domingo, 19 septiembre 2021 14:23

Mere, el supermercado que aspira a quitarle el puesto a Lidl

Un nuevo actor quiere entrar dentro de la tarta de los supermercados y hacerse con un puesto destacado. Mere ha aterrizado hace unos meses en España, pero ya hace temblar los cimientos de los establecimientos más baratos como Lidl, Aldi o Carrefour. Sus precios extremadamente competitivos y su innovadora distribución le hacen muy atractivo para los consumidores.

Mere es una cadena de supermercados rusa que llegó a nuestro país en el mes de mayo. Aunque sus planes eran comenzar su expansión por España en Cataluña, finalmente sus primeras tiendas en el país han sido en Madrid y la Comunidad Valenciana.

Además, frente al auge del online, la compañía rusa viste a sus establecimientos con un espíritu de los años 80. Cuando el cliente visita sus tiendas, rápidamente le viene a la cabeza los pasillos tan característicos de Lidl. En Mere no encontraremos los productos dispuestos en estanterías sino en palés y cajas de cartón en una gigantesca nave. Ese modelo de supermercado, al que ya habían renunciado Lidl y DIA una vez se asentaron aquí, da la idea de tienda ‘low cost’.

También es curioso la forma en la que se disponen los productos. Según recogen varios medios en el momento de la inauguración, Mere no contaba con neveras, por lo que todos los artículos que deben mantenerse fríos están en un espacio refrigerado donde el cliente entra y escoge lo que quiere. Además, también sorprende que no tienen marcas blancas en su sección de droguería y bazar.

El objetivo es abrir supermercados en todas las ciudades importantes de España

PRECIOS UN 30% MÁS BAJOS

Uno de los puntos más atractivos de Mere son sus precios. Su objetivo es ofrecer productos entre un 10 y un 20% más baratos que los de la competencia. De hecho, cuando inauguraron su punto de venta en Andalucía, la compañía afirmó que ofrecerían precios hasta un 30% más baratos. Pueden ofrecer estos precios gracias al ahorro en costes de locales, de personal y también en el ‘packaging’. «No necesitamos envolturas brillantes y muy atractivas», recalcan desde la empresa.

Según la empresa, estos precios responden a la demanda de ahorro en la compra de bienes cotidianos que piden los clientes. Esto se ha incrementado en el escenario actual, donde hay una importante crisis económica y la prioridad de los consumidores es reducir al máximo sus gastos.

La procedencia de los productos que se venden en Mere son un 60% de origen nacional. Entre un 10/15% procede de los países bálticos, principalmente, Letonia, Lituania y también Ucrania. Estos camiones pueden tardar hasta dos semanas en llegar al supermercado desde que salen de estos países. El resto de la oferta es importado de otros mercados europeos, como Italia, Portugal o Polonia.

La cadena de supermercados se fundó en 2009 en la ciudad de Krasnoyarsk. Actualmente, en su país cuenta con más de 800 establecimientos siendo la tercera cadena más grande del país tras los gigantes X5 y Magnit. Tras este crecimiento, en 2015 Mere comenzó con su expansión internacional, primero en Asía y después en la Unión Europea.

Centrándonos en España, el objetivo de Mere es seguir expandiéndose por el país. «El objetivo es abrir supermercados en todas las ciudades importantes de España y establecer relaciones sólidas con proveedores nacionales y de toda Europa». La intención de la compañía es acabar el año con 40 tiendas en España. Además de en nuestro territorio, los supermercados rusos están en Rumanía, Alemania, Polonia, Ucrania y Lituania. El tiempo dirá si consigue hacerse un hueco en el mercado nacional y quitarle los clientes a Lidl o DIA.


- Publicidad -