domingo, 19 septiembre 2021 14:25

La vivienda de lujo más grande de España, un castillo de Abderramán I

Sus orígenes no están claros. Algunos investigadores opinan que su construcción se remonta al siglo VIII, y bajo la mano de Abderramán I, príncipe de la dinastía omeya y primer emir de Córdoba, se levantó esta fortaleza en campos de Castilla y León. Otros, sin embargo, dicen que fue Almanzor, en el siglo X.

Sin embargo, al no quedar restos de épocas tan remotas en el tiempo, los trabajos de investigación tienen que remontarse a los siglos XII y XIII para datar los arcos apuntados que existen en la zona del patio de armas. El estilo arquitectónico más destacado es gótico-mudéjar, aunque se observan restos árabes, isabelinos y neoclásicos.

Situado en el pueblo de Cantalejo, a tan solo 75 km de Madrid y en el área segoviana de Sepúlveda, este impresionante castillo ha sido reformado tras siglos de historia para renovarse. Ahora mismo, tras su remodelación, podría albergar un exclusivo hotel de lujo y salas para eventos, ya que cuenta con una superficie total de 5.950 m2 y 25 habitaciones distribuidas en cinco plantas.

Morada de reyes y reinas, el castillo tuvo pomposos propietarios. En el siglo XIV fue propiedad de los Reyes de Aragón, pasó a pertenecer, Juan II en el siglo XV, que hizo entrega del mismo a su valido, D. Álvaro de Luna, que fue también condestable de Castilla. Posteriormente fue adquirido por los Reyes Católicos. En 1856 pasó a manos de José Galofré, pintor y secretario de honor de la reina Isabel II. En 1931 fue declarado monumento de interés cultural.

Hoy, lo que queda es el edificio de lujo más grande de toda España. Está a la venta por 17.761.989 de dólares o 15 millones de euros. Sus propietarios prevén un uso hotelero y para eventos, ya que está equipada y en un estado impecable para este fin.

La finca de 79 hectáreas alberga una serie de construcciones anexas: un acogedor molino-vivienda en perfecto estado, ideal como casa para los encargados de la gestión; centros de actividades con aseos; una enigmática casa piramidal; varias naves de piedra (actualmente en uso como museos) y una bonita capilla, un pintoresco enclave para celebrar bodas y eventos. El resto de la finca consta de un bonito jardín arbolado, con varias piscinas.

Además, dispone de una amplia variedad de salas de recepción y de conferencias, ideales para celebrar eventos de todo tipo. Los huéspedes pueden relajarse en el exuberante Salón Real, el maravilloso patio interior o la histórica biblioteca, mientras que desde las torres se puede disfrutar de una vista panorámica. Además, las calidades son excepcionales, y cuenta con suelos de maderas nobles.

Asimismo, el castillo dispone de una cocina industrial perfectamente equipada con una enorme parrilla a la vista del restaurante, así como de amplias zonas para el personal de servicio.


- Publicidad -