martes, 28 septiembre 2021 5:37

Yolanda Díaz hará menos competitivas a las empresas

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, sigue empeñada en que la reforma laboral recupere la autorización administrativa de los ERE. Este hecho va a provocar que muchas empresas que tengan pensado aplicar estos ajustes de empleo los lleven a cabo antes de que el Gobierno pueda frenar sus planes mediante la modificación de la ley. Desde la patronal CEOE defienden que la legislación continúe como hasta ahora porque la resolución administrativa, cuanto menos, demora los procesos y muchas empresas puede que necesitan los ERE para seguir adelante. Este posible cambio unido a otros que propone el borrador de reforma laboral sobre contratos temporales, subcontratación y convenios harán menos competitivas a las empresas.

TRES PRESIONES

La reforma laboral es uno de los asuntos que tiene pendientes el Gobierno de Pedro Sánchez. Yolanda Díaz. La intención del Gobierno es que se apruebe antes de termine el año, pero está por ver si será así y su profundidad, en caso de que salga adelante.

En este contexto, la postura en contra de la CEOE pone en un brete a Díaz, que quiere un acuerdo con la patronal, pero que a su vez defiende el derecho del Gobierno a legislar sin que haya consenso con los empresarios. Además de la presión de la patronal, la titular de Trabajo sufre una gran presión por parte de los sindicatos. La tercera presión viene desde dentro del propio Gobierno, ya que la ministra de Economía, Nadia Calviño, apuesta por una reforma laboral mucho más suave. Lo que pase con la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) será muy relevante para la reforma laboral. Si la posición de Díaz sale debilitada de la batalla del SMI, le será más complicado realizar algunos de los cambios legislativos que quiere hacer.

Díaz defiende el derecho a legislar aunque no haya acuerdo con la CEOE

PROCESOS ÁGILES

Para las empresas resulta clave que los procesos para aplicar sus decisiones sean ágiles y en este sentido, si el Gobierno recupera el derecho de veto sobre los ERE, estas medidas pueden perder eficacia y restar competitividad a las compañías. Incluso, en el peor de los casos, llegando al cierre. Por eso, el discurso que viene manteniendo la gran patronal en este sentido es que los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) sean «rápidos», que «no se eternicen» y que no necesiten el visto bueno de la administración. El problema es que el solo hecho de necesitar autorización administrativa retrasa el proceso y si al Gobierno no le cuadra algo del ERE, el camino es aún más largo.

Por ello, es probable que las empresas que lo necesiten se den prisa y aceleren los ajustes. Está por ver cómo se manejará esta situación por parte de las empresas que se encuentran con personal en ERTE. El temor del Gobierno, y de muchos trabajadores, es que después de los ERTE muchas empresas recurran al ERE, pero, esta posición tiene otro giro de tuerca: que compañías en ERTE puedan adelantar los despidos, ya sea mediante ERE o con otra fórmula.

Muchas compañías anticiparon los ajustes cuando pedro Sánchez llegó al Gobierno

En este sentido, cuando Pedro Sánchez llegó al Gobierno en junio de 2018, las empresas aceleraron después la aplicación de reestructuraciones de personal por lo que pudiera venir desde el ámbito legislativo. Así, por ejemplo, en enero de 2019, empresas como Vodafone, Caixabank o Cemex anunciaron que iban a prescindir de casi 4.000 trabajadores en España.

MÁS AJUSTES

Está por ver qué pasará en el sector financiero, donde numerosos especialistas siguen considerando que hay espacio para más fusiones entre entidades y donde con fusiones o sin ellos, estiman que para ganar rentabilidad la vía más rápida es reducir plantilla.

Uno de los que tiene una negociación en marcha es Banco Sabadell, que espera terminar la negociación del ERE con un acuerdo con los sindicatos. Quieren tener listo el pacto a finales de octubre y terminada su ejecucuón en el primer trimestre de 2022. No parece probable que la reforma laboral se cambie antes de octubre de este año, así que Sabadell tendrá vía libre en este sentido. Otra cosa es que el Gobierno le lance avisos durante las conversaciones con los sindicatos para que haga un ERE suave y con buenas condiciones económicas.

En este momento es una incógnita cómo llevará a cabo Unica el ajuste de plantilla que previsiblemente realizará tras su fusión con Liberbank. La intención del banco es pactar las salidas con los sindicatos, pero el mecanismo mediante el cual se haga no se conoce, por ahora.


- Publicidad -