domingo, 26 septiembre 2021 20:24

La Gula del Norte: esencia gourmet para bolsillos en crisis

Muchos de los productos que asociamos al lujo provienen del mar, principalmente el marisco. Sin embargo, Angulas Aguinaga emergió para quitarnos esa idea de la cabeza. A través de La Gula del Norte, Krissia y Aguinamar han conseguido comercializar productos gourmet a precios accesibles a todos los bolsillos sin perder la calidad del producto original.

La marca más conocida de la compañía es, sin lugar a dudas, La Gula del Norte que acaba de cumplir 30 años. Según la empresa, su producto es un sustituto natural de la angula. Para el CEO de la compañía, Ignacio Muñoz Calvo, esta marca es su origen. “Para nosotros pensar en La Gula del Norte es pensar en el origen de la compañía, en el momento en el que Angulas Aguinaga abandona la actividad pesquera para comercializar un sucedáneo de la angula. De hecho, nos convertimos en creadores de una nueva categoría”, declaraba en el aniversario.  

Después de su éxito, Angulas Aguinaga decidió seguir ampliando su porfolio en el mundo del pescado y en 2017 lanza Aguinamar. Esta marca fue toda una revolución para el sector ya que permitía comercializar mejillones, pintxos, pulpos o platos completos de pescado en envases aptos para el microondas y listos para servir. Dando un paso más y haciendo crecer su imperio del mar, en 2020 incorporó Krissia, marca referente de los palitos de cangrejo.

Hace apenas unos meses la compañía vasca compró Copesco & Sefrisa, empresa española líder del mercado de ahumados, bacalao refrigerado y huevas de pescado en el mercado español. “Esta compra es un paso muy importante porque nos da una posición de liderazgo en dos categorías clave como salmón y bacalao”, señalaba el CEO.

Buscan ser una multinacional más allá del mundo del pescado, traspasando las fronteras europeas

SALTO FUERA DEL PESCADO

Uno de los objetivos que tenía marcado Angulas Aguinaga era dar el salto fuera del pescado. A mediados de 2019 adquirió la patente a nivel europeo de huevo frito congelado y refrigerado. Todos sus ingredientes son naturales y de calidad, siguiendo así la máxima de todos los productos de su porfolio. Además de la patente, la empresa compró las máquinas necesarias para su producción, que están ubicadas en la planta de Burgos. Para llevarla a cabo la empresa realizó una inversión de casi 3 millones de euros.  

Todos estos movimientos han traído sus frutos. En 2020, la empresa facturó 250 millones de euros, un 13,6% más en comparación con los 220 millones ingresados en el ejercicio anterior. Angulas Aguinaga tiene también un ambicioso plan estratégico que comenzó el pasado 2020 y tiene como fecha de finalización 2025. La compañía bautizó a este plan como ‘Nos salimos’ cuya previsión es alcanzar los 450 millones de euros en 2025.

Además, también quiere salirse del pescado, incorporando nuevos ingredientes, así como explorar mercados más allá de Europa. “Queremos convertirnos en una multinacional de la alimentación con dos ideas claras: salirnos de la pescadería y salir hacia Europa. Queremos elaborar platos preparados de carne, pasta, verduras, además de toda la alimentación que viene del mundo del pescado”, señala Muñoz. Con este movimiento, Angulas Aguinaga espera incrementar en un 43% su facturación exterior para 2025.

La compañía vasca, nacida en 1974 y revolucionando su negocio en 1980, es actualmente la líder del mundo de la pescadería en España. Angulas Aguinaga tiene una filosofía de innovación, esto es lo que la ha hecho crecer y la ha catapultado a la fama. Ya no es imaginable una cena de navidad sin La Gula del Norte. Ese objetivo es el que tiene la empresa con el resto de marcas.


- Publicidad -