miércoles, 1 diciembre 2021 5:13

Víctimas del crédito, una plataforma que ayuda al usuario a conseguir la nulidad de los contratos revolving por sus intereses usurarios

Las entidades financieras se han consolidado como la mejor opción para resguardar el dinero de la ciudadanía desde hace muchos años. Estas brindan a los clientes múltiples posibilidades de créditos debido a su solidez y popularidad.

Sin embargo, estos contratos que vienen cargados con el discurso de facilidades de pago y «cómodas cuotas» deben ser vistos con lupa para evitar ser víctimas de intereses usurarios, ya que es habitual encontrar intereses anormalmente altos en préstamos y tarjetas revolving que pasan desapercibidos al principio por los consumidores y usuarios.

Ante la falta de transparencia y usura de algunas entidades bancarias, surgió Víctimas del Crédito, una plataforma de ayuda al consumidor que asiste a la hora de reclamar la nulidad de contratos de créditos por intereses desproporcionados que, sumados a la forma de amortización «revolving», genera una deuda prácticamente perpetua. Por ese motivo, interesa reclamar desde que se tiene conocimiento de estos productos financieros tóxicos.

Anular los contratos abusivos es posible

Estos productos vendidos de manera agresiva por comerciales instruidos para este menester no son recomendables, ya que en ningún momento se le informa al consumidor de la carga onerosa de aceptar dichos créditos revolving. Ser víctimas de una oferta engañosa pone contra la pared a los usuarios. No obstante, hay acciones que se pueden tomar frente a la codicia de las financieras. Víctimas del Crédito cuenta con un equipo de asesores capacitados para evaluar los distintos casos de cada cliente y orientarles en el proceso de lograr la nulidad de los contratos revolving por intereses usurarios, o bien por falta de información.

Entre los contratos engañosos ofrecidos por las entidades bancarias destacan los de las tarjetas revolving, en las que se ofrece al cliente la posibilidad de hacer compras pagando a plazos mínimos. Pero lo que no sabe el consumidor es que será muy difícil amortizar la deuda, ya que los intereses que se generan se capitalizan mes a mes, dejando una deuda prácticamente perpetua. Si a este sistema de amortización perverso le añadimos unos intereses desorbitados, el resultado es la creación por parte de la financiera de un «deudor cautivo», terminología que utilizó el Tribunal Supremo a la hora de calificar el resultado de utilizar estas tarjetas revolving por parte de los consumidores.

La importancia de identificar cláusulas engañosas

Los contratos de tarjetas revolving establecen una amortización de los intereses mensuales, sumándose a la deuda de la cuantía del préstamo y convirtiéndose en un círculo de endeudamiento del que resulta muy difícil salir. Por ello, los abogados de Víctimas del Crédito ayudan a los consumidores a identificar las cláusulas engañosas y reclamar la nulidad de los contratos revolving cuando los intereses son desproporcionados e inmorales, cuyo resultado es la nulidad radical y absoluta de contrato. Así, en muchas ocasiones se produce el ya no dejar de pagar mensualmente la citada tarjeta, sino la devolución de intereses y comisiones que se han ido pagando durante años.

Los asesores de este servicio parten de la sentencia del Alto Tribunal que indica que «unos intereses que sean más del doble del interés medio de los créditos al consumo es usura». Al identificar los abusos cometidos por la identidad bancaria, se acude a la vía judicial y, una vez que se demuestre la existencia de intereses usurarios y la oferta engañosa, se procede a darle nulidad al contrato de tarjetas revolving con la consecuente devolución de todo lo pagado que exceda del capital prestado.


- Publicidad -