domingo, 19 septiembre 2021 14:17

ACS convierte a EE.UU. en su mina de oro a base de cemento y hormigón

ACS ha encontrado en Estados Unidos un filón del que hacer negocio. La compañía presidida por Florentino Pérez tiene en el país uno de sus principales focos de mercado. Aquí obtiene más del 40% de los ingresos totales que ha conseguido en este último ejercicio. Además, se prevé que sus ventas sigan aumentando tanto en este año como en el próximo, ya que se prevé un incremento de los proyectos de construcción.

Igualmente, la compañía ha conseguido nuevos contratos en el país norteamericano a través de su filial Turner, que se ha consolidado como la principal constructora del país. En Norteamérica (Canadá y EE.UU.), Turner cuenta en su cartera con más de 100.000 millones de dólares en contratos potenciales y ha obtenido unos ingresos de más de 12.000 millones de dólares.

De hecho, los últimos proyectos que se ha adjudicado la filial confirman el buen ritmo que lleva dentro del país. Recientemente, Turner se hizo con un contrato valorado en 840 millones de dólares (715 millones de euros) para levantar un centro médico destinado a los veteranos de guerra en Kentucky.

Esta buena estrella que tiene la compañía viene provocada sobre todo por el progresivo cambio del modelo de negocio, que desde ACS pretenden que sea más simplificado y menos expuesto a la parte de energía que maneja. Esto implicará un retorno creciente a proyectos de infraestructuras en Estados Unidos, Canadá y Australia, incluidos los activos de transporte basados en asociaciones público-privadas. A su vez, todo esto redundará en un progresivo aumento de los ingresos en el periodo 2021-2022, según explica un informe de Bloomberg.

la ley de Infraestructuras de Estados Unidos impulsará las obras de ACS

INGRESOS DE ACS

En la práctica, los ingresos de ACS han sido impulsados por América, donde las ventas llevan aumentado un 8,5% anual desde 2012. Igualmente, el aumento de las oportunidades de proyectos también vendrá a raíz de la ley de Infraestructuras de Estados Unidos que el congreso estadounidense tiene previsto aprobar. ACS ya ha registrado un aumento de los pedidos que muestran que esta tendencia probablemente se prolongue en el tiempo.

Esto contrasta enormemente con los resultados al otro lado del mundo. En el mercado de Asia Pacífico, los ingresos de la constructora han ido disminuyendo un 9,7% interanual desde 2012, a pesar de que últimamente han sido adjudicados importantes contratos. Por otro lado, Cimic, su filial en Australia, también está trabajando en proyectos mineros de infraestructura por valor de 60.000 millones de dólares australianos y 400.000 millones de dólares australianos para 2021.

El rendimiento de 2020 ofrece una perspectiva alentadora para 2021 y 2022. La construcción de infraestructuras representa ahora mismo el 93% de los ingresos de ACS, frente al 0,8% de los servicios industriales y el 6,1% de los medioambientales.

FERROCARRIL

Por otro lado, estos ingresos también se verán impulsados por los proyectos ferroviarios en los próximos años, ya que la empresa participa en unos 18.000 millones de dólares en proyectos de este tipo en Estados Unidos, Canadá y Australia. ACS ha ganado la ampliación del túnel de la I-64 en Virginia, el proyecto de la Cross River Rail Metro en Brisbane. También se adjudicó el nuevo proyecto ferroviario de alta velocidad de Euston en Londres. En total, cada uno de ellos tiene un valor de más de 1.000 millones de dólares cada uno.

Recientemente, un consorcio formado por ACS y OHLA ha sido invitado a pujar por la línea de ferrocarril que conectará el centro de Manhattan (Nueva York) con el aeropuerto de La Guardia en apenas 30 minutos. Este proyecto contempla una inversión de 1.800 millones de euros. Esta alianza ya funcionó en el caso la puja por la línea de tren ligero de Maryland. Ambas empresas tienen en EE.UU. su principal mercado.

Estos planes forman parte de los 230.000 millones de euros de proyectos de infraestructuras de alianza público privada identificados para 2018-21 en los mercados clave de Estados Unidos, Australia, Canadá y Europa. Estos destacan la capacidad de ACS para beneficiarse del crecimiento de la inversión en infraestructura vial, ferroviaria y social a nivel mundial.


- Publicidad -