jueves, 21 octubre 2021 12:30

Grenergy Renovables crecerá a doble dígito en los próximos cinco años

Las compañías renovables tampoco escapan a la sacudida del plan de choque del Gobierno sobre el mercado eléctrico. Entre otras, Grenergy Renovables también se resiente en Bolsa, tras varios días de caídas, aunque se recuperó ligeramente al cierre de la sesión del pasado viernes. En este nuevo escenario de inestabilidad, Barclays revisa las previsiones y recorta el beneficio por acción (BPA) para 2021 en un 4,6%, pero también confirma un crecimiento a dos dígitos durante los próximos cinco años, algo que no se refleja en el precio actual del valor.

Los analistas auguran un beneficio neto de 5 millones de euros en el primer semestre de 2021. Las previsiones apuntan a ingresos de 56 millones de euros, impulsados ​​principalmente por la división ‘built-to-sell’, que contempla 50MW vendidos en el primer semestre de 2021.

Asimismo, se estima un Ebitda de 12 millones de euros en el primer semestre de 2021, favorecido por la actividad en la misma por la división (construido para vender). Los expertos hablan de un EBIT de 10 millones de euros y un beneficio neto antes de impuestos de 6 millones de euros, asumiendo una tasa impositiva del 20% y un beneficio neto de 5 millones de euros.

En el mismo informe sobre Grenergy Renovables se recoge un recorte en el pronóstico de BPA para 2021 en un 4,6% a 0,62 € (desde 0,65 €) y también una previsión revisada a la baja de BPA para 2022 en un 5% a 1,10 € (de 1,16 €), que refleja el impacto negativo para las actividades solares de Grenergy de los mecanismos activados para reducir el recibo de la luz y a los que el Gobierno pretende someter al sector eléctrico.

El proyecto fotovoltaico de la compañía más afectado, según los analistas, es el parque solar de Escuderos, que se espera que esté conectado a la red en octubre de 2021. Se prevé un impacto negativo de 1,1 millones de euros en el cuarto trimestre de 2021 y un impacto de 1,7 millones de euros en el primer trimestre de 2022.

En cuanto a la calificación sobreponderada por acción de Grenergy: la nueva regulación apenas tiene impacto en el precio objetivo de 45,2 , dado el peso significativo del valor del pipeline en la valoración de los analistas.

En cuanto al medio plazo, Grenergy ofrece un crecimiento a dos dígitos durante los próximos cinco años, algo que no se refleja en el precio de la acción, según las estimaciones. «Creemos que una deducción no estaría justificada debido a la alta exposición de la compañía a Latinoamérica», de hecho, «en nuestra opinión, el precio de la acción no tiene en cuenta la transformación del mix geográfico de Grenergy, con un mayor peso futuro en mercados de divisas fuertes como España», concluyen los analistas.

La hipótesis pesimista (28,7 € por acción) refleja «nuestro peor escenario (‘blacksky’) en el que asumimos un valor de cero para todos los proyectos en cartera (previstos) y, por lo tanto, una valoración mínima y un riesgo a la baja». La valoración se basa solo en «un pipeline asegurado, es decir, activos en desarrollo con derechos sobre la tierra, pero aún no permitidos y con un contrato de compra (decisión de inversión previa a la final, FID)», aseguran los expertos.

CRECIMIENTO A DOS DÍGITOS

Grenergy ofrece un crecimiento a dos dígitos durante los próximos cinco años, basado en un crecimiento orgánico en dos mercados, España y Chile. «La exposición a Latinoamérica es un riesgo, pero creemos que se verá diluido por una evolución positiva más rápida en España que en Chile». Según los analistas, los inversores han ignorado tanto la diversificación geográfica como la dilución del riesgo latinoamericano.


- Publicidad -