lunes, 18 octubre 2021 19:00

El Gobierno no debería comenzar el curso

Comienza un nuevo curso político y el Gobierno de España, dando ejemplo de las nefastas medidas que quiere implantar en todo nuestro sistema educativo, lo hace con un buen montón de asignaturas suspensas en la mochila.

Sánchez y su Gobierno han suspendido estrepitosamente tanto en la gestión de la pandemia como en su objetivo de “no dejar a nadie atrás”. No han sido capaces de crear el escudo social que prometieron a millones de españoles y, desde luego, suspenden en cuanto a la recuperación de nuestro país. Incluso suspenden en esa asignatura en la que solían destacar, “publicidad y propaganda”.

Hagamos un repaso. Hace un año proclamó que “gracias al trabajo de su Gobierno” habíamos vencido el virus, controlado la pandemia y doblegado la curva. Hoy, gracias a la inacción e incapacidad de Pedro Sánchez y su Gobierno, la quinta ola de la pandemia golpea con fuerza a nuestro país y nos vuelve a situar como los campeones europeos y mundiales en cuanto a propagación del virus.

Además, el pasado 31 de agosto se registró la cifra más alta de fallecidos de esta quinta ola (194) pero podemos entender que a un Ejecutivo que durante año y medio ha sido incapaz de ofrecer el número real de españoles fallecidos a causa del Covid este dato no le preocupe.

Por otro lado, cuando Sánchez remodeló su Gobierno, anunció que el objetivo de este nuevo equipo era “superar la peor calamidad en décadas y aprovechar la oportunidad única de poner en pie una España social; un país mejor”.

Hoy, gracias a la inacción e incapacidad de Pedro Sánchez y su Gobierno, hay 3,4 millones de parados, 340 mil trabajadores en ERTE y 400 mil que quieren, pero no pueden trabajar.

Hay un millón de familias con todos sus miembros en paro y el 10% no llega a final de mes, la luz es tres veces más cara que hace un año y los precios han subido un 3,3% (su máximo en una década). Hoy, somos líderes europeos en paro juvenil y fracaso escolar mientras que España fue el país europeo en el que más creció el paro femenino en 2020.

Y lo que es más importante, este Gobierno suspende estrepitosamente en democracia y transparencia ya que lleva más de 2 meses sin comparecer en el Congreso, oculta información relevante sobre contratos, gastos y reuniones y ha “secuestrado” instituciones tan importantes como el Defensor del Pueblo o la Fiscalía General del Estado y lleva meses tratando de poner la justicia a su servicio.

Con todo no es esta gran lista de suspensos lo que debe preocuparnos sino el empeño de Sánchez y sus ministros en persistir en el error, pues siguen anunciando que derogarán la reforma laboral que creó millones de empleos y sin la que los ERTEs no existirían.

Anuncian que volverán a subir el salario mínimo interprofesional cuando el Banco de España ya ha demostrado que la subida de 2019 provocó la pérdida de más de 100.000 puestos de trabajo y continúan criminalizando la energía nuclear a pesar de ser clave para reducir la factura de la luz.

Mientras el Partido Popular, le ha ofrecido más de 10 pactos de estado en temas tan importantes como la sanidad, la educación o la energía, con una propuesta clara para rebajar el coste de la luz eliminando de la factura todos los costes no energéticos, y lo único que ha recibido del Gobierno es desprecio y silencio.  

Desde luego, con estas notas, este Gobierno no debería comenzar el nuevo curso.

(*) Antonio González Terol, vicesecretario general del PP


- Publicidad -