domingo, 26 septiembre 2021 21:26

Ismael Clemente (Merlin) quiere ser el gran casero de los centros de datos para el 5G

El sector de los ‘data center’ empieza ser interesante para las empresas, incluidas las que cuentan con gran capacidad inmologística. Es el caso de Merlin, uno de los mayores proveedores para alojar este tipo de espacios en la península ibérica. Una de sus últimas inversiones y apuestas, en la que están poniendo toda la carne en el asador, ha sido la alianza con Edge Energy, para la instalación de cuatro centros de datos en Madrid, Barcelona, Bilbao y Lisboa. El objetivo es que dentro de pocos años represente un volumen significativo en su cartera de activos.

Y es que la socimi ha decidido “ampliar nuestra gama de servicios a los clientes dentro de nuestra cartera logística”, llevando a cabo para ello la ejecución de su plan de Infraestructuras Digital. Para ello, y como parte de esta cartera, la compañía ha seleccionado estas cuatro parcelas, que son de uso logístico o industrial, pero que se pueden compatibilizar con la actividad de centros de datos.

Desde la compañía destacan que “esta iniciativa posicionará la cartera de Merlin para la logística digital avanzada”. Igualmente, este movimiento de la compañía está bien estudiado, ya que han calculado que la rentabilidad sobre coste de este proyecto es “convincente y estabilizado de dos dígitos”, debido sobre todo a que estos centros de datos se levantarán en parcelas ya existentes, propiedad de la empresa, y que actualmente no son productivas.

Ahora mismo España es un polo de atracción de este tipo de servicios en la nube. Para Ismael Clemente, consejero delegado de Merlin, indicaba recientemente en una entrevista en Capital Radio que “creemos que va a tener un crecimiento brutal en los próximos 20 años, estamos apostando fuertemente por este subsegmento en el que tenemos depositadas esperanzas de que puedan llegar a suponer un 15% o 20% de nuestras rentas en 2030”.

La compañía tiene un plan en tres fases para desarrollar sus centros de datos

Asimismo, y según Colliers, “en los próximos 5 años, sólo la inversión directa en infraestructuras físicas de ‘data center’ en España podría alcanzar los 3.000 millones de euros y en conjunto, el mercado de ‘Data Centers’, recibirá más de 9.000 millones de euros de inversión”.

PROYECTOS DEL PLAN DIGITAL

Los cuatro proyectos que tiene en marcha la compañía junto a Edge Energy “en los lugares más adecuados”. Para la compañía, estas 4 parcelas cumplen los tres requisitos que pide la compañía para desarrollar sus centros de datos: una baja latencia debido a su proximidad y accesos directos accesos a las grandes ciudades y sus infraestructuras; su proximidad en términos de interconexiones de fibra y estaciones de aterrizaje estaciones de cable; y, por último, la proximidad para el suministro de energía, con subestaciones cercanas que pueden proveer.

Uno de estos centros ya está en desarrollo. Se trata del situado en la A-4, a la altura de Getafe, que cuenta con 22.508 metros cuadrados y una capacidad para 20 MW. Otro de sus centros está en Barcelona, concretamente en PLZF, una de las plataformas más importantes del corredor mediterráneo. La parcela que tiene la compañía cuenta con 22.131 m2 y tendrá una capacidad de 16 MW.

Estos dos proyectos están dentro de la fase I del plan de infraestructura digital de Merlin, la cual es de despliegue. Dentro de este ciclo, la intención de la socimi es construir los 44.639 m2 que combinan los centros de Getafe y Barcelona. El capex se situará en 147 millones de euros, sin contar el coste del terreno.

En la fase II, que la compañía ha denominado de expansión y que se prevé que acabe en 2026 según su plan, se construirán cerca de 32.000 m2 en los proyectos de Bilbao y Lisboa, mientras que llegarán a 58 MW instalados. En este ciclo, el capex es de 428 millones, igualmente sin contar el terreno.

Por último, la tercera y última fase será a “demanda”, según apunta la socimi, dependiendo de las necesidades de sus activos. En esta, se llegarán a instalar la máxima capacidad, 150 MW, en las instalaciones de Álava y Lisboa.

Precisamente estos dos campus del centro de datos tienen una infraestructura para soportar construcciones de hiperescala. Esto es, se pueden ampliar con el tiempo, pasando de tener 20 MW en una primera fase a más de 100 MW cada uno. Igualmente, sus superficies son ampliables, pasando de 23.153 m2, en el caso del de Álava, a 102.466 m2 en un futuro. Por su parte, el de Lisboa pasará de 32.982 m2 a 74.555 m2.

En total, todos estos proyectos de la compañía suman 80 MW, muchos más que todas las demás inversiones hechas por otras compañías, por lo que Merlin tiene la opción de convertirse en el gran casero de los datos en España. Y es que la inmobiliaria prevé una “estabilización convincente de dos dígitos en el rendimiento anual del 11,2%”, lo que apuntala la viabilidad de este negocio.


- Publicidad -