viernes, 15 octubre 2021 22:01

Trabajadores de Glovo se concentran ante la sede para reclamar mejoras laborales

Más de un centenar de trabajadores de supermercados de Glovo se han concentrado este viernes ante la sede de la empresa en Barcelona en el primer día de nueve jornadas de huelga para reclamar la mejora de sus condiciones laborales. Los manifestantes han ocupado la calzada de la calle Pallars, donde se ubica la sede de Glovo, acompañados por sus bicicletas, patinetes y motocicletas.

Entre las reivindicaciones de la huelga, que transcurrirá en diversos días de agosto y septiembre, los trabajadores de Glovo reclaman que «se reconozca que su relación laboral tiene carácter estructural y no temporal» y hacer efectiva su contratación indefinida.

La secretaria de Nuevas Realidades del Trabajo y Economía Social y Solidaria de CC.OO. de Catalunya, Carmen Juares, ha explicado a Europa Press que la huelga ha tenido un seguimiento aproximadamente del 100%. Los trabajadores han acudido a primera hora de la mañana ante sus centros de trabajo, donde se han concentrado antes de dirigirse a la sede de Glovo en Barcelona.

LEY RIDER

La ley promovida por la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, entró en vigor el pasado 12 de agosto. Antes de esta fecha, las empresas dedicadas al ‘delivery’ ya empezaron a mover fichas para adecuarse a la nueva situación legal.

La primera en dar el paso fue Glovo que presentó el que será su nuevo modelo para operar legalmente. La intención de la empresa española es contratar a 2.000 ‘riders’ en las grandes ciudades donde tienen más clientes y, por ende, mayor margen de negocio. Para completar a estos trabajadores, tiene pensado seguir operando con 8.000 autónomos en el resto de lugares. La empresa argumenta que estos autónomos tendrán mucha más flexibilidad que antes.

Además, Glovo espera sacar tajada de la marcha de Deliveroo de España. Ahora el pastel se lo repartirán entre ellos y Uber Eats, las dos grandes compañías de reparto a domicilio más potentes del mercado y que consiguieron arrinconar a los de la mochila azul.


- Publicidad -