domingo, 19 septiembre 2021 14:23

Carrefour, a la caza de accionistas franceses para no bailar al ritmo de samba

Los accionistas de Carrefour están cambiando. La última salida ha sido la de la familia Arnault, el hombre más rico de Francia y el tercero del mundo. De estos movimientos se están aprovechando los inversores brasileños que están ganándole terreno a los patrios. Pero la compañía gala no quiere dejar de hablar en el lenguaje del amor.

El presidente de LVMH poseía el 5,7% de la cadena de supermercados de la que ahora se ha desprendido. Bernard Arnault entró en el capital de Carrefour en 2007 convirtiéndose en uno de sus principales accionistas. Con esta marcha, la compañía pierde parte de su esencia francesa.

Sin embargo, lo curioso es la forma de irse. Arnault ha salido perdiendo con esta venta. Cuando el multimillonario compró sus acciones lo hizo a un precio de 50 euros por acción. Sin embargo, su salida luce apresurada ya que la venta la ha hecho por 16 euros cada una. La pérdida es llamativa.

Según un informe de Bloomberg Intelligence, «la venta de la participación del 5,7% de Arnault en Carrefour a 16 euros la acción puede suscitar la preocupación de que la recuperación de los ingresos y los márgenes del minorista sea un proyecto a largo plazo y que se hayan alcanzado potencialmente las ganancias inmediatas».

La venta de Arnault a 16 euros la acción puede suscitar preocupación

La consultora explica que cuando la familia Arnault invirtió en la cadena de supermercados, su capitalización bursátil era similar a la de LVMH. Sin embargo, en esta última década, sus caminos han sido muy diferentes. Mientras que Louis Vuitton lo ha multiplicado por diez, Carrefour lo ha reducido a la mitad. Quizás ese es el motivo por el cual el tercer hombre más rico del mundo haya decidido poner pies en polvorosa y salir de la empresa.

RECUPERAR LA ESENCIA FRANCESA FRENTE A BRASIL

Ante las aguas revueltas en las que está navegando Carrefour, hay alguien que está sacando beneficios. Estos son los accionistas brasileños, que cada vez más ven como crece su número de acciones. El 19% del accionariado de Carrefour se divide en dos: el 7,84% queda en manos brasileñas, concretamente en las de Abilio dos Santos Diniz; frente al 10,1% que aún posee el grupo francés Galfa. Diniz ha ido ampliando su participación pasando de 0,12% al 7,8%. Un 4,7% del capital lo tiene a nombre de su sociedad, Península, mientras que el otro 3,1% figura a su nombre.

Esto va en consonancia con los movimientos que se están produciendo en el consejo de administración de Carrefour. No solo Bernard se ha ido, su hijo Alexander ha comunicado su marcha el pasado martes. A esta lista se ha sumado Nicolas Bazire, sustituido por el presidente del consejo de administración de Publicis, Arthur Sadoun.

Todo está cambiando en Carrefour. La empresa cada vez cuenta con menos presencia francesa, algo que está intentando remediar con todas sus fuerzas. Se encuentra en un proceso de búsqueda de capital francés para volver a imponer su filosofía gala a la mayor insignia de distribución que tiene el país en el ámbito internacional.  


- Publicidad -