jueves, 16 septiembre 2021 17:55

Telefónica lanza la instalación de alarmas con Prosegur: objetivo, un millón

El negocio de la seguridad privada en España todavía está por explotar. Telefónica lo sabe, y por eso unió fuerzas con Prosegur. Además, el operador de telefonía quiere ahondar en el refuerzo de su marca a través de servicios paralelos, y asume que para los clientes premium se trata de una combinación interesante. Sobre todo porque es un mercado en el que apenas se ha empezado a trabajar.

En estos momentos, el líder del mercado en la instalación de alarmas de seguridad privada es Securitas Direct con más de 1,5 millones de alarmas en casas y locales. Por su parte, la ‘joint venture’ que forman Telefónica y Prosegur superó al terminar la primavera los 300.000 clientes. El objetivo es crecer exponencialmente y alcanzar cuanto antes la cifra del millón de clientes y, de este modo, empezar a ser una sociedad rentable para los intereses de ambas compañías. Aunque no todos los objetivos se centran en la propia seguridad.

Movistar Prosegur Alarmas ha nacido con el objetivo de ser uno de los referentes del mercado. Por un lado está el ‘expertise’ tecnológico de la compañía presidida por José María Álvarez-Pallete; y, por otro, la experiencia en materia de seguridad de Prosegur. De esta manera, y junto a una inyección económica muy importante para la promoción y el marketing, el objetivo es seguir creciendo a gran ritmo. Además, ya han exportado el modelo a Lationamérica, donde las circunstancias sociales también invitan a pensar que puede tener gran acogida. La primera piedra se ha puesto en Colombia.

Y es que este negocio tiene una enorme proyección una vez que la sociedad en su conjunto ha detectado una necesidad. Antes se trataba de un producto relativamente exclusivo. Pero ahora cada vez las rentas más bajas también se inclinan por la instalación de alarmas. De esta forma, España, que cuenta con más de 25 millones de unidades inmobiliarias, tiene un enorme potencial para el desarrollo de equipos de seguridad privada. Y si todo eso se adereza con algo de alarma social, de la que a veces los medios de comunicación son cómplices, la combinación es perfecta.

Telefónica aviva la creación de servicios al margen de la telefonía

Por si fuera poco, España es un país con gran tradición de patrimonio en propiedad. Una situación que acentúa la necesidad de protección. Algo a lo que se suma los miles de turistas extranjeros que tienen propiedades en España y necesitan de sistemas de alarma. Bajo ese escenario, la promoción será un arma esencial para Telefónica y Prosegur, puesto que en estos momentos se libra una clara batalla pública para hacerse marca de referencia.

TELEFÓNICA, ANTE UN MES CLAVE

El mes de septiembre será clave para el operador azul. Tanto para seguir aumentando esa cartera de clientes en servicios de seguridad, puesto el final de las vacaciones es un filón para las casas que vuelven a quedarse vacías; como otro de los servicios clave para Telefónica: el fútbol.

En este contexto, la compañía asume que está habiendo una relación muy positiva entre los clientes de Movistar Prosegur Alarmas y la propia Telefónica. Es decir, para la instalación de la alarma no es necesario tener contratados los servicios de telefonía. De hecho, cuentan con un ‘site’ propio desde el que pueden gestionar altas. Sin embrago, esta relación le está sirviendo al operador para ejecutar sinergias cruzadas entre servicios.

Una situación clave para Telefónica. Los clientes empiezan a ser -como se dice popularmente- ‘habas contadas’. Por eso es vital que surjan nuevas oportunidades para la captación de clientes, aunque sea en servicios no telefónicos. Y sobre todo donde haya nuevos clientes; es decir, que no estén en la propia compañía o hayan estado, algo muy difícil en la telefonía pero que, sin embargo, el sector de la seguridad sí tiene ese margen de crecimiento.


- Publicidad -