jueves, 16 septiembre 2021 17:35

En la España vaciada con… José María Álvarez-Pallete: el elefante se conectó a la fibra

Un año más los directivos de las principales empresas que operan en nuestro país tendrán un verano diferente gracias a MERCA2. El agosto pasado estuvieron en una isla desierta. En 2021 las charlas se trasladan de manera ficcionada a la España vaciada. Con la debida distancia de seguridad y un entorno propicio, qué sería lo que contarían…

Para el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, el reto de pasear por la España vaciada no supone ningún problema. Su compañía puede presumir, y si no lo hará en breve, de tener presencia en cada rincón de la geografía española. Al menos ese es el objetivo.

Bajo este contexto, citamos al presidente del operador azul en alguna localidad de Las Hurdes. Tierra sin pan, que rezaba la película el aragonés Luis Buñuel. Y Pallete llegaría sin problema, sabiendo que su fibra ya cablea esta mancomunidad extremeña que tantos años ha vivido de espaldas a la realidad social debido a su difícil orografía.

Antes de nada, el presidente de Telefónica sacaría pecho con su ya célebre frase de que en España hay más fibra desplegada que la suma de los principales países europeos. Y en este apartado paraje extremeño, con FTTH simétrico de alta velocidad, habría que reconocer el mérito. Y todo ello con un castigo inmerecido a la valoración de la acción en Bolsa. Un tema que Pallete nunca ha eludido en público, y del que está convencido que poco a poco se revertirá la situación.

PALLETE PUEDE TENER FIBRA EN TODA LA ESPAÑA VACIADA

Además, bajo el sofocante calor extremeño, el presidente de Telefónica podría también recordar que, finalmente, ha hecho bailar al elefante. El concepto, que planea sobre la figura de Pallete desde hace años, se remonta a una entrevista que concedió al ser nombrado consejero delegado. Asumía que, pese al tamaño del operador azul -de ahí el símil con el paquidermo-, había llegado el momento de que fuera algo más que un conector de infraestructura.

Y está en camino. Pallete ha dejado a Telefónica con la esencial. La tarea de reducir la dimensión en Latinoamérica está costando, pero la fotografía final quedará sencilla, adaptada a los tiempos. Con cinco grandes mercados donde operar, y más volcada a los servicios, su célebre «queremos ser la compañía de dentro de 100 años», empieza a ganar sentido.

PRESENTE Y FUTURO

Todo esto se está consiguiendo en un contexto poco favorable. Al margen de tsunami provocado por la pandemia, la realidad del sector de las telecomunicaciones, sobre todo en España, pero también en otros mercados, es bastante complicada. Las barreras de entrada han aliviado tanto los costes, que han surgido competidores muy agresivos que han zarandeado a todo el sector. Y las consecuencias se pagan ahora.

Por eso, ha habido que frenar, mirar a todos los lados, y reinventar los servicios. Así, entre otras cuestiones, Telefónica Tech se ha establecido como una de las puntas de lanza que José María Álvarez-Pallete quiere llevar más lejos. Ciberseguridad, inteligencia artificial, ‘big data’… el futuro está encima, y hay que saber acoplarlo. Para ello se está moviendo de manera inorgánica, cuando es necesario; y cambiando conceptos en otros casos.

Además, para esta revolución, Pallete ha esgrimido un discurso propio entorno al humanismo tecnológico. Básico para la sociedad, pero que el presidente de Telefónica lleva años pregonando. No se puede entender la relación con los clientes como hace 20 o 30 años. Los tiempos cambian, y el elefante debe caminar más rápido y ser más ágil en su comportamiento.

Y sobre esos comportamientos, Pallete también se ha guardado muy bien de polémicas, ha sabido hacerse las fotos necesarias, y se ha volcado con la administración pública cuando se ha necesitado. Un ejemplo fue 2020, en plena pandemia, cuando las redes necesitaban estar al 200%, estuvieron al 300%. Sin pedir nada a cambio. Y sin embargo, con la cuenta de resultados algo reinqueante. Porque se sanea deuda, se ejecutan operaciones, pero el negocio parece dormido. Por eso la TV, lo seguros, la seguridad… hay que explorar nuevos servicios, ofrecer más y mejor. Un reto a la altura de Pallete.


- Publicidad -