domingo, 24 octubre 2021 8:50

Adriano Care avanza en su estrategia pese a la mala prensa de las residencias

La socimi Adriano Care, especializada en residencias para la tercera edad, continúa su plan de inversión en activos inmobiliario de la tercera edad. Incluso cuando se podría pensar que las residencias no están en su mejor momento, debido a la mala fama que se han labrado durante la pandemia, además de la mala reputación y pérdida de confianza que han tenido.

Adriano Care comenzó a cotizar en el BME Growth en mayo de este año, pero se constituyó en diciembre de 2018. Su estrategia pasa por invertir en activos localizados en territorio español, especialmente en el núcleo urbano de las principales ciudades de provincia. Y, sobre todo, orientados al sector de la tercera edad. Este mercado «tiene mucha proyección. Hay una población que tiende a ser más envejecida, y la pirámide poblacional está en proceso de invertirse, y esto generará una demanda futura de infraestructuras que busquen dar soporte a las necesidades de la gente mayor», apunta Darío García, analista de XTB.

El último movimiento de la compañía fue el pasado junio. La socimi comprometió más de 45 millones de euros en la adquisición, desarrollo y mejora de 6 activos para la tercera edad en 2021. Estos activos incluyen 5 residencias operativas en 4 ciudades en las que está previsto realizar una inversión de mejora y una residencia de reciente inauguración en Terrassa, con 72 plazas.

Todas estas residencias se han alquilado a operadores especializados en este mercado. Adicionalmente, se ha adquirido un terreno para el desarrollo de una nueva residencia de 115 plazas en el norte de Madrid. Todas estas operaciones consolidan a Adriano Care como uno de los principales propietarios de residencias de mayores de España, con una cartera de 14 activos y cerca de 1.800 plazas.

La cartera de Adriano Care se compone de 14 activos y cerca de 1.800 plazas

La estrategia de Adriano Care busca una adecuada diversificación geográfica y de operadores a la vez que una apuesta por residencias. «Si estimas la población que existe a día de hoy y proyectas tasas de natalidad y el incremento de la esperanza de vida, está claro que cada vez más se requerirá de inmuebles o edificios o empresas que gestiones residencias», destaca el analista de XTB.

NEGOCIO AL ALZA

«Es un negocio que es fácilmente proyectable, con flujos de caja o expectativas de ingresos, incluso la propia estimación de gastos. Es probable que sea un negocio en auge», confirma García. A pesar de lo que han sufrido las residencias durante esta pandemia, sumado a los casos de maltratos, España es un país envejecido.

Y es que, según los objetivos de la Organización Mundial de la Salud, España tiene actualmente un déficit de más de 70.000 plazas. La evolución demográfica incrementará este déficit en 11.000 plazas cada año haciendo especialmente necesaria la inversión pública y privada, como la realizada desde Adriano, en este sector clave en nuestra infraestructura socio asistencial.

Para Darío García «es necesario construir o rehabilitar edificios y viviendas ya existentes o tener acceso a terrenos cedidos parcial o totalmente por ayuntamientos o el estado para desarrollar una infraestructura inmobiliaria que permita dar cabida a la gente mayor que viene de camino». Es decir, es un negocio que ahora mismo está al alza y que se prevé que tenga buen desarrollo en un futuro.

Ya en otros países como EE.UU., las residencias para la tercera edad también están creciendo. Pero en este país el negocio está mucho más desarrollado que en nuestro país, ya que «grandes inversores están apostando por este sector de manera agregada. En vísperas de obtener beneficios a muy largo plazo», afirma García.

Lo bueno que tiene nuestro país en cuanto a las residencias es la gran capacidad de gestión que tiene el Estado. La Seguridad Social o nuestro estado del bienestar, más vinculado con el gasto público que en el país americano, provoca que la jubilación sea más placentera en España. Sin embargo, «la hucha de las pensiones es cada vez más pequeña está claro que va a haber un negocio vinculado con la actividad privada que está en auge», destaca García.

En este mercado se ha posicionado Adriano Care, y todo indica que en un futuro tendrá más competencia, ya que nuestro país está abocado a un envejecimiento cada vez mayor. La socimi, a pesar del aciago año que han tenido las residencias, cuenta con una sólida cartera que le hace esperar un futuro tranquilo.


- Publicidad -