sábado, 18 septiembre 2021 8:57

Que tu móvil no te achicharre, estos trucos harán que no le suba la temperatura

Los dispositivos móviles no suelen calentarse tanto como los ordenadores, ya que su hardware tiene un menor consumo y un TDP más bajo. A pesar de eso, por las reducidas dimensiones y el poco espacio para montar dispositivos de refrigeración, hacen que el móvil pueda alcanzar a veces temperaturas elevadas.

Así que si tienes un móvil o tableta que se calienta más de lo normal, puede deberse a diferentes motivos. El primer paso será identificar el motivo del problema, en este caso ese exceso de temperatura. Solo así podrás atajar el problema para reducir la temperatura.

TDP (Thermal Design Power), o potencia de diseño térmico, es un término empleado en la microelectrónica para referirse a la cantidad de potencia que puede llegar a disipar mediante diversos métodos de refrigeración. De no disiparse, la temperatura de unión de los transistores que integran el chip podría subir por encima del límite seguro y quedar dañado.

La temperatura elevada no solo afecta al rendimiento del dispositivo móvil, que se puede volver lento debido al mal funcionamiento de los semiconductores. También afectará a la vida útil de muchos de sus elementos. Por eso, mantener una temperatura bajo control alargará la vida de tu terminal.

Motivos por los que se eleva la temperatura del móvil

Las causas de que la temperatura suba pueden ser de diversa índole:

  1. Malware: puede que esté infectado con algún malware que está haciendo uso intensivo del hardware. Eso se nota si el móvil baja considerablemente de batería o está muy caliente en momentos donde no lo has usado. Por ejemplo, durante la noche.
  2. Gaming: si las apps que estás usando demandan muchos recursos de hardware y no tienes un móvil potente, estará trabajando al límite y eso eleva la temperatura. Las apps más exigentes son los videojuegos.
  3. Problemas de batería: una batería en mal estado puede hincharse o calentarse en exceso. Especialmente se calientan durante la carga, debido a la resistencia.
  4. Temperatura ambiental alta: en verano o cuando la temperatura del lugar donde está el móvil es elevada, eso disminuye su eficiencia de disipación de calor.
  5. Overclocking: aunque no sea una práctica muy frecuente en un móvil, algunos lo hacen y eso eleva considerablemente la temperatura.

Si alguno de estos casos es el tuyo, puedes ver las soluciones en el siguiente apartado. Si no es ninguna, puede deberse simplemente a un defecto de diseño del dispositivo (algunos ingenieros pecan de optimistas en cuanto a empaquetamiento y disipación de calor) o algún problema de hardware.

Soluciones a los problemas de temperatura

Aquí tienes algunas soluciones sencillas que puedes seguir paso a paso para bajar la temperatura de tu móvil:

  1. Instala un antivirus y/o antimalware (como Malwarebytes) para realizar un escaneo de tu dispositivo en busca de malware. Si lo encuentra elimínalo. Si el problema surge tras instalar alguna de las últimas apps, intenta desinstalar esas apps y comprueba si el problema persiste. Otro recurso sería restablecer el estado de fábrica de tu móvil.
  2. Si usas apps que demanden potencia, como los videojuegos, piensa en cambiar de móvil (a uno más potente) o adquirir un sistema de refrigeración para móviles. En las tiendas encontrarás algunas carcasas que integran ventiladores para bajar la temperatura. Comprueba que no tengas demasiadas apps ejecutándose en segundo plano, eso podría ser otra posibilidad.
  3. Comprueba que tu cargador esté en buen estado. Si puedes, prueba otro cargador y vigila que no se calienta durante la carga. Si no es problema del cargador, es posible que a la batería le ocurra algo, piensa en sustituirla (especialmente si está hinchada).
  4. Si hace calor, deberías pensar en bajar la temperatura ambiental si puedes. O si está sobre una superficie caliente, retíralo de ahí.
  5. Si tienes problemas desde que has hecho un overclock, reviértelo. O usa sistemas de refrigeración adicionales…
[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»71554″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

Ahora ya sabes cómo enfrentarte y solventar los problemas de temperatura de tu dispositivo móvil con estos sencillos trucos… Por cierto, si quieres hacer mediciones de temperatura, puedes usar la app AIDA64 que te aportará datos de los sensores.


- Publicidad -