miércoles, 1 diciembre 2021 1:18

Adrián Sánchez, el tatuador que pone nombre a cada obra

La pandemia encontró a Adrián Sánchez (blacksanchez en sus Redes Sociales) frente a un cuerpo, un lienzo en blanco como el de Antonio López o Eloy Morales, famosos pintores donde este tatuador se mira, y que ahora ha conseguido ser reconocido en medio mundo.

Adrián Sánchez tiene un futuro prometedor, a sus 30 años, tiene listas de espera de un año en su estudio de Getafe y su Instagram, con 105.000 seguidores, crece cada día de mil en mil.

Una obra en la que ha dedicado más de 100 horas de trabajo es la que le ha abierto las puertas de medio mundo: el homenaje póstumo al fallecido rapero estadounidense Notorious B.I.G.

Adrián, recibió cientos de peticiones de compra, incluso del actor Tyrese Gibson, uno de los intérpretes de la saga de cine de acción The Fast & Furious, deseaba tener este lienzo en su despacho, una obra realizada en óleo que mostraba el rostro del famoso rapero.

Blacksanchez

Nada se le escapa a su joven pero ya experimentado ojo, y no deja de observarnos mientras hablamos. Le parece que han pasado mil años desde que triunfó en uno de los eventos más importantes en Nueva York “tras tres días tatuando a mi amigo, en una esquina donde parecía que no ocurría nada, mirando de reojo a muchos de mis ídolos que estaban también compitiendo, obtuvimos el premio del jurado a la mejor obra de la convención, creo que fue uno de los días más felices de mi vida”.

Han sido muchos más los eventos donde ha participado y donde ha obtenido importantes galardones, dentro y fuera de España, pero donde se siente feliz es en su pequeño estudio de Getafe, “Aqui es donde surgen las obras, tanto en piel como en lienzo, busco crear una representación más definitiva y detallada,y donde el cuerpo le da una fuerza única a la tinta”.

Sesiones de trabajo por encima de las 6 horas

“No son sesiones cortas, incluso pueden durar varios días y ninguna baja de las 6 horas”, ni pintor ni cliente tienen prisa. Hoy la pierna de una chica que ha venido desde más de 200 kilómetros, y lleva esperando un año a la fecha reservada, va viendo como poco a poco los colores salen de la aguja, para mezclarse en su piel y formar la bella imagen de un retrato familiar con mucho sentimiento.

Con poco menos de dos años con su local abierto, y una trayectoria de siete años en diferentes estudios, siempre en la zona sur de Madrid, reconoce que el inicio no fue fácil “hace unos cuantos años había algo de secretismo en nuestro sector y a pocos artistas les gustaba abrirse para poder compartir sus conocimientos, otros pocos creían que la competencia les perjudicaba. Pienso que en su justa medida es buena para el arte,es una fuerza que provoca los avances”.

Arrancó tatuando su propio cuerpo, “la única forma que tenía de aprender era viendo tatuar, y yo tenía que ser el lienzo, fue una inversión muy importante,eso y un equipo de segunda mano, es lo que me ha permitido poder arrancar en este mundo, y luego el trabajo duro de estos años me ha permitido mejorar hasta poder vivir de lo que es mi pasion, pintar y tatuar

“Es un estilo artístico muy exigente, tras horas de estar frente a un lienzo, has avanzado muy poco, pero a la vez muy reconfortante, ves que empieza a gustarte el resultado y aparecen mensajes que antes estaban ocultos” aunque para Adrián no hay una sola obra perfecta, a todas les habría dedicado más horas, tantas que nunca saldrían de su estudio, “algo que no puede ser, una obra ha de tener su inicio y su final, y hay que saber cuando llega el momento de parar”

Blacksanchez

“La base es lo que realmente importa, no se debe tatuar sin un conocimiento artístico avanzado previo” recomienda a aquellos que desean seguir sus pasos. “Hoy por fortuna tenemos grandes formadores, la posibilidad de iniciarnos desde pequeños en la pintura o la escultura, y ese conocimiento, junto al estudio de la anatomía y su envejecimiento, son los primeros pasos que debemos de dar, luego ya poco a poco debemos ir jugando con agujas y piel de cerdo, y ver si este camino es el tuyo”.

Y feliz le dejamos trabajando mientras la chica de la pierna confirma que “este es el día más importante de mi vida, se que desde hoy mi piel llevará una verdadera obra de arte”.


- Publicidad -