martes, 19 octubre 2021 0:27

BBVA reitera su mensaje al Gobierno: sin reformas no habrá una recuperación vigorosa

El servicio de Estudios de BBVA da una de cal y una de arena al Gobierno en el “Observatorio Regional del tercer trimestre de 2021”. Por un lado, se reafirma en su previsión de que el PIB español crecerá un 7% este año; por otro, vuelve a poner en un brete al Ejecutivo aludiendo a los cambios necesarios para la sostenibilidad de las pensiones, entre otras cosas.

RECUPERAR NIVELES

BBVA Research prevé que el PIB de España y las comunidades autónomas recupere el próximo año los niveles prepandemia. El servicio de estudios insiste en que la economía española crecerá un 7%, pero avisa de que puede haber piedras que compliquen el camino. “El escenario de recuperación previsto para los próximos trimestres podría verse afectado por la evolución de la pandemia y el avance del proceso de vacunación en los principales países de origen del turismo extranjero”, indican.

Esta piedras pueden ser un muro si no se toman medidas, según recalca el servicio de estudios que dirige Jorge Sicilia.“Existe el riesgo de no abordar las reformas necesarias que permitan crear las condiciones para una recuperación vigorosa, que facilite el máximo aprovechamiento de los fondos NGEU, y consistente con los objetivos medioambientales”.

COLABORACIÓN ESTRECHA

En este punto, consideran que “la colaboración entre gobiernos, con un papel relevante de las autonomías, y con el sector privado, será crucial para elegir y ejecutar los proyectos con mayor impacto sobre el empleo y la productividad”. El banco acota en el “Observatorio Regional del tercer trimestre de 2021” que esto será importante “no solo a corto sino también a largo plazo”.

Asimismo, en once palabras, el banco que preside Carlos Torres Vila vuelve a poner en duda que los cambios que pretende hacer el Gobierno en materia de pensiones sirvan para resolver los problemas que hay en esta materia. En clara referencia al Ejecutivo señala que “la reforma de pensiones mejora la suficiencia, aunque no aborda la sostenibilidad”. En este marco, apunta que los efectos de esta reforma “dependerán de cómo se aborden los desequilibrios que persisten y la equidad intergeneracional”.

LAS PENSIONES

El Gobierno y los agentes sociales firmaron el pasado 1 de julio un  acuerdo para reformar el sistema de pensiones que entrará en vigor a partir del próximo año 2022. Según coincidieron en señalar los interlocutores sociales tras su firma en el Palacio de la Moncloa, supone garantizar la viabilidad del sistema público de pensiones.

Es la primera pata de la reforma de pensiones comprometida con Bruselas en el componente 30 del Plan de Recuperación. Con ella se suprimen dos de los aspectos más polémicos de la reforma de pensiones de 2013: el índice de revalorización que limitaba su subida anual a un 0,25% en situaciones de déficit, y el llamado factor de sostenibilidad.

HABRÁ CAMBIOS

Los coeficientes reductores pasan a ser mensuales frente al cálculo trimestral actual, habrá incentivos para retrasar la edad de jubilación y se restringirán las cláusulas de jubilación forzosa.

NUEVOS DERECHOS

Asimismo, se incluye una batería de medidas por la que se reconocen nuevos derechos o se amplían algunos de los que ya existían. Entre ellos estaca la equiparación de la pensión de viudedad para las parejas de hecho, la extensión del derecho a cotización por todos los programas de formación (becas) vinculados a estudios universitarios o de formación profesional, tengan o no carácter remunerado, y la mejora de los convenios especiales de cuidadores familiares de personas en situación de dependencia, entre otros.

Tras ser aprobada por el Consejo de Ministros, la norma ha aterrizado en el Congreso de los Diputados.Se prevé que entre en vigor en 2022.

Hay aspectos que se han quedado fuera de este primer paquete de reformas. No están el cambio del periodo de cómputo de los años trabajados ni el incremento de las bases de cotización y de las pensiones máximas.

Estos puntos serán tratados en la segunda parte de la revisión del sistema de pensiones, que está previsto que se apruebe el próximo año.

REFORMA LABORAL

Las pensiones no es el único ámbito donde el servicio de estudios de BBVA ha puesto peros a las intenciones del Ejecutivo. Así, BBVA Researchviene manteniendo que el Gobierno debe evaluar los efectos de reformas implementadas en los años anterior antes de revertirlas. Este es un claro mensaje relativo a la reforma laboral. BBVA considera que hay que mantener aquellos aspectos que hayan sido valorados positivamente.

Los cambios que propone el borrador de reforma laboral que el Gobierno ha puesto sobre la mesa afectarían principalmente a los contratos temporales, a la subcontratación y a los convenios, según publicó el diario El País.

Esta reforma pretende primar los contratos a tiempo indefinido y reducir los temporales. Estos últimos suponen en España el 23,8%, el doble que la media de la Unión Europea. También propone que los convenios sectoriales prevalezcan sobre los convenios propios de las empresas, pactados por los empleados con la dirección.


- Publicidad -