viernes, 15 octubre 2021 23:29

El plan del carbono del Gobierno suaviza los pronósticos sobre Endesa

Los cambios introducidos por el Gobierno español en la propuesta de recuperación de carbono tendrán consecuencias en las energéticas cotizadas. Según ha podido conocer MERCA2 en fuentes del sector, el consenso de analistas ha revisado a la baja las perspectivas en Bolsa para Endesa.

En cuanto a estos planes del Ejecutivo sobre el sector eléctrico, por un lado, marcan que por debajo de 20 €/tonelada de precio del CO2, el mecanismo de recuperación no se activa y, por otro, las energías renovables afectadas por la recuperación son las previas a 2003 (en lugar del 2005, según el anteproyecto de ley).

En este sentido, ambas medidas reducen las previsiones de ingresos recuperados de la eléctrica, según fuentes del mercado, porque dados los bajos precios futuros más allá de 2022, habían asumido valores del carbono en algunos casos por debajo de 20 €/tn; y porque provisionalmente quedan fuera los parques eólicos que se construyeron entre 2004 y 2005, pese a que la legislación está pendiente de aprobación en el Parlamento.

El consenso de mercado aumentaba el precio objetivo en un 2% a 26,4 € (desde 25,9 €), pese al impacto negativo moderado que se percibe de cara a los próximos 12 meses. Un informe de Barclays revisa a la baja el impacto a largo plazo frente a lo anticipado anteriormente.

Endesa avanza hacia la electrificación con elevadas inversiones en redes de distribución y estaciones de recarga

El supuesto de precio de la energía a largo plazo para la energía hidroeléctrica y nuclear (neto de la recuperación) se estimó anteriormente en 27-28 €/MWh. Ahora la previsión aumenta a 30-31 €/MWh, asumiendo un coste medio de carbono de 6 €/MWh (frente a 9 €/MWh anteriores), implícito en la curva de potencia ibérica que hoy se encuentra en fuerte retroceso.

El mismo informe estima un impacto negativo a largo plazo de 100 millones de euros (frente a los 160 millones de euros anuales anteriores), o el 5%, sobre el BPA (Beneficio por Acción) para 2025 fijado previamente.

Las previsiones de BPA para 2023 aumentan en un 4%, hasta 1,73 € (desde 1,66 €), como reflejo de la mejora en los mecanismos de recuperación de carbono en las actividades de generación hidroeléctrica y nuclear de Endesa, mientras que el mismo pronóstico 2021-22 se queda sin cambios.

Vemos que la utilidad neta crecerá en una tasa anual del 5.1% durante los próximos tres años, compensando el impacto negativo de la recuperación del carbono con el crecimiento orgánico de las energías renovables.

Según las mismas fuentes, el precio actual de la acción de Endesa no refleja el valor total de la cartera de energías renovables prevista para los próximos años. El cierre de toda la capacidad de carbón en la España peninsular en 2021 desencadenará una de las mayores historias de transformación ‘verde’ entre las empresas europeas de esta categoría.

La hipótesis positiva marca los 29€ y para los expertos implica una mejora del 3% en los precios de energía logrados; una reducción de costes adicional en las actividades de distribución y una reducción de 50 puntos básicos en la tasa libre de riesgo respecto a la hipótesis de partida.

En cuanto a los peores presagios, el caso negativo se sitúa en los 20€, que supondría una disminución del 3% en los precios de la energía logrados.

VISIÓN DE CONJUNTO

Tres factores influyen sustancialmente en la recomendación de inversión en Endesa: la descarbonización de la energía, la electrificación de la economía y la descarbonización del residuo.

Una parte importante de la valoración de Endesa que hacen los expertos corresponde a la cartera de proyectos de renovables del grupo. Esta parte de la valoración será cada vez más relevante a medida que la eléctrica aumente la visibilidad de su cartera de proyectos.

No obstante, las mayores expectativas están puestas en que la electrificación de la economía constituya el motor de crecimiento clave para Endesa. La valoración de la cartera variaría dependiendo del porcentaje de electrificación logrado en cada mercado. La estimación apunta a que cada 5% de electrificación adicional de la cuota de mercado en Iberia añadiría 2,5€ de valor, o un 10% de alza al precio de referencia.

UN FUTURO DESCARBONIZADO

Endesa seguirá realizando un importante esfuerzo para reducir su huella de carbono cerrando su parque de carbón antes de lo previsto y con el objetivo de completar la descarbonización de la electricidad antes de 2030.

Endesa tiene como objetivo que no operen plantas de carbón para 2027. La compañía ya se está moviendo hacia la electrificación de la economía, invirtiendo fuertemente en redes de distribución y estaciones de recarga para vehículos eléctricos. Endesa también ha confirmado su implicación en la descarbonización del hidrógeno invirtiendo directamente en la producción de «hidrógeno verde».


- Publicidad -