente, la actividad de construcción en el sector podría empezar a repuntar con el aumento de los precios de las materias primas. A través de sus filiales Thiess y Sedgman, Cimic participa tanto en la construcción de minas como en las actividades de procesamiento. Además, en el primer semestre de este año Cimic obtuvo unos 10.400 millones de dólares en nuevos trabajos, a pesar de esta desinversión en su rama de minería.

Su futuro también está asegurado. Las previsiones indican que la posición que está adoptando el gobierno australiano, favorable a los proyectos de minería, podría impulsar a una compañía que desde sus comienzos en el pasado siglo ha estado ligada a la actividad minera.

LICITACIONES EN AUTRALIA

El principal problema de la construcción en Australia son las licitaciones. Según Bloomberg, “son imprevisibles”. Y es que la forma en la que se hacen los contratos de construcción difieren de otros países. La empresa contratante debe licitar las obras, un proceso incierto, por lo que asume el riesgo de sobrecostes y retrasos. Estos riesgos pueden mitigarse en cierta medida mediante una licitación conservadora y la obtención de presupuestos de proveedores y contratistas.

Y, en consecuencia, los ingresos se contabilizan a lo largo del tiempo en función de los contratos adjudicados. Actualmente, Cimic tiene 33.300 millones de dólares australianos de trabajo en curso, y ha identificado más de 470.000 millones de dólares australianos en licitaciones a las que puede presentarse en 2021 y más adelante.

Pero su futuro se presenta prometedor. Una serie de grandes proyectos de infraestructuras de transporte en Australia podría impulsar la cartera de trabajos de Cimic, según Bloomberg.  Muchas de estas iniciativas ya han comenzado, pero el grueso de las obras se realizará entre el periodo 2022 y 2025. La actividad de construcción anual de estos proyectos podría llegar a alcanzar un máximo de unos 25.000 millones de dólares australianos en 2023.

A todo esto ayudará un entorno positivo. Los bajos tipos de interés y el imperativo de un estímulo fiscal post-pandémico podrían ser los futuros motores del gasto gubernamental adicional en infraestructuras. Por otro lado, el éxito de la candidatura de Brisbane para los Juegos Olímpicos de 2032 también implicará obras adicionales durante los próximos años.


- Publicidad -