domingo, 26 septiembre 2021 17:38

Las eléctricas alertan de un posible cese anticipado de la nuclear

El Foro de la Industria Nuclear Española ha expresado este martes su rechazo al proyecto de ley sobre la retribución del CO2 no emitido del mercado eléctrico y al Real Decreto-Ley aprobado en el Consejo de Ministros este martes para reducir el precio de la luz, y ha asegurado que su aplicación podría derivar «en el cese de la actividad de todo el parque nuclear».

Las nucleares sostienen, en un comunicado, que estas medidas «ahondan aún más en la penalización a la generación eléctrica de origen nuclear» y piden que, en caso de que el proyecto de ley se apruebe, no se aplique de forma retroactiva.

Las caras visibles de esta organización sectorial son Iberdrola, Endesa y Naturgy, principales copropietarios de las centrales nucleares. En cualquier caso, y pese a las voces encontradas dentro del Gobierno, la realidad es que las empresas son parte de la solución, y no del problema; algo que quiere evidenciar la energía nuclear.

Para este sector, el precio de venta real de la generación eléctrica nuclear, una vez minorado el precio del CO2, debería mantenerse en el entorno de los 57 o 60 euros/MWh, teniendo el cuenta el nivel impositivo actual.

El Foro Nuclear ha lamentado que el parque nuclear español soporta una «excesiva presión fiscal», que unida a las nuevas medidas del Ejecutivo, pueden llevar a la «inviabilidad económico-financiera» y el consecuente «cese anticipado de la actividad».

Además, recuerdan que el sector tiene previsto realizar una inversión de 3.000 millones de euros hasta el cese de la operación del parque nuclear en 2035.

El presidente del Foro Nuclear, Ignacio Araluce, ha expresado que este cese anticipado provocaría «un cierre desordenado de la generación nuclear» y «la consiguiente pérdida de puestos de trabajo y tejido industrial».

En su opinión, si las nucleares se ven abocadas a esta situación, el país tendría una mayor dependencia energética del exterior y habrá un incremento de la volatilidad del precio en el mercado mayorista, e impediría el cumplimiento de los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC).

El proyecto de ley pretende disminuir el precio del CO2 de retribución de las instalaciones que operan desde antes del 25 de octubre de 2003, antes de que la Unión Europea (UE) estableciera el mercado de derechos de emisión de CO2.

Las nucleares han recordado que funcionan con autorizaciones que se renuevan periódicamente, algunas de ellas concedidas de manera reciente y de acuerdo con los criterios de asignación de derechos de emisión establecidos por la UE.

El Gobierno ha presentado este martes en el Consejo de Ministros una batería de medidas para combatir las continuas subidas del precio de la luz y rebajar la factura una media del 30% mensual hasta final de año.

SUMINISTRO CONTINUO Y FIABLE DE LA NUCLEAR

La potencia nuclear tan solo representa el 6,5% de la potencia total instalada del país. No obstante, proporciona un suministro firme, continuo y fiable a lo largo de todo el año de más del 20% de la demanda anual de energía eléctrica en nuestro sistema eléctrico, como lo lleva haciendo en la última década.

Adicionalmente, aseguran desde la patronal nuclear, en la operación del parque nuclear no se emite a la atmósfera CO2 ni otros gases de efecto invernadero, lo que le convierte en esencial en la lucha contra el cambio climático. La realidad es que el parque nuclear español evita la emisión de varias decenas de millones de toneladas de CO2 a la atmósfera cada año, produciendo entre el 30% y el 40% de la electricidad limpia consumida en nuestro país.

Ahora bien, a pesar de su excelente funcionamiento que aporta fiabilidad al sistema eléctrico, sin tensionar los precios ni contribuir al cambio climático, la producción nuclear en España se ha visto sometida a una creciente y asfixiante presión fiscal en los últimos ejercicios que ha incrementado significativamente su coste y la hace no competitiva a medio plazo.


- Publicidad -