lunes, 18 octubre 2021 23:52

Salvador Alemany (Saba): «Ponemos los aparcamientos al servicio de la movilidad sostenible»

El presidente de Saba Infraestructuras, Salvador Alemany, se muestra optimista de cara al futuro. Como buen conocedor del mundo del deporte y la empresa, es consciente de que hay muchos partidos dentro de los partidos y lo importante es saber adaptarse a todos los terrenos. En este sentido, Saba, al igual que muchas empresas, no se ha podido abstraer del famoso entorno del que hablaba el ex entrenador del Barcelona Johan Cruyff. Este entorno es un poco diferente al que se refería el «flaco» holandés, ya que, en este caso, las dificultades para el trabajo vinieron derivada de la pandemia. Pese a todo, Saba ha resistido y cuenta con resortes para seguir adelante. Explica Alemany que «en Saba confiamos en la recuperación económica y en la prestación de servicios a la movilidad sostenible». En concreto, uno de estos servicios tiene que ver con la logística.

OPTIMISMO DE LA EMPRESA

La mejora de la situación económica hará que Saba recupere la senda de los resultados de 2019, según previó el máximo responsable de la compañía, Salvador Alemany en una entrevista en exclusiva con MERCA2.

El optimismo sobre Saba deriva de la evolución de la empresa. Y es que la pequeña compañía de los 70, del siglo pasado, se ha transformado en uno de los primeros grupos mundiales en su sector, con cerca de 400.000 plazas de aparcamiento distribuidas en más de 1.100 aparcamientos de 182 ciudades en Europa y América, y un equipo humano de 2.000 personas. Con esta fuerza y la diversificación, esperan volver a los beneficios de 2019.

Pese al impacto negativo de la crisis sanitaria, los ingresos de explotación llegaron en 2020 a 198 millones de euros, un 34% menos que en 2019. De cara a este ejercicio, son optimistas. “Si recuperamos el tráfico, que ha caído con la pandemia, recuperaremos los resultados.  En el año 2018 hicimos una gran expansión, comprando una red de aparcamientos en Reino Unido, Alemania, República Checa y  Eslovaquia”, dijo el presidente de Saba, Salvador Alemany.   

En el caso de España hay que ir viendo ciudad  a ciudad, pero «con las previsiones de crecimiento de la economía, entendemos que se recuperará el consumo y con éste, el tráfico». No obstante, «vamos a ver qué sucede con las medidas contra el vehículo privado en cada ciudad con la preocupación por el medio ambiente. La apertura de los nuevos servicios favorecerá la sostenibilidad, además de nuestros resultados», auguró Alemany.

En Saba creen que si recuperan el tráfico, recuperarán los resultados

SABA Y BARCELONA

El vínculo de Salvador Alemany con la compañía ha sido permanente desde 1987, los doce primeros años como primer ejecutivo y los últimos veintidós como presidente, contando con Josep Martínez Vila como consejero delegado desde 2011. Justo un año antes, Alemany se hizo cargo de la presidencia del Barcelona de Baloncesto, que dirigió hasta 2003.

Este gran vinculo de Alemany es comparable al del grupo La Caixa, que, “con Isidro Fainé al timón, ahora a través de Criteria, siempre ha mantenido una posición dominante en Saba desde 1997”, indicó el presidente de Saba

Criteria tiene el 99,5% de Saba y Salvador Alemany señala que «no se descarta que la composición accionarial de Saba pueda variar en un futuro para dar entrada a nuevos accionistas que compartan nuestro proyecto industrial y faciliten su desarrollo». Alemany Deja claro que al respecto, «hay que tratar en todo momento que los nuevos accionistas coincidan con los valores de estabilidad, calidad de servicio y visión a largo plazo, propios de una compañía de infraestructuras».

Explica que antes de la pandemia, «Criteria mostró interés en encontrar un socio adecuado, pero la pandemia interrumpió el proceso y, por el momento, no se ha retomado». «Con la recuperación y los nuevos servicios suponemos que vamos a ver una generación de valor y entonces será el momento de mover el mercado», manifestó el empresario.

PANDEMIA CON IMPACTO

Salvador Alemany espera que las nuevas actividades de Saba Infraestructuras sean una nueva fuente de ingresos. Con la visión que le caracteriza, Alemany ha encontrado un espacio para el negocio  ante las posibles restricciones al tráfico en las ciudades: la logísitca. “Las potenciales medidas de las autoridades municipales para reducir las emisiones en todas las ciudades del mundo, pueden alterar el comportamiento del tráfico privado en sus núcleos terciarios”, apunta a MERCA2. “Este problema debe convertirse en una oportunidad para destinar una parte del espacio de los aparcamientos subterráneos de Saba, situados mayoritariamente en ubicaciones estratégicas en los centros urbanos, a la prestación de servicios a la movilidad de las personas (puntos de recarga de vehículos eléctricos, «carsharing», «rent-à-car», «motosharing», patinetes, bicicletas,…) y de las mercaderías en un ejercicio de colaboración público-privada en favor de los ciudadanos y del pequeño comercio urbano en un marco de movilidad sostenible.

Las nuevas actividades de Saba se convertirán en nuevos ingresos

GEEVER Y LOGÍSTICA

En la entrevista con Merca2, Salvador Alemany detalla que “el impacto de la pandemia en la movilidad urbana ha afectado seriamente los ingresos y en consecuencia los resultados del grupo Saba desde marzo de 2020”. Desgrana numerosas cuestiones y pone el foco en que “la calificación de los aparcamientos como «actividad esencial no permitió el cierre de los establecimientos como hicieron otros negocios, a pesar de la caída de la rotación que llegó a ser más del 90% en los momentos de máximas restricciones en el primer cuatrimestre de 2020». «A partir de aquel momento, se inició una lenta recuperación en la mayoría de los países en los que opera Saba y la compañía confía que a lo largo de 2022 se restablezca la situación de 2019, si se cumplen las previsiones de crecimiento de los organismos económicos internacionales», manifiesta a MERCA2 el directivo.

Para sacar partido de esta oportunidad, Saba se hizo en julio pasado con el 51% de Geever, que es una compañía logística de última milla. ¿En qué consiste lo que hacen con Geeever?: “en almacenes o naves fuera de la ciudad recibimos el producto y con furgonetas eléctricas y logística nocturna entramos en la ciudad y situamos el producto en los subterráneos de proximidad, a no más de 750 metros del lugar al que irá finalmente el producto, ya sea comercio o domicilio”, explica. “De este modo, con un vehículo ecológico y personal estable y que conozca mucho cada uno de los barrios, se hace la distribución del comercio electrónico, agrega.

La distribución del comercio electrónica va a ser clave para el futuro

LO QUE VENDRÁ

Saba contempla con optimismo su futuro. En la empresa señalan que tienen la certeza de que “la calidad de la ubicación de sus activos en las 182 ciudades de los 9 países en los que trabaja, junto a la tecnología de vanguardia que su larga experiencia de gestión le ha permitido desarrollar, constituyen un patrimonio no solamente para la empresa y sus accionistas, sino que también suponen un elemento esencial para la calidad de vida de los ciudadanos y para la sostenibilidad de su movilidad”.


- Publicidad -