sábado, 16 octubre 2021 5:24

Reby busca erradicar los accidentes en los vehículos eléctricos compartidos

Erradicar los accidentes e incrementar la seguridad en la movilidad del vehículo eléctrico compartido. Este es el objetivo que se ha fijado la catalana Reby en las flotas del carsharing. Para ello, se valdrá de la inteligencia artificial y el internet de las cosas, un proyecto que ha recibido el espaldarazo del CDTI.

La firma tecnológica líder para el alquiler del vehículo eléctrico compartido ha iniciado el desarrollo de un proyecto para gestionar y controlar las flotas de vehículos compartidos. Esta solución informática, que será presentada a finales de año, tiene como objetivo la identificación de varios parámetros. Entre ellos, los patrones de conducción de cada uno de los usuarios, conocer el firme de la carretera o los niveles de polución.

Esta empresa catalana se caracteriza por unir a todas las flotas de carsharing de Barcelona en una única plataforma. Este hito se consiguió en 2020, en sólo dos años de vida. De esta forma, el usuario puede escoger cualquier vehículo eléctrico disponible, independientemente de si es un patinete, bicicleta o coche eléctricos. Su negocio se inició con el diseño, fabricación y distribución de vehículos eléctricos de uso compartido.

La empresa podrá limitar la velocidad a un cliente agresivo al volante o que conduzca de forma temeraria

Esta solución de movilidad es un importante cambio tecnológico. El software y el algoritmo que lo sustenta podrá medir en tiempo real el riesgo de colisión de los vehículos. Su sistema pretende conectar todas las flotas de vehículos eléctricos compartidos a un servidor. «Todos los vehículos estarán conectados a un mismo servidor para controlar algunos de los parámetros», han explicado fuentes de la compañía a MERCA2. De esta forma, tendrá el control de los denominados «enjambres» -flotas- a través de la nube.

EL OBJETIVO FINAL ES UN VEHÍCULO EFICIENTE

El cambio no supone un avance hacia el vehículo autónomo. Según han señalado las mismas fuentes, esta conectividad está enfocada a «mejorar la seguridad». El objetivo final es obtener un «vehículo muy eficiente para el alquiler de uso compartido». En este sentido, han destacado que se maximizará el uso de la conectividad «para mejorar la seguridad en nuestras ciudades y recoger datos de estado de carreteras, contaminación y patrones de conducción», entre otros, han señalado.

Vehículo de ‘carsharing’ de la plataforma Car2go

Para evitar la colisión, el servidor recoge los primeros datos de la trayectoria de los vehículos y detecta que dos vehículos puedan estar en rumbo de colisión. «Este primer sistema de aviso de seguridad depende de la conectividad del coche con el servidor«, ha destacado la compañía. En un segundo nivel de seguridad se activarían los microradares instalados en el vehículo. Estos medidores «detectarán la distancia real a la que se encuentra de otro vehículo», aunque no tengan conexión con el servidor.

EL COCHE PODRÍA ACTUAR FRENANDO O ACELERANDO ANTE EL RIESGO DE COLISIÓN, SEGÚN REBY

En los dos casos, el conductor recibirá una alerta en su panel de control. En caso de que no haya reacción, «el coche reaccionará», han afirmado. De hecho, según el riesgo, el coche frenará o bien acelerará, según la decisión que adopte el propio algoritmo y en base a los cálculos de probabilidad para evitar la colisión.

Este avance se presentará en público a finales de este año y por el momento ha recibido el espaldarazo del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), que ha aportado dos millones de euros al proyecto. El montante se destinará para aplicar el internet de las cosas y la inteligencia artificial a la gestión y control de estas flotas.

Estará listo a final de año y permitirá detectar el entorno en tiempo real para prevenir el riesgo de colisiones

Ningún sistema actual a nivel mundial se adentra tan lejos en este campo. «Estará listo a final de año y permitirá detectar el entorno en tiempo real para prevenir el riesgo de colisiones», ha asegurado la compañía.

El proyecto, denominado ‘Nuevo precedente de gestión y control de flotas de coches de uso compartido de altas prestaciones – CAReSS’, ha superado la fase de investigación y diseño. «Se encuentra en fase de desarrollo» de la nueva arquitectura de gestión y control del car-sharing.

Además, Reby desarrollará una nueva tecnología basada en nuevos algoritmos y modelos de inteligencia artificial que permitirán alcanzar una solución tecnológica inexistente hasta la fecha, fundamentada en un mismo sistema de control y gestión del vehículo centralizado desde la nube.

EL ALGORITMO DE REBY PODRÁ LIMITAR INDIVIDUALMENTE LA VELOCIDAD MÁXIMA DE UN CONDUCTOR

Con el proyecto, la empresa catalana podrá obtener patrones de conducción únicos para cada usuario. El algoritmo reconocerá los aciertos y errores de cada uno de los usuarios para poder clasificarlos en función de su estilo de conducción. Con esta premisa, se podrán «realizar acciones posteriores que beneficien la seguridad en la conducción urbana».

De esta forma, la empresa podrá limitar la velocidad a un cliente agresivo al volante o que conduzca de forma temeraria. A quienes realicen una conducción segura se le podrían conceder descuentos en este servicio.

El mismo sistema de control digital permitirá también que cada vehículo actúe como sensor móvil. Con esta ventaja, se pondrán crear mapas distribuidos y descentralizados de polución. También una gestión inteligente de la batería con datos de usuario procedentes de la nube, por lo que se podrán obtener modelos predictivos que anticipen el consumo en función de cada conductor.

Con este proyecto, Reby está afrontando un desafío tecnológico sin precedentes que le permitirá gestionar diferentes datos de la conducción, controlarlos desde la nube y otorgar un elevado valor añadido a su flota de coches eléctricos de uso compartido. Gracias al impacto de este proyecto, Reby prevé un crecimiento del negocio en los próximos años, la creación de nuevos puestos de trabajo y la ampliación de su abanico de soluciones de movilidad.


- Publicidad -