jueves, 21 octubre 2021 12:04

Naturgy se lo pone difícil a IFM: tensión en la semana decisiva

La opa parcial de IFM sobre Naturgy corre el riesgo de quedarse en el camino. La decisión del máximo órgano de gobierno de la empresa gasista, que el viernes rechazaba en bloque acudir a la oferta, ha trasladado toda la presión sobre los pequeños accionistas y los accionistas institucionales haciendo que se piensen mucho qué hacer de aquí al día 8 de octubre que es cuando debería hacerse efectiva la opa. Tras los últimos movimientos de los principales actores de la trama, la semana que comienza se prevé decisiva y las negociaciones se presentan intensas, dada la irrupción de un invitado inesperado: el plan de choque del Gobierno frente a la crisis de la luz y su impacto en la cotización de las grandes energéticas.

De hecho IFM está estudiando nuevamente la operación, al comprobar que ya es seguro que no tendrá acceso a más del 70% del capital, y que le queda algo menos que el 30% para conseguir su objetivo de hacerse con entre el 17% y el 22,7% de la empresa española. Incluso puede darse el caso de que el fondo australiano decida mejorar en los últimos días de septiembre la oferta, si comprueba que la respuesta de los accionistas no es la deseada, y se le acaba el tiempo.

De esta manera el foco está puesto sobre los accionistas instituciones (entidades de crédito, aseguradoras, gestoras o diversos fondos de inversión), con los cuales IFM lleva varios meses negociando para conseguir convencerles de su propuesta.

La composición del accionariado de Naturgy en estos momentos está liderada por Criteria Caixa que, con el 26% es el máximo accionista; le siguen CVC Capital Partners SICAV-FIS, S.A (Rioja Acquisition S.à r.l.), que tiene un 20,72% del capital social; Global Infrastructure Management LLC (GIP III Canary 1 S.à r.l.), que cuenta con el 20,64%; Sonatrach, con el 4,1%; Norges Bank con el 1,14%; la autocartera que asciende al 0,89% del capital social, mientras que el Free Float (capital flotante) representa el 26,51%.

Con Sonatrach al lado de Naturgy, IFM ve cada vez más reducida su capacidad de actuación

Como Sonatrach (Grupo Soberano Argelino) parece haberse posicionado también del lado del máximo órgano de gobierno de Naturgy, IFM ve cada vez más reducida su capacidad de actuación. De hecho, algunos expertos ya dudan del éxito de la opa parcial, como Pablo Gil analista de XTB, que tras las últimas noticias, afirmaba en Negocios TV que «se plantea un riesgo elevado de que pueda acabar siendo una operación fallida», ya que en este tipo de operaciones «requieres tener un porcentaje suficientemente alto como para tener éxito y ahora mismo el panorama es incierto».

Por su parte los analistas de Bankinter ya contemplan tres escenarios: que IFM no consiga su objetivo de llegar al 17% del capital (aunque podría aceptar quedarse con un 10%) y retirase la opa; que IFM consiga su objetivo sin mejorar la oferta actual, y que IFM mejore la oferta.

EL 17%, MÍNIMO PARA TENER ÉXITO

La oferta se formula exclusivamente en el mercado español y se dirige a todos los
accionistas de Naturgy, con independencia de su nacionalidad o lugar de residencia. Para que tenga éxito la opa parcial, IFM debe convencer con sus condiciones como mínimo al 17% de los accionistas de Naturgy, y es ahí donde el fondo australiano está centrando todos sus esfuerzos, ya que cada vez se complica más su objetivo del 22,7%.

Ese 17% supone una cantidad de 164.834.347 acciones, mientras que el 22,7% son 220.000.000 acciones. En euros, a 22,07€ por acción, que es el precio fijado definitivamente y aceptado a regañadientes como razonable por Naturgy (obligada por el seísmo provocado por el Gobierno con el hachazo a las eléctricas), IFM desembolsará un importe máximo de 4.855.400.000 €, si consigue hacerse con el citado 22,7% de la compañía.

Para el analista de Mirabaud, Álvaro Navarro, «esta OPA parcial es atractiva, se lanzó en enero y tiene un precio interesante con una prima cercana al 20% por lo que aquellos que acudan a ella conseguirán un beneficio».

EL FONDO AUSTRALIANO IFM

IFM Investors es un gestor de fondos australiano que opera en todo el mundo, propiedad de 26 grandes fondos de pensiones, con un horizonte de inversión perpetuo y un compromiso total con la sostenibilidad y la transición energética.

Su interés por Naturgy se basa en los estudios que han realizado desde hace tiempo de la compañía dirigida por Francisco Reynés (que cuenta con 80.000 acciones), y que muestran un potencial de crecimiento sostenible y responsable, por lo que consideran que esta opa es una atractiva inversión a largo plazo.

El sólido equipo de dirección, la estructura de capital saneada, así como el gran flujo de caja, son otros de los factores que hacen más atractiva a Naturgy que otras empresas de su sector. Además, la gasista española tiene contratos activos de gran duración y presenta una sólida posición competitiva en todas las áreas y mercados en los que está presente.

EL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN DE NATURGY

El Consejo de Administración de Naturgy cuenta con 12 miembros, un consejero ejecutivo (Francisco Reynés), cinco consejeros independientes y seis consejeros dominicales. De esos seis consejeros dominicales dos pertenecen a Criteria Caixa, dos a Rioja Acquisition S.à r.l. y otros dos a GIP III Canary 1 S.à r.l.

Pero si IFM consiguiera entre el 17% y  22,7% de las acciones que desea, su intención es colocar en el Consejo de Administración de otros dos consejeros, puesto que tendría derecho a hacerlo, lo que obligaría a reducir el número de consejeros independientes, puesto que los australianos no desean que se aumente el número de consejeros.

Este cambio situaría a Naturgy en una posición delicada, puesto que complicaría el cumplimiento de las recomendaciones de buen gobierno corporativo de la CNMV. Además, los consejeros independientes por si solos, tendrían muy poco poder en las decisiones más relevantes de la compañía.


- Publicidad -