domingo, 19 septiembre 2021 15:31

El leasing planta cara al alquiler y prevé «recuperar el terreno perdido»

El leasing es una modalidad de arrendamiento que puede ofrecer a los inversores tanto beneficios fiscales como la oportunidad de recibir la dirección de expertos en la modalidad de construcción. Para esta opción, los arrendatarios no son exclusivos de un sector, sino que todas las empresas acceden al leasing en régimen de igualdad.

Igualmente, una de estas opciones ofrece la oportunidad de recibir en el leasing en «construcción» la tutela y dirección de expertos, sin suponer un coste adicional. Esto supone «prácticamente disponer de un apoyo técnico similar al de un consultor inmobiliario externo a lo largo de toda la operación, desde el diseño hasta la ejecución» según apunta José Coronel de Palma, presidente de la Asociación Española de Leasing y Renting (AELR), en una entrevista con MERCA2.

El presidente de la AELR destaca que el leasing «proporciona al arrendatario tanto un ahorro fiscal evidente en impuestos directos e indirectos como la posibilidad de acceder a una herramienta adicional para la gestión del circulante». Además, el sector del leasing ofrece a los usuarios y arrendatarios un gran plazo de amortización, muy cercano a la vida útil del bien. De hecho, y según José Coronel, «en el caso de contratos inmobiliarios, estos deberán formalizarse a un plazo mínimo de 10 años».

«Además, hay que recordar que, en las segundas y posteriores transmisiones del bien objeto del leasing, esta operación está exenta por ley tanto del impuesto de Actos Jurídicos Documentados como del impuesto de Transmisiones Patrimoniales» afirma Coronel.

el sector del leasing ofrece a los usuarios un gran plazo de amortización

Según la Ley 10/2014, el leasing (o arrendamiento financiero) son «aquellos contratos que tengan por objeto exclusivo la cesión del uso de bienes muebles o inmuebles, adquiridos para dicha finalidad según las especificaciones del futuro usuario, a cambio de una contraprestación consistente en el abono periódico de cuotas».

PASADO Y FUTURO DEL LEASING

Ahora mismo, el leasing es un sector que ha acusado mucho los efectos de la pandemia. Al sector «le afectó mucho la anterior crisis económica, y no se había recuperado cuando esta pandemia ha vuelto a ralentizar las inversiones inmobiliarias. Sufrió una contracción en 2020 y movilizó recursos por 728 millones de euros en el ejercicio. Esta cifra que apenas alcanza el 20% de los niveles previos al estallido de la crisis económica en nuestro país» confirma el directivo.

La pandemia afectó duramente a las inversiones empresariales, y el leasing, que está muy unido a las empresas, sufrió en la misma medida, cayendo un 32% respecto al 2019. En general, fueron los sectores de la automoción y el transporte los que sufrieron las mayores caídas, considerando el alto volumen de inversiones que suelen absorber. 

Pero no hay sectores empresariales que se dediquen en exclusiva al leasing. «No hay un arrendatario en exclusiva, prácticamente todas las empresas acceden en igualdad. La diferencia la marcan el volumen de la inversión, no supone igual volumen un hotel que una oficina, un local comercial, o una nave industrial. Tanto grandes empresas como pymes, autónomos y profesionales» confirma Coronel.

Los números también constatan la mala evolución que tuvo el sector el pasado año. Durante el trimestre en el que estuvimos confinados, la inversión cayó un 58%, quedándose en 1,1 millones. A partir de estos meses, se fue recuperando, pero muy lentamente, hasta que quedó a final de año en 1,4 millones.

Pero ahora, según los datos de la AELR, hasta final de junio de este año, la inversión nueva en inmobiliario llegó a los 468.303,44 euros, mientras que la de mobiliario creció hasta los algo más de 3 millones de euros. En el segundo trimestre de este año aumentó un 86,56% respecto al mismo trimestre del año anterior.

El presidente de la AELR confirma que «en este año 2021, como en el siguiente, esperamos recuperar el terreno perdido, e incluso superarlo». Además, indica que «las empresas españolas, estimuladas por la recuperación, aprovecharán el momento para optimizar sus instalaciones y para abordar nuevos proyectos, y en estas inversiones el leasing, por sus características comerciales, juega un importante papel. De hecho, es la fórmula predilecta de la empresa en general y de las pymes y profesionales en particular para abordar sus inversiones empresariales».


- Publicidad -