miércoles, 1 diciembre 2021 4:10

La polémica utilización de abusos en Mediaset hace saltar las alarmas

Un caso de abuso sexual cometido en ‘Gran Hermano’ ha obligado a Mediaset a cambiar el nombre y orientación del formato producido por Zeppelin TV, que ahora vende como ‘Secret Story’ lo que ayer dispensaba bajo el nombre de ‘Gran Hermano VIP’.

La sección estrella de este ‘nuevo’ concurso es ‘La línea secreta de la vida’, en la que los concursantes vomitan sus secretos mejor guardados. Y a ello han comenzado Chimo Bayo, Cristina Porta, Fiama Rodríguez, Sandra Pica, Cynthia Martínez, Miguel Frigenti, Emmy Russ, Isabel Rábago, el dúo Gemeliers, Julen de ‘Mujeres y hombres y viceversa’, Lucía Pariente, Luca Onestini, Bigote Arrocet, Luis Rollán y Sofía Cristo.

«MUY FUERTE»

Sofía Cristo provocó que se encendieran todas las alarmas al contar un secreto que nada tenía que ver con las infidelidades habituales de este tipo de concursos: «Esto que voy a contar ahora es muy fuerte. No quiero dar puta pena, sólo cuento mi vida. Pasa una cosa… Estamos con mi madre en la casa, en La Moraleja, en ese salón naranja, y un día una persona, que no voy a decir nunca…».

«Con cinco años sufro abusos sexuales de esa persona. Nunca se lo he contado a nadie. Yo no era consciente de lo que era hasta que fui creciendo y supe lo que me había hecho. De hecho, sólo lo saben tres amigos míos y mi terapeuta. Nunca he querido contarlo porque es una persona muy allegada a nosotros«, añadió antes de explicar que el abusador no era su padre.

Su madre, Bárbara Rey, rompía a llorar en plató: «Mi pobre niña. Tenemos que hablar con nuestros hijos. Yo creía que estaba pendiente y, aun así, se me escapó esto». Y el presentador Carlos Sobera aplaudía el testimonio.

«Lo que estás haciendo es absolutamente maravilloso porque hay gente que sufre abusos sexuales y no lo dice. Lo que estás haciendo es dar ejemplo. Lejos de arrepentirte siéntete muy orgullosa de lo que estás haciendo porque en este país se necesita gente como tú, con dos cojones bien puestos», afirmaba.

MATIZ

Sobera tuvo que matizar posteriormente sus palabras: «Lo que estás contando es muy grave. Es una cosa que hay que denunciar porque destroza vidas. Esto no estaba preparado. No era un secreto con el que vinieras a jugar. ‘La casa de los secretos’ no va de eso. Lo único que podemos hacer es agradecerte este ejercicio de sinceridad y honestidad como has hecho».

E intentó exonerar a Mediaset del escándalo: «Si alguno tiene la tentación de pensar que estamos haciendo mercado, quiero decirles como persona, que es algo que agradezco a Sofía porque creo que lo que hace es hacer bien a tal cantidad de gente que sufre abusos que esta lección de vida tenemos que aprenderla para siempre».

FACTURAS PRETÉRITAS

Eso sí, Bárbara Rey pasó factura a Telecinco: «Aquí muchas veces se habla de los malos tratos y de las cosas que los padres o las madres hacemos a los hijos. En un programa de corazón, no sé si era ‘Aquí hay tomate’, él dijo que le daba cocaína a su hija, ya que era mucho mejor de la que ella se iba a poder comprar o encontrar. Y nunca nadie a favor de mi hija, ni de mí, ni de lo que estamos pasando. Agradezco que mi hija quiera a su padre, porque lleva su sangre. Pero lo hemos pasado realmente mal».

La vedette exhibía su enfado con la cadena en la que Sofía Cristo también había realizado en el pasado revelaciones tan duras como estas: «El día del funeral de mi padre me acuerdo que le hice como un homenaje. Me fui a pillar. Me voy a hacerle un homenaje porque como mi padre es drogadicto pues por mi padre. Me fui a por cinco gramos porque pensaba que era lo normal y lo bonito. Estaba enfermísima de la cabeza».

Kiko Hernández ha aplaudido la «valentía» de Cristo: «Me da igual el contexto, que sea en ‘Secret Story o en un ‘Deluxe’. El testimonio es un testimonio donde sea y, si puede ayudar a alguien que lo ha vivido para que pueda contarlo, no hay más que decir. Hay que denunciarlo». Sin embargo, múltiples medios han criticado a Mediaset por este testimonio.


- Publicidad -