jueves, 16 septiembre 2021 19:33

Adamo perfila su futura estrategia rural: nuevo dueño y más clientes

El mercado de las telecomunicaciones en España se prepara para nuevos movimientos. Tras la fusión de MásMóvil y Euskaltel, ahora todas las miradas apuntan a Adamo, el operador especializado en zonas rurales, en manos del fondo EQT (80%), que muy pronto podría cambiar de dueños. Hasta entonces, la compañía mantiene sus planes de inversión, despliegues y captación. La aventura que empezó en el norte, ahora intenta conquistar el sur.

Según explicaba hace unos días el diario Expansión, el proceso de venta de Adamo por parte del fondo EQT sigue cumpliendo fases. Aunque los candidatos a hacerse con el operador y, lo que es más importante, su red de fibra, todavía son multitud, poco a poco se va deshojando la operación. Entre los candidatos hay fondos industriales y también operadores de infraestructura neutra como Lyntia y Onivia.

Se prevé que para el otoño avance la situación y se conozcan las ofertas vinculantes que estarán en una horquilla de entre 800 y 1.000 M€. Aunque estará por ver cómo se resuelve la operación, si se compra la compañía en su conjunto para gestionar la parte comercial, solo la red, ambas cosas pero con gestión independiente. Todo está abierto, porque hasta ahora solo hay cuestiones publicadas, pero nada oficial por parte de la compañía.

Adamo desplegó su red de fibra óptica en más de 223.000 domicilios de Andalucía durante los últimos cuatro años. En concreto, en 223.236 hogares de ciudades, y sobre todo de pueblos, ubicados en menor medida en Almería, Huelva, Córdoba y, muy especialmente, en Sevilla, Granada y Cádiz, provincias en las que se encuentran situadas la mayor parte de esas propiedades.

ADAMO SIGUE CRECIENDO

Pero este desarrollo continúa, ya que Adamo instalará Internet de alta velocidad en otras 41.000 viviendas más de la región entre 2021 y 2022. En concreto, serán los residentes en 20.511 domicilios los que se beneficiarán de este nuevo equipamiento antes de que concluya el año en curso, mientras que 20.484 inmuebles más se sumarán a la cartera del operador a lo largo del ejercicio siguiente. Sumados esos 40.995 a los citados más de 223.000, la compañía proporcionará Internet de alta velocidad a cerca de 265.000 hogares andaluces a finales de 2022 (exactamente, 264.231).

Este crecimiento se apoya, por un lado, en las subvenciones del Programa de Banda Ancha de Nueva Generación (PEBA) del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, que está cofinanciado por la UE. En conjunto, Adamo resultó adjudicatario de 80 millones para desplegar fibra óptica en 500.000 inmuebles de 20 provincias, de los que más de una parte significativa -30 millones- corresponden a Andalucía. Por otro, este despliegue está respaldado por las inversiones propias que realiza Adamo.


- Publicidad -